miércoles, 26 de marzo de 2014

Fan Fic: Once Upon a Time in Neverland 6


Continuamos con las aventuras de Malcolm en un capítulo titulado "An eye for an eye" en el que dará alas a su rencor para cumplir su ansiada venganza.

Chapter 6: An eye for an eye



E

l castillo se encontraba en una pequeña isla rocosa sobre el lago, el viaducto unía la entrada principal con el bosque hacia el sur donde, antes de llegar, se encontraba la plazoleta del mercado en la que los arrieros llevaban sus mercancías para vendérselas al pueblo. La isla era relativamente grande, por ello no solo el castillo albergaba, sino también los jardines y la zona de entrenamiento del rey y su guardia. Como todas las mañanas, el Caballero Negro instruía al rey en su rutina de entrenamiento: Carreras de obstáculos, esgrima, carga de sacos…


- Su majestad – Los llamó un soldado.


Aquel día iban a ser interrumpidos.


- Han encontrado a Clara en el bosque, su majestad.


El rey y el caballero se miraron.


- ¿Cómo que la  han encontrado? – Preguntó el soldado de negra armadura.


- La han estrangulado, ha muerto señor.


El Caballero Negro tardó unos segundos en asimilar la información, cuando lo hizo salió corriendo dejando al rey atrás.


Los condujeron a todos hasta el bosque, donde sobre la nieve rojiza descansaba el cuerpo de Clara. Con el vestido de gasa y tul blanco empapado en sangre debido al aborto y con notorias marcas en el cuello que contrastaban con su tez extremadamente pálida y complementaban a la vez sus labios y párpados morados. El Caballero Negro se arrodilló a su lado.


- ¿Quién haría una cosa así? – Preguntó el rey.


- Sea quien sea, le encontraré y pagará por ello – Juró mientras acariciaba la mejilla de la joven.

UN DÍA ANTES


Estaba a punto de caer por un barranco. La gente le gritaba insultándolo. Le llamaban ladrón, bastardo, desagradecido, pero el insulto que más se repetía era el de cobarde.

Le miraban con odio, esas gentes vulgares de ojos inyectados en sangre, dientes amarillos y encías pálidas no eran más que una turba aulladora que se ensañaba por pura envidia contra su persona. O eso pensaba él en su petulancia.

Personas que nunca le habían sonreído ahora además le escupían a la cara, le empujaban llevándolo hacia el abismo, mientras él se limitaba a mirar hacia abajo negando, como si así  pudiera impedir la tragedia.

Entonces, uno de sus pies apoyó en falso.

«Aún puedo recuperar el equilibrio» – Pensó «Todavía sigo en pie».

Pero no contó con el golpe de gracia de la mujer de pelo enmarañado a la que arreglaba los quinqués.

«Ya está» – Pensó «Así es como vas a morir Malcolm. No parece tan grave, seguramente tu cabeza se golpee contra una roca y pierdas el conocimiento de manera que no sientas el resto de la caída».

Pero no, no debía perder el conocimiento. Debía permanecer despierto, era fundamental que siguiera consciente.

Finalmente cayó por el terraplén, rodó colina abajo, se golpeó con una roca y quedó tendido en la nieve.

Despertó horas después en la anochecida, se levantó con dificultad y tras limpiarse la sangre reseca de la cabeza empezó a caminar hacia el bosque. El frío se aliaba con el hambre y el dolor para impedirle avanzar, pero siendo tan obstinado como de costumbre, siguió adelante. Se adentró en el valle que era territorio de los lobos, escuchaba sus aullidos y sabía que no habría segunda advertencia. Como quien derrama un tintero sobre una hoja en blanco, la oscuridad de la noche fue devorando el día, y Malcolm, enfundado en su parcheada capa multicolor siguió adelante. Había andado durante toda la noche, estaba rendido y ya casi creía que moriría perdido en aquel valle… Cuando escuchó un cántico lejano, las voces parecían cantar alegres.
Malcolm siguió el sonido de los cantos y se aproximó al fulgor de una lumbre. Entonces los vio: Se trataba de un grupo de unos veinte arrieros, con sus carros y sus mulas, con sus esposas y sus hijos, acompañados de una comitiva que aprovechaba su ruta para viajar protegidos. Olvidando toda precaución se acercó a la hoguera y se dejó caer ante ella para calentarse.

- ¿Tu también tienes frío? – Preguntó una ampulosa voz infantil.

