sábado, 7 de marzo de 2015

Fan fic: ¿Final feliz?

En este fan fic creado por Oncer NaiRegina y Robin hablan acerca de su relación tras el regreso de Marian. ¿Realmente los villanos pueden tener un final feliz?

Regina cerró la puerta de un portazo y se deslizó contra ella hasta quedar sentada en el frío piso.
Las lagrimas que había contenido desde que salió del Granny's comenzaron a descender por su rostro, dejando un rastro salado. ¿Por qué a ella?
Regina se sentía... derrotada, rota y sobre todo estúpida. Por besarle por primera vez, por darle su corazón, por enamorarse sabiendo que los villanos no tienen un final feliz.
O al menos, ella no tendría un final feliz.
Tal vez... podría hacer desaparecer a Marian y...
¡No! Ella había cambiado, por Henry. Y cumpliría su promesa, no volvería a los viejos tiempos.
Luego de tantos años de esconder sus sentimientos tras su papel de la Reina Malvada había tirado todo a la basura y arriesgó aquél muro que protegía a la verdadera Regina para estar con él.
Si ella no le hubiera besado, esto jamás habría sucedido. Se habría ahorrado, lo que ella creía, un dolor innecesario.
Una nueva punzada de dolor le oprimió el pecho al recordar su reconfortante aroma a bosque, en la sensación de protección al estar en sus brazos, en sus cálidos labios, en sus hermosos ojos azules, su...
Regina sacudió la cabeza para borrar esos pensamientos de su cabeza, pero no era posible engañar a su corazón. Decidió que seguiría con su vida normal como si nada hubiera ocurrido entre él y ella.
Agotada, se limpió las lágrimas y subió a su cuarto. En cuanto se acostó, se sumió en un sueño profundo.


Robin se sentó en un tronco. Precisamente, el tronco donde él le había robado la carta de Regina y la había leído.
Regina.
Cuánto la extrañaba.
Había soñado infinidades de veces con que Marian regresara algún día. Ahora que había regresado, Regina estaba herida, Marian y Roland estaban confundidos y él se sentía culpable.
Había hablado con Marian, quien no se había tomado muy bien la noticia.
¿Por qué?—Las lágrimas empezaron a bajar por sus mejillas.
Lo siento, Marian. Es solo que, quise intentar ser feliz, de nuevo.—Dijo Robin, su voz denotaba culpa.
Y lo entiendo, Robin... Pero ¿con la Reina Malvada?—Preguntó entre sollozos. Robin la miró y no contestó.
Bien, Robin. Lo entiendo, ve a hablar con ella—Marian se limpió las lágrimas y se fue. El hombre la miró agradecido.
Suspiró y se levantó. Sabia los horarios de Regina, y ahora probablemente estaría camino al trabajo.
Cuando llegó allí, vio a Regina a punto de entrar al edificio.
—¡Regina!—La aludida no se dio vuelta, pero se quedó helada en su lugar.
Regina podría haber desaparecido en una nube morada, pero en vez de eso se dio la vuelta. Sabía que algún día deberían hablar, sobre todo, si ella quería pasar página. El hombre se acercó a ella y le tomó del codo
—¿Qué quieres?—Dijo Regina sin emoción alguna en su voz o en su rostro. Robin la miró detenidamente, esperando hallar algún rastro de cariño en sus ojos, pero todo lo que vio fue inexpresividad. Y aquello, le dolió.
—Necesitamos hablar sobre lo que pasó ayer—Contestó.
—Mira, no quiero hablar ahora. Tengo muchas cosas que hacer—Dijo tratando de mostrar aquella superioridad usual con la que solía dirigirse a todos.
—Regina, por favor—Le suplicó Robin.
—Lo nuestro fue bueno mientras duró. Pero ahora debes hacerte una simple pregunta, ¿sigues amando a Marian?—Robin la miró, sin saber qué contestar.
Claro que la seguía amando, había soñado que ella volvería miles de veces. Pero ahora amaba a Regina.
—No lo sé—Le confesó. Regina lo miró, Robin pensó que ella parecía librar una lucha interna.
—Apuesto a que sí. Quédate con ella, es tu primer amor, además, hazlo por el bien de Roland—Regina se soltó del agarre del ladrón y sin esperar respuesta se adentró al edificio. Él la miro, quiso gritar su nombre, pero sabía que nada seriviría porque ella le evitaría.
—Regina—La aludida no se detuvo. Robin se acercó más a ella y empezó a hablar con la esperanza de que ella le escuchara.—Hablé con Marian, le dije sobre lo nuestro. Y dijo que estaba bien, que no se interpondría.—El hombre dejó de hablar, esperando a que Regina dijera algo.
Regina dejó de caminar. Sentía que el aire se detenía, ¿acababa de escuchar correctamente lo que dijo?
—¿Sabes que te amo, verdad?—Agregó Robin. Ella se dio la vuelta para mirarlo, tenía ganas de llorar. Pero de llorar de felicidad. Al ver que la mujer no contestaba se acercó a ella y la besó.
La besó anhelando sentir sus labios contra los suyos, encontrándose y destilando amor en cada movimiento. Se separaron por la falta de aire, pero sonrieron. Regina apoyó su cabeza en el pecho del hombre, aspirando su característico aroma a bosque.
—¿Que pasará con ella?
—¿Con Marian? No lo sé, trataré de ayudarla a acostumbrarse a Storybrooke, supongo.—Dijo él, sin mucho convencimiento.
Y no se separaron, siguiendo abrazados disfrutando del nuevo tiempo juntos.
A lo lejos, tras unos árboles, una mujer miraba a la pareja. Era Marian, había seguido a Robin para saber qué sucedería.
Una solitaria lágrima recorrió la mejilla derecha de la mujer. No podía negarlo, le dolía ver al hombre que amaba con otra mujer.
Pero esa era, exactamente, la razón por la que lo dejó ir. Porque le amaba, y haría lo que fuera para que él fuera feliz, incluso si eso traía su propia infelicidad.


—Por nosotros—Dijo Robin, levantando su copa. Regina sonrió y levantó su propia copa chocándola contra la de él y a continuación bebió el vino.
—Por nosotros—Repitió ella, alegremente.
Después de todo, Regina estaba equivocada. Los villanos sí pueden tener un final feliz, y ese era su nuevo lema personal. Porque todos, sin excepción, tenían su final feliz tarde o temprano.
Simplemente, había dos opciones: Luchar por ello o cruzarse de brazos y esperar toda la vida.

4 comentarios:

  1. Hola, Becky: ¡Me da tanta alegría que hayas publicado mi fanfic! Muchas gracias, de verdad :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada Sasha, muchas gracias a ti por enviárnoslo. :)

      Eliminar
  2. ¡Te felicito Sasha, es sencillo y muy bonito, sobretodo cuando describes los sentimientos de Regina! ¡Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Laura. Si fue medio corto y sencillo, es el primer fic OutlawQueen que escribí.
      Besos!

      Eliminar

Queremos saber tu opinión, ¡deja tu comentario!
Notas y normas:
1. Debes tener CUENTA DE GOOGLE para poder comentar.
2. Respeta la netiqueta.
3.Puedes opinar lo que quieras (a favor o en contra de los episodios, personajes, guionistas, etc.) pero SIEMPRE respetando a los demás comentaristas.
4. Está PROHIBIDO PONER ENLACES en los comentarios.
5. Siempre que quieras comentar un spoiler en alguna entrada donde el tema no sea de Spoiler (por ej. en Curiosidades) indica SPOILER al comienzo de tu comentario.
Gracias.