sábado, 6 de mayo de 2017

Fan Fic: The Black Fairy


Nuestro seguidor Martín is not impressed nos trae su propia versión del origen de la Black Fairy,  la historia no contada de Fiona que le hubiera gustado ver en el 6x19.

Más de mil años atrás…

Aparece la Black entonces llamada Fiona. Ella era la que se encargaba de romper hechizos y maldiciones de los magos oscuros. No obstante, como no había Dark One, a excepción de los de Maléfica, la mayoría se deshacían con un poco de polvo de hada.

Fiona: La magia negra de Maléfica es cada vez más poderosa, tengo que buscar nuevas formas de deshacer sus maldiciones.

Blue: ¿Y qué pretendes? ¿Usar magia negra para ello? ¿Te ha cegado tu objetivo? 

Y así, el hada que se suponía que rompía hechizos, pasó a crearlos ella misma ya que ¿Cómo los iba a romper si ni siquiera se habían inventado primero? Entre sus múltiples creaciones se encontraban la extirpación de corazones, la petrificación y un maleficio tan siniestro y oscuro que no tenía nombre. Su impío poder aterraba a cualquiera y por ello se había quedado sin nombre. Para evitar confundirlo con otra, se le puso el nombre de Maldición Oscura (Dark Curse). 

Con el paso del tiempo, Maléfica, la emperatriz del mal, se había quedado en la sombra de un hechicero conocido como el Ser Oscuro. Si bien se le había llamado de muchas formas, todos compartían el mismo poder. A Fiona eso ya no le importaba, las hadas desconfiaban de ella y Blue estaba cada día más pesada. Parecía que lo hacía adrede. Le habían asignado otra tarea, sería un hada madrina y cuidaría de los niños. 

Conforme las décadas fueron pasando, ella cada vez se centraba más en los niños y se había convertido en su pasión. Concretamente, el pequeño Malcolm la había conquistado. EL pequeño, sin saberlo ni pretenderlo, había encandilado a su hada con esas dulces risas y su carita de ángel. No obstante, los padres del pequeño tenían una relación complicada.

Scott: Mujer ¿Dónde demonios te has metido?

Elisabeth (Eli): Estaba tapando a Malcolm, ¿Es que no me oías?

Scott: Baja de una puñetera vez.

Así, la humilde campesina descendió las escaleras de madera y se encontró cara a cara con tu marido.

Scott: Te he dicho muchas veces que no me desafíes. No estoy de buen humor para tus juegos.

Eli: ¿Juegos? ¿Dónde te crees que estaba? ¿En la taberna? No me voy a enfadar porque he tenido un gran día ¿Sabes lo que he hecho? He estado toda la tarde con Malcolm.

Y así, la pareja volvía a discutir. Fiona jamás entendía porque se peleaban por esas tonterías. Sin embargo, entendía muy bien la felicidad de Elisabeth, el pequeño Malcolm deleitaba a todo el mundo. 

De pronto, algo la sorprendió. Aunque no era la primera vez que le pegaba, sí era la primera vez que la hacía sangrar. 

Eli: Detente, te lo ruego, ya basta.

Scott: Cállate, estoy harto de ti. De tus absurdas razones para estar contenta. No es más que un mocoso patético que no va a llegar a nada. Toda su vida será un miserable campesino, se arrodillará y besará los pies de cualquier noble que se lo pida, por muy bajo rango que tenga. ¿Por qué le consientes tanto?

La discusión fue subiendo de tono. Fiona no entendía a los humanos puesto que las hadas no discutían, simplemente hablaban o se marchaban por un tiempo. Un golpe sacó a Fiona de sus pensamientos y despertó a Malcolm. Cuando bajó las escaleras se encontró con su madre en el suelo.

Malcolm: Papá ¿Por qué está mamá durmiendo en el suelo?

Scott: No te preocupes pequeño, pronto te reunirás con ella.

Y con esta frase, empezó a pegar a Malcolm. El pequeño lloraba sin cesar. Fiona no lo pudo aguantar más, ver ese espectáculo tan grotesco la alteró por completo. Con un gesto de la mano, petrificó a Scott y fue a curar al pequeño. ¿Qué pasaría con él? Se preguntaba, sin sus padres para defenderlo, probablemente terminaría como un esclavo. En realidad, poco importaba puesto que la única diferencia entre un campesino y un esclavo era la libertad, por lo demás trabajaban brutalmente para sobrevivir. 