- Sí – Respondió Malcolm sin apartar la mirada del fuego.

- Yo también – Parecía querer entablar conversación ¿Estás bien? – Inquirió al ver que el chico no le contestaba.

- Sí Respondió el otro mirándolo. Era un chico con el pelo revuelto, la piel morena y los ojos más grandes y azules que había visto.

- ¡Estás herido! – Se sorprendió el niño.

- No es nada.

- Sangra, ven conmigo – Se puso en pie y le tendió la mano.

- Te digo que no es necesario.

- Sí, madre te curará.

Malcolm no tuvo más remedio que levantarse.

- A propósito, me llamo Rumplestiltskin, pero todos me llaman Rumpel.



NEVERLAND

Un arco de ramitas y hojas se formó de la nada, y envuelto en un espectral fuego verde dio paso a dos individuos, Rumplestiltskin y Jefferson.

- Ya hemos llegado, Neverland – Sentenció el segundo.

- Eso ya lo veo – Dijo el Oscuro atisbando a su alrededor con impaciencia – Pan ya debe saber que estamos aquí.

- Por supuesto que lo sabe – Dijo alguien a sus espaldas – Pan siempre sabe cuando alguien entra o sale de la isla.

- ¿Quién eres? – Preguntó Jefferson.

- La pregunta correcta es, ¿Quiénes sois vosotros?

- La identidad de éste individuo no es trascendente y la mía solo incumbe a Pan, así que dime ¿Dónde está? – Preguntó el Oscuro haciendo uno de sus gestos característicos.

- Dime tu nombre, cocodrilo.

Rumpel rió – no eres el único que me llama así, mi nombre es… Rumplestiltskin – dijo haciendo un requiebro – Ahora ¿Dónde está Pan? ¿Quién eres tú?

- Soy Felix y sobre Pan he de insistir, ¿Por qué queréis verlo?

- Ya te he dicho que solo incumbe a Pan – Repitió Rumpel rascándose la oreja - ¿Acaso eres fruto de una unión consanguínea y por eso no me entiendes?

- Iré a avisarle.

- Date prisa y, que también se la de él.
 

EL BOSQUE ENCANTADO, 3 SEMANAS DESPUÉS



Nunca había confiado en nadie, bueno tal vez cuando era muy pequeño, pero cuando despertó su conciencia supo que si de verdad quería sobrevivir no debía fiarse de nadie por muy amigos que fueran. Sin embargo, por primera vez se había equivocado, aunque jamás lo reconocería.


Rumplestiltskin vivía con una familia de titiriteros compuesta por un matrimonio y su único hijo, pues Rumpel solo era un criado que habían comprado tiempo ha. El cabeza de familia era conocido como El Honrado Juan, un hombre alto y astuto como un zorro que siempre llevaba un viejo y estropeado sombrero de copa. Su esposa era Amzi, una mujer huraña y feucha a la que le faltaban varios dientes y que parecía desconocer lo que era un peine, porque siempre llevaba la melena pelirroja enmarañada. Por último estaba Martin, el hijo de la pareja que ayudaba a sus padres en las funciones de títeres haciendo las voces extras.


Ninguno tuvo problema en dejar que Malcolm se quedara con ellos, siempre y cuando sirviera del mismo modo que Rumpel. Aunque al principio quería zafarse del niño, poco a poco  y sin darse cuenta fue cogiéndole cariño. Era un chico avispado e inteligente que hacía comentarios ingeniosos sobre la gente, y también era un poco arrogante, algo que a Malcolm le encantaba, porque estaba seguro de que podría moldearlo para conseguir un gran compañero para los  viajes con los que soñaba. Aquella tierra tan fascinante llamada Neverland con la que se distraía de pequeño cada vez estaba menos presentes en esos viajes.


Ese día habían ido a hacer un espectáculo a una aldea cercana.


- Deseo y deseo, mas nada cambia – Decía una marioneta que simulaba ser una princesa –  Ojalá desear  se me diera mejor.


El público  rió, todos estaban pendientes de la obra y Malcolm, entre ellos tuvo una idea ocurrente para animarlos.


- ¿Quién osa interrumpir mi sueño? – Preguntó el dragón al caballero que había ido a rescatar a la princesa.


- Se ha ido por allí – Contestó éste causando más risas entre la multitud.


- Pues lo seguiré, no escapará – Gruñó el dragón.


- Cada vez dejan menos limosnas – Decía Amzi sacando unas monedas de plata del pequeño saquito de cuero que tenían.


- Tal vez si cambiásemos ya la obra – Propuso Martin.


- ¿Qué dices? – Reprendió el Honrado Juan – Caballero Calamidad es un clásico. A mí me lo contó mi padre y su padre antes a él, y su padre antes a él, y su padre antes a él… Así hasta los tiempos Quinquenales.


- Si me permiten – Malcolm les entregó varios saquitos con dinero.


- Pero niño, ¿De dónde has sacado todo esto? – Preguntó asombrada Amzi.


- Lo robé.


- ¿Por qué?


- Me pareció divertido y nos supone una ganancia extra – Respondió sonriendo con la seguridad de que su acción sería aplaudida.


- A mí también me lo parece. ¿Te has quedado con esa Martin? A partir de ahora hay nueva tradición. Tú lo harás y tu hijo, y su hijo, y el hijo de su hijo, y el hijo del hijo de su hijo, y el hijo del hijo del hijo de su hijo… Y así hasta el fin del mundo – Aclaró el Honrado moviendo su sombrero una y otra vez – Para celebrarlo compraremos la mejor carne que encontremos esta noche y cenaremos en tu honor.


Y así lo hicieron.


Aquella noche al calor de la fogata asaron la carne de la que no quedó más que huesos rebañados que dejaron tirados por el suelo. Era la ocasión perfecta para empacharse, pero Malcolm, por muy criado que fuera sabía trazar una frontera entre él y el resto de la gente. Así que optó por comer solamente una pequeña pieza con unos rudimentarios cubiertos de madera, manteniendo los modales. De esta forma, aunque nadie le veía estaba dejando claro quien estaba por encima, y le alegró que Rumpel lo imitase.

Poco a poco se fueron quedando dormidos, pero él no podía conciliar el sueño.


- ¿Estás inquieto? – Preguntó Amzi.


- Un poco.


- ¿En qué piensas?


- En Rumpel… En su familia.


Amzi miró al niño que dormía junto a Malcolm – Lo compramos cuando tenía unas pocas semanas a un comerciante de niños.


- Traficante querrá decir.


- Lo mismo da.


- ¿Sabe? Yo también fui vendido por uno de esos “comerciantes”. Mis propios padres me entregaron antes de que pudiese tener algún recuerdo de ellos. Tan solo guardo leves visiones, una cabaña en un valle rodeado de montañas. Una prisión.


- ¿Tan solo?


- Era muy pequeño, mas también recuerdo una canción, supongo que la cantaría mi madre pero no se a quien porque a mí no, era algo como… “Brilla linda flor, dame tu poder, vuelve el tiempo atrás, torna lo que ya fue...”. No recuerdo más.


- Compramos a Rumpel porque nos apiadamos de él.


- Yo no tuve tanta suerte. Fui comprado por un herrero sádico del que sólo conocí el sabor de las torturas.


- ¡Mira! – Gritó Amzi señalando el cielo – Está nevando.


- Por desgracia, nosotros hemos estado bajo muchas nevadas.


Y tras esa frase se quedaron dormidos, pero no acudieron buenos sueños sino pesadillas. Estaba en su casa del árbol cuando aparecía Maléfica dándole un regalo, un bebé feo y verde que no dejaba de vomitar. Entonces la escena cambiaba y veía al rey Ricardo fustigando a Rumpel, el Hada Madrina bailaba con el purasangre en las fiestas por la coronación del Hada Azul, y por último oscuridad, oscuridad con una pequeña luz que se acercaba, Clara.


«- ¿Te crees que has escapado?


- ¿Qué dices Clara?


- ¿Crees que conseguirás huir?


Malcolm permaneció mudo.


- Te quería ¡Pasé ocho meses encerrada por tu culpa! Fui a buscarte pero tú, tú nunca me amaste.


Aun en sus sueños, Malcolm era arrogante, aunque aquello parecía más real que un sueño, por lo que miró a Clara fijamente.


- Sé lo que estás pensando, piensas en mi muerte, en cuanto tardé en dejar de respirar.


- ¡NO!


- Jamás te librarás de mí Malcolm, pues con mi muerte desencadenaste tu verdadero suplicio. Volveré desde el inframundo para convertir tus sueños en pesadillas, para hacer veneno del agua que bebas. Por cada una de la que yo he derramado, tú derramarás mil… ¡Jamás conseguirás ser feliz!»


Malcolm despertó sobresaltado y empapado en un sudor frío y muy desagradable.


- Sólo ha sido una pesadilla – Se dijo.


NEVERLAND

Rumplestiltskin aguardaba impaciente a que Pan apareciera.


- ¿Quién es exactamente Peter Pan? – Preguntó Jefferson.


- Dime Sombrerero, ¿Me meto yo en tus asuntos?


- No pero ¿Quién es exactamente…?


- Vuelvo a repetir, ¿Me meto yo en tus asuntos?


- No pero…


- ¿Vamos a estar así todo el día?


Jefferson optó por callar.


- Vaya, vaya – Dijo una voz.


- Aquí está – Susurró Rumpel.


- Creo que lo mejor será que hablemos a solas – Y Jefferson desapareció mientras Pan aterrizaba elegantemente ante su hijo, aunque cualquiera hubiera invertido los papeles al verles – Has cambiado Rumpel, has crecido.


- No mucho desde la última vez – Rumplestiltskin era el mismo que de costumbre, poco le importaba estar ante Pan – Ya que, ahora soy inmortal.


- No – Peter, que había estado dando vueltas alrededor de su hijo, habló claro y tajante – Lo que eres es un diablillo amanerado sin sentido del ridículo. No me extraña que tu hijo te abandonara.


Pan había empezado fuerte aquella batalla que esperaba fuera solo dialéctica.


- Él no me ha abandonado.


- Oh tienes razón – Peter disfrutaba martirizando a su hijo, humillándolo, sentirse por encima le propiciaba más placer que todo el poder del mundo – Tú lo abandonaste, tú lo cambiaste por magia.


- Mentira – Rumpel apretaba los labios y los puños reprimiendo su ira, no quería cometer errores, su padre era el único capaz de viajar entre mundos, o mejor dicho, Pan.


- No te tenses, es natural que algo así ocurriera, cambiaste a Baelfire por el poder de la daga y yo a ti por la juventud, es cosa de familia. Mi padre me abandonó, como yo a ti y tú a Baelfire, él abandonará a su hijo y así hasta que nuestra genealogía se extinga con un eslabón estéril.


- Lo que tú quieras, mas no he venido a discutir, necesito ayuda para encontrar a mi hijo y tú puedes dármela. Está en la Tierra sin Magia.


- No puedo ayudarte.


- Sí que puedes.


- No.


- Sí.


- Eres obtuso e inútil, mi mayor fracaso, ¿Por qué no puedes ser como él?


- ¿Cómo quien?


- Como el niño que nunca fuiste.


- No estoy para enigmas, ¿Me ayudarás a encontrar a Baelfire?


- No.


- Entonces tomaré tu sombra por la fuerza – Conjuró una bola de fuego que lanzó contra su padre, pero pese al impacto, Pan ni se inmutó.


- Admito que tus trucos son divertidos – Dijo sonriendo.


El Oscuro agitaba su mano para conjurar otra más…


- Te apuesto a que un conejo vas a sacar – Y en vez de fuego un conejo conjuró.


Pan agitó el puño en señal de victoria y un ejército de naipes apareció.


- Veamos lo que tienes para mí, vamos a jugar – Lanzó las cartas a Rumpel – lucha contra mí si eres tan capaz.


Rumplestiltskin lanzó entonces otras dos bolas de fuego que le acertaron de pleno a Pan sin causar ningún efecto.


- Todos tus recursos puedes exhibir, mas tu doble golpe no me hará sufrir – Entonces conjuró una jaula en la que encerró a su hijo – Vas a pasarlo mal porque no eres un gran rival.


Rumpel hizo desaparecer la jaula y se convirtió en un tigre.


- Si mi magia no puede hacerte daño yo lo haré.


- Pero no puedes ser un tigre sin saber morder – Y cuando el Oscuro se abalanzó sobre él lo convirtió en un adorable gatito – Hay mucho que aprender si el más grande quieres ser, pero conviene que sepas que aunque no me caes mal, tampoco eres un gran rival – Y el gatito volvió a convertirse en Rumpel, pero en un Rumpel diminuto que cabía en la palma de la mano de Pan.


- ¿Qué haces?


Pan rió - destruyo con la fuerza del meñique –. E intentó aplastarlo con dicho dedo, pero Rumplestiltskin corrió por la palma hasta chocar contra otro – Mas aplastar con el pulgar es un placer.


Rumpel consiguió recuperar su tamaño y estar de nuevo frente a su padre que ahora revoloteaba a su alrededor sin darