jueves, 15 de junio de 2017

Fan Fic: Snow y el Hada Oscura


Estrenamos un nuevo fic que nos narra una untold story que siempre hemos querido conocer, la de cómo Snow consiguió los polvos del hada oscura en el tercer episodio de la primera temporada; y que nos trae nuestro seguidor Kevin Maleficent.

Este One-Shot contará la historia de cómo Blancanieves consiguió los polvos del Hada oscura (Maléfica) que utilizó en el capítulo 3 de la primera temporada y cómo Maléfica tenía el espejo con el que viajar al País de las Maravillas que le robó la banda de Robin Hood en el capítulo 3 del spin-off Once Upon a Time in Wonderland.


Dejé atrás el frío paso entre las montañas hacia el castillo de Maléfica, me estaba llevando más días localizarlo de lo que planeé pero por suerte ya se podía ver el bosque prohibido, en cuyo interior se oculta su castillo. El sol comenzaba a ocultarse dando paso a la oscuridad de la noche, momento en el que las criaturas que custodiaban el bosque despertaban y acechaban a los intrusos. Lo más sensato era acampar en la copa de un árbol y proseguir el viaje al amanecer. Me desperté con los primeros rayos del alba, bajé y seguí mi camino hasta llegar al castillo.

Atravesé el puente colgante que conducía hasta él, parecía que en cualquier momento se derrumbaría por el peso de la nieve y lo antiguo que era, bajo él podía verse un extenso bosque de espinos negros en los que se podía ver algún cadáver. Quedé impresionada una vez llegué a la entrada del castillo. Estaba muy deteriorado y varias esculturas demoníacas adornaban ambos lados de las viejas puertas de hierro que lo protegían.

Utilicé una cuerda para escalar las puertas y penetrar en el interior. Preparé mi arco y caminé apegándome a las paredes para evitar ser descubierta. Usé nuevamente la cuerda para llegar hasta una de las ventanas cercanas a una torre que estaban abiertas. Entré por ellas cayendo en un extenso pasillo que terminaba en unos escalones donde se encontraba un Trono, tenía a ambos lados unas alas de murciélago, tras él había una enorme cristalera con la silueta de un dragón negro azabache y ojos de esmeralda por los que entraba la luz del sol, iluminando así toda la sala. 

“Os estaba esperando” dijo una voz junto a mí, antes de que terminase le apunté a la cara con el arco, era uno de los esclavos de Maléfica, un hombre de mediana estatura que tenía la cara algo deforme, me informó de que ella me esperaba en la sala del trono y lo acompañé subiendo unas escaleras al final del pasillo que daban a otro en un segundo piso, en el que a ambos lados decoraban extraños objetos. Tras entrar en la sala, el esclavo se marchó cerrando las puertas, guardé mi arco y me acerqué hasta unos sillones de madera que estaban junto a una chimenea en la que aún quedaban algunos troncos sin consumir, un escalofrío recorrió mi espalda al ver cómo un fuego verde prendía la chimenea, haciéndome retroceder varios pasos.

-Parece que un copo de nieve se coló por la ventana -dijo burlona la mujer-

Al oírla, me giré para poder verla, era tal y como la describían en los libros, una hermosa mujer que lucía unos cuernos negros simulando los de un demonio, su cetro tallado en madera estaba enroscado por la cola de un dragón plateado incrustado en el extremo superior donde protegía un orbe de cristal con sus alas. Me miraba fijamente con sus ojos azules mientras me sonreía y me invitó a sentarme en uno de los sillones junto a ella.

-No acostumbro a recibir visitas de la realeza, ¿a qué se debe el honor? -dijo mientras servía un poco de vino en unas copas, ofreciéndome una de ellas-

-Veréis… mi madrastra lleva años intentando asesinarme y ha masacrado pueblos enteros en mi búsqueda, secuestrando a los niños para entrenarlos y convertirlos en sus nuevos guardias y a las niñas en sirvientas, pensé que igual una bruja tan poderosa como usted podría ayudarme a detenerla -tragué saliva al terminar, ella miraba sonriente el fuego mientras me escuchaba-

-La malvada reina Regina, le alegrará saber que su querida hijastra fue en busca del lobo a recurrir ayuda –dijo mirándome fríamente mientras tomaba un poco de vino-

-¡Esperad! Puedo pagaros con oro, cuando recupere el reino podréis quedaros con todo el que gustéis. –Imploré levantándome y quedándome tras el trono cogiendo un cuchillo sin que ella me pudiera ver-

-El oro no es más que otro despojo salido de las entrañas de la tierra, sin embargo… hay un duendecillo que tiene algo que podría serme útil -el orbe de su cetro comenzó a brillar y las llamas de la chimenea comenzaron a tornar su aspecto hasta parecerse a un pequeño espejo de mano- traédmelo y os entregaré unos polvos capaces de convertir a cualquier ser en un inofensivo insecto.

-oculté el cuchillo y me acerqué para observar mejor la forma del objeto- Pero me llevará varios días llegar a su castillo y volver hasta aquí. La reina seguirá asesinando a aldeanos inocentes.

-Os transportaré al camino que lleva hasta él, estaréis a pocos metros para que no detecte mi magia, una vez consigáis el objeto pronunciar mi nombre y os traeré de vuelta. Si por un casual el oscuro descubre que os he enviado yo para robar el objeto, le entregaré a la reina vuestro corazón en una bandeja de plata –terminó diciendo Maléfica mientras daba un leve golpe con su cetro en el suelo haciendo que una nube de humo negro me rodease soltando ella una aterradora carcajada-

Aparecí en un camino a pocos metros del castillo del ser oscuro, caí de rodillas nada más aparecer ya que no estaba acostumbrada a ese tipo de “viajes” si es que se le podía llamar de algún modo. Me levanté, sacudí mis rodillas y proseguí mi camino. La entrada estaba abierta, un frondoso jardín rodeaba el castillo en el que varias rosas rojas y blancas formaban un pasillo hasta la entrada principal. Abrí las puertas asegurándome de que no hubiese ningún guardia cerca, caminé por la sala hasta llegar al centro de la misma donde había una pequeña mesita circular de madera en la que había un ramillete de rosas.

-¿Qué os trae por mi morada, querida? -escuché tras de mi-

-He oído que custodiáis un espejo con el que viajar a otros reinos, ¿es cierto? –Pregunté sin dudar girándome para verle de frente-

-Así es mas, no estoy interesado a desprenderme de él. ¿Para qué lo necesita una joven princesa como vos? –insistió el oscuro observándome mientras caminaba a mi alrededor-

-Me giré para mirarlo a la cara- Mi madrastra está arrasando mi reino, a masacrado pueblos entero en mi búsqueda, con ese espejo podré despojarla de sus poderes y enviarla presa a un reino lejano del que no podrá volver.

-Como bien sabéis, toda magia conlleva un precio, ¿estaríais dispuesta a pagarlo para salvar la vida de unos simples plebeyos? –Sonrió mirándome finamente a los ojos mostrando esa irritante sonrisa-

-Sin lugar a dudas, ¿Qué queréis a cambio? –Afirmé sin dudarlo-

-No poseéis nada de valor para mí, al menos aún, en el futuro tendréis un objeto que me sería de mucha utilidad, os entregaré el espejo a cambio de él.

No sabía de qué se trataba pero dada la situación no me quedaba más remedio que aceptar. Él invocó un contrato y una pluma, me indicó donde firma y terminé así nuestro pacto. Tras soltar su irritante risilla hizo aparecer el espejo ante mí, lo cogí sonriéndole con ironía y salí del castillo, cuando estuve alejada varios metros llamé a Maléfica y me vi envuelta en el mismo humo que me trajo hasta aquí. Aparecí en el salón de Maléfica donde ella me agarró del brazo en el que sostenía el espejo ya que nuevamente iba a caerme.

-Cuidado querida, habéis pagado un alto precio como para que se rompa tan fácilmente. –Sonrió al ver que había conseguido cumplir la misión-

-He cumplido mi parte Maléfica, entregadme los polvos.

Ella cogió el espejo y lo observo durante unos minutos mientras se acercaba a una gran mesa rectangular al final de la sala dejándolo allí, se giró y chasqueó los dedos haciendo aparecer un pequeño corazón de cristal, el cual estaba lleno de los polvos mágicos.

“Usadlos con cautela, ya que una vez lanzados no hay vuelta atrás” decía mientras me lo ponía en el cuello. Le agradecí su ayuda, salí al exterior del castillo y puse rumbo al de Regina, antes debía pasar por las tierras del Rey Midas así que lo mejor sería asaltar algún carruaje de la corte para hacer más placentero el viaje.


NOTAS Y NORMAS:
1. Debes tener cuenta de google para poder comentar.
2. Respeta la netiqueta.
3. Puedes opinar lo que quieras (a favor o en contra de los episodios, personajes, guionistas, etc.) pero siempre respetando a los demás comentaristas.
4. Está prohibido poner enlaces en los comentarios.
5. Siempre que quieras comentar un spoiler indica SPOILER al comienzo de tu comentario
Gracias. 
Síguenos en Facebook y Twitter para estar al día de lo que publicamos en el blog.

11 comentarios:

  1. Ha sido entretenido de leer y está buena tu descripción y caracterización de Maléfica. Pero caes en dos plot holes, uno suave y uno más grave.

    El suave es que los Two dejaron claro que en OUAT Maléfica no es un hada, sino una bruja con todas las letras. El grave es que Blancanieves no sabía nada de Rumpel hasta el 1x10, y ésto claramente ocurrió antes. Rumpel también es evidente que es en esa escena cuando la conoce.

    Pero está bien, después de tantos años debes haberte olvidado, no todos son unos locos expertos jeje, e igualmente se agradece el intento de querer responder ese interrogante.

    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura!

      mira que habré visto veces la temporada 1 pero no caí en eso que dices u_u" en este fic quise que Maléfica fuese el hada oscura aunque en la serie dejasen claro que es una bruja (cosa de la que en parte me alegro).

      Me alegro de que te haya gustado y estaré más atento para próximos fics que haga =)

      Eliminar
  2. Hola Kevin, me alegro que te hayas decidido a tomar la pluma(el teclado de nuevo), descubrí tus fic de hace varios años pues me salió como sugerencia cuando yo escribí algo, siempre centrado en un personaje: Maléfica. Espero sigas escribiendo.
    Saludos
    PD. Vamos a tener que cuadrar con Trish un día para cada uno de tantos fic que estamos escribiendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maléfica es el personaje con el que más me he identificado siempre, por eso me gusta escribir sobre ella y dejo algo apartados a los demás personajes, en los próximos que haga intentaré darle menos protagonismo y centrarme igual en otros pj.

      Eliminar
  3. Mmm... Bastante interesante y despeja mis dudas de paso 😀


    Gracias por escribir y compartirlo con nosotros 📝😊


    Saludos 😃

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leerlo y me alegra que te haya gustado!

      Eliminar
  4. Excelente fic... ame a Maléfica.. en tu fic tiene mas "glamour" que en toda la serie. muy pero muy buen trabnajo. Ahora faltaría una "precuela" explicando como le llego ese polvo de hada negra a Malefica.<
    una pregunta, la hago aquí porque no se donde ponerla, no hay una sección o algo así en este blog donde pueda encontrar fics mas fácilmente que solo en el buscador que viene en el blog?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El polvo del hada negra lo tenía porque ella era el hada negra en este fanfic, quise cambiarlo un poco a como es en la serie.

      Y en cuando a lo de los fanfics yo los suelo buscar por el buscador, no sé si hay otro modo =s

      Eliminar
  5. Kevin, me gusta tu fic. El detalle de que aquí Maléfica sea el hada oscura me parece muy bueno.

    Solo me parece un poco raro el trato que hace Snow con Rumple. Se supone que eso valioso de lo que habla Rumple es Emma,no?. Entonces Rumple quiere quitársela a Snow,y no lo hace por el hechizo?.
    Quizá es que no entendí bien esa parte.

    En fin,en general,un buen fic. Saludos!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado Nova. El trato con rumpel no lo especifiqué pero el objeto valioso que tendría en el futuro y se lo cambiaría es el guante de midas con el que puedes conocer la debilidad de tus enemigos. Es un fic parecido a la serie pero no al 100% porque se me escaparon algunos detalles ^^"

      Eliminar
    2. Gracias por aclarar lo que quería Rumple en el trato, Kevin.

      Aunque el guante que mencionas creo que no era de Midas. Si no me equivoco,el guante estaba en Camelot,y Guinevieve lo tenía, por eso el DO hizo un trato con ella : el guante a cambio de arena de Ávalon,que repara, en apariencia,algo roto.

      Pero, cono tu bien has dicho, tu fic es parecido a la serie,pero no idéntico,y me parece bien. Prefiero mil veces a Maléfica de hada oscura xD.

      Eliminar

Queremos saber tu opinión, ¡deja tu comentario!
Notas y normas:
1. Debes tener CUENTA DE GOOGLE para poder comentar.
2. Respeta la netiqueta.
3.Puedes opinar lo que quieras (a favor o en contra de los episodios, personajes, guionistas, etc.) pero SIEMPRE respetando a los demás comentaristas.
4. Está PROHIBIDO PONER ENLACES en los comentarios.
5. Siempre que quieras comentar un spoiler en alguna entrada donde el tema no sea de Spoiler (por ej. en Curiosidades) indica SPOILER al comienzo de tu comentario.
Gracias.