Con el paso de los años, el pequeño Malcolm había dejado de ser tan pequeño. Tenía muchos amigos y era muy apuesto. Era ese tipo de persona que cualquier humano aspiraba a ser, aquella que caía bien a todo el mundo. Sin embargo, Fiona estaba cada vez más molesta, la petrificación de Scott le había salido muy cara y Blue la seguía a todas partes. Además, cada vez que alguien se juntaba con Malcolm le entraban ganas de asesinarlo. Era suyo. Absolutamente suyo y no iba a dejar que nadie se lo llevase de su lado. Así, durante un par de años, los amigos de Malcolm se fueron marchando. Aunque parecía cosa de ellos, Fiona les extirpaba el corazón y les ordenaba que se marchasen.

No obstante, hubo un detalle que estaba pasando por alto, Malcolm había crecido. Ya no quería jugar con sus amigos. Quería jugar con sus amigas a cosas cada vez más atrevidas. Ella las maldecía ¿Cómo se atrevían a quitarle a Malcolm? Era suyo y de nadie más. Después de una noche de pasión, placer y desenfreno con Malcolm, sufrían la ira de Fiona. Las transformaba en bichos y las pisaba. No obstante, como eran muchas y ella se cansaba de usar su magia en criaturas tan patéticas, decidió buscar un método de ahorrarse el esfuerzo. Mientras estaba en una de las minas, su odio se expandió hacia los cristales y se tornaron negros. Cuando los enanitos lo obtuvieron, ella se llevó todo con intención de ver qué podía hacer. Se llevó una grata sorpresa al ver su magia en acción. Así, empezó a usar su polvo para convertirlos en bichos.

Un día se hartó de ser una observadora, quería estar con Malcolm, quería ser todo para él. Adoptó tamaño humano y escondió las alas. Tras un par de días, consiguió llamar la atención de Malcolm y el tan ansiado día para ella llegó. Aunque lo había visto desnudo muchísimas veces, le encantaba saber que estaba así por ella. Día tras día, se acostaba con aquel al que juró proteger. Un día, descubrió que estaba en cinta.

No sabía cómo contar la historia a Malcolm ni que iba a decir a las demás hadas.

Un día se armó de valor y se lo contó. El veinteañero se sintió muy orgulloso de haberse acostado con un hada ya que se decía que eran unas tiranas de la moralidad y la decencia. Se creían capaces de decidir lo que estaba bien o mal en base a su propio criterio. De jugar con las vidas de los demás en base a sus absurdas creencias, que no eran realistas ¿Qué iba a saber un hada, que jamás se habían pasado más de un par de minutos seguidos a ras del suelo, sobre la vida humana? Saber que una de ellas había caído tan bajo y se había rebajado a hacerle cosas que ni la más vulgar humana le habría hecho, le hacía sentir pletórico. 

Los meses fueron pasando y la tripa de Fiona fue creciendo. Hacía un par de días que no iba a por polvo de hada y apenas le quedaba del oscuro, no quería que las otras hadas supieran lo que le pasaba. Un día, su bebé se dispuso a nacer. Ella estaba absolutamente convencida de que la odiaba incluso antes de nacer. No le dejaba volar tranquila, no le dejaba dormir, le pegaba patadas y le privaba de estar con Malcolm, que ya había vuelto a tener relaciones con otras personas. Cada vez que volvía a aquello que llamaban hogar con una sonrisa de par en par, le entraba un cabreo impresionante que recorría todo su cuerpo. Cuando nació no sólo ella lo sintió sino también el resto de las hadas. Bajaron a ver qué le había podido pasar a un hada tan poderosa como Fiona ¿Se habría encontrado con Zoso? ¿Acaso Maléfica la había localizado? 

Cuando llegaron Blue observó cómo sujetaba de aquella manera a aquel bebé recién nacido que, aunque todavía estaba cubierto de un líquido viscoso, se distinguía claramente que era un niño.

Blue: ¿Qué has hecho Fiona? ¿Cómo has podido tener a un niño? Las hadas no tenemos más niños que aquellos a quienes protegemos.

Fiona: No te preocupes, te puedo asegurar que he protegido al mío.

Fiona empezó a convertir a sus compañeras en bichos, a petrificarlas y a lanzar bolas de fuego a diestro y siniestro. Si bien sus llamas no eran tan intensas como las de Maléfica, achicharraban a sus enemigas con precisión.

Cuando encontró a Malcolm, se llevó una desagradable sorpresa. Estaba con otras, mientras que ella estaba dando a luz él estaba con otras, le había dejado sola para irse con OTRAS. 

Con un gesto convirtió a las humanas en polvo. No le dio tiempo a vestirse. Furiosa con el humano que lo había traicionado, poco quedaba en su memoria de aquel dulce niño. 

Fiona: ¿Cómo te atreves a humillarme así? 

Malcolm: Querida, soy muy joven para quedarme quieto. Algo tendré que hacer mientras que estabas ocupada ¿No? Vamos Fiona, no te enfades. 

Se atrevía a burlarse de ella, le había pillado desnudo con otra, mientras ella estaba dando a luz a su hijo, completamente dispuesto para el coito, y se burlaba de ella. Además, no paraba de mirarse en el balde de agua de la habitación.

Fiona: No es necesario, querido. A partir de ahora, podrás hacer lo que te dé la gana. Aprenderás a responsabilizarte de una vez, te va a salir muy cara tu traición.

Con un gesto de la mano, el hermoso veinteañero se convirtió en un cuarentón, feo y maloliente.

Fiona: Disfruta cuidando de nuestro hijo, querido. 

Y con estas palabras, Fiona se marchó hacia la colmena de las hadas.

Cuando llegó a la cámara del polvo, se quedó sorprendida al ver a muchas hadas vivas.

Blue: Has hecho mucho daño. Vas a pagar por ello. Exiliada quedas de entre nosotras, ya no eres un hada y nunca más lo serás.


Así, la Blue unió su magia a la del resto de sus compañeras y con mucho polvo de duende usado desde una de las varitas más poderosas que alguna vez se hubieran creado, desterraron a Fiona a un mundo en el que no podría herir a nadie más. Para evitar que alguien intentase ayudarla. Decidió que a partir de ese momento dejarían de usar su nombre y se referirían a ella como el Hada Oscura. No obstante, no se acordaron de quitarle su posición como hada madrina, cosa que luego usaría para viajar al bosque encantado a secuestrar niños para que trabajasen en las minas y le fabricasen polvo de hada, ni tampoco se percataron de que aquel chico al que la Black había maldecido había llegado a un mundo mágico llamado Neverland, en el que se convirtió en Peter Pan y disfrutaría de una existencia joven y casi invulnerable, puesto que era prácticamente inmortal.


NOTAS Y NORMAS:
1. Debes tener cuenta de google para poder comentar.
2. Respeta la netiqueta.
3. Puedes opinar lo que quieras (a favor o en contra de los episodios, personajes, guionistas, etc.) pero siempre respetando a los demás comentaristas.
4. Está prohibido poner enlaces en los comentarios.
5. Siempre que quieras comentar un spoiler indica SPOILER al comienzo de tu comentario
Gracias. 
Síguenos en Facebook y Twitter para estar al día de lo que publicamos en el blog.

8 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho esta historia alternativa, queda mucho más creíble y además explica por qué puede ir a por bebés y también la personalidad de Malcolm y ese deseo de ser joven. Que la Black sea hada desde un principio me gusta mucho más de lo que nos vendieron. Lo que más me ha gustado es que la Black sea tan posesiva, eso sí es una villana de verdad.

    Lo único que cambiaría sería la velocidad del destierro, o sea, metería una batalla épica de la Black contra el resto de hadas con cameos de Tink, Tigrilla and company.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando ella regresó a la colmena, pensaba que ya había matado al resto y por eso se sorprendió al ver tantas con vida. La batalla épica la concebí cuando la Blue y el resto bajaron y vieron que Fiona había tenido a Rumple, pero ahora que lo dices, creo que la tendría que haber desarrollado más. Aunque no están mencionadas, entono el mea culpa, sí que pensé en Tink, en Tigrilla, Nova,etc.
      De hecho, por motivos de tiempo se me fueron algunas ideas que volvieron.
      Pensaba poner como consecuencia de la relación Black-Malcolm que las hadas no se pueden relacionar y la prohibición de adoptar forma humana.
      Pensaba escribir que Tigrilla fue a Neverland siguiendo al por entonces Malcolm y Rumple y que cuando los encontró se halló frente a Peter Pan, que la despojó del escaso poder con que la Blue le dejó.
      En cuanto a Tink, por su forma de ser (juvenil, alegre y rebelde por lo que creía justo), pensaba que en aquel entonces no había nacido o era muy joven y colaboró juntando su magia con el resto de las hadas para desterrarla.
      Pero sí, tienes razón, debería de haber desarrollado más el destierro. La parte del capítulo en el que la destierran me influyó más de lo que pensé.
      Muchas gracias por comentar y me alegro de que te haya gustado ;)

      Eliminar
  2. Bueno, aunque la historia es más interesante que la nos plantaron en la serie, me disgusta el hecho de que Fiona enloquezca con Malcolm. Es como un regalo envenenado: me gusta más que la serie, pero me gusta menos que la serie xD.
    Tampoco me ha convencido esa vida tan plena que tenía Malcolm. En la serie, su padre lo vendió a un herrero.

    Por el resto, bien, quizás habría puesto una batalla épica, como dice Tinker Belles, pero bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 3 temporadas después y todavía no sabía que había sido vendido a un herrero.
      Más que vida plena, creía que lo había puesto como que con su juventud y belleza podía conseguir, dentro de unos límites, lo que quisiera.
      Muchas gracias por comentar y decirme que había sido vendido, aún no lo sabía :)

      Eliminar
  3. El hecho de que en esta historia Fiona fuese mucho más antigua que Nimue y que realmente hubiese estado practicando magia oscura me ha gustado, porque encaja más con el tipo de villana que nos querían vender. Eso ha sido un punto positivo.

    El hecho de que estuviera tan obsesionada con Malcolm no sé si me ha acabado de convencer, pero al menos vemos que Fiona no quería saber nada de Rumple, que no era una "buena madre" como lo que nos obligaron a ver en el 6x19, que realmente le disgustaba tener ese hijo.

    Y opino, como dicen por arriba, que quizás la batalla tendría que haber estado más desarrollada, porque me he quedado con la sensación de que todo sucedía muy rápido, como en el 6x19.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Hola amigos, escribí otra historia alternativa para explicar el hada oscura, como hago para incluirla, la debo poner aquí o se debería crear un nuevo blog, de ser así necesito saber a que correo enviarla para que se publique. Básicamente inserté la historina en momentos que todos hemos visto aunque modifiqué el final.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,Aquiel,creo que tienes que enviarles tu historia a las administradoras por correo electronico,y ellas la cuelgan en el blog.
      En la pestañita donde pone " contacta", en el blog,tienes el correo electrónico de las administradoras.
      Yo nunca he publicado ningún fic,pero me parece que así es como se hace 😊

      Eliminar
  5. Martín, tu fanfic esta muy bien. Es muy parecido a como yo esperaba que fuera el 6x19.

    Me gusta que la Black sea mala desde un principio,y simplemente, porque es así,sin ningún trauma. Y que Blue la vigile de cerca,cosa que en el 6x19 no ocurrió hasta que ya era tarde.

    En cuanto a Malcom,me gusta que le describas como alguien inmaduro que se vale de su físico para conseguir lo que quiere.

    Lo único,como ya han comentado,es que me habría gustado que la batalla de la Black con las hadas estuviera un pelin mas descrita. Pero quitando ese detalle,el fanfic me ha gustado.

    ResponderEliminar

Queremos saber tu opinión, ¡deja tu comentario!
Notas y normas:
1. Debes tener CUENTA DE GOOGLE para poder comentar.
2. Respeta la netiqueta.
3.Puedes opinar lo que quieras (a favor o en contra de los episodios, personajes, guionistas, etc.) pero SIEMPRE respetando a los demás comentaristas.
4. Está PROHIBIDO PONER ENLACES en los comentarios.
5. Siempre que quieras comentar un spoiler en alguna entrada donde el tema no sea de Spoiler (por ej. en Curiosidades) indica SPOILER al comienzo de tu comentario.
Gracias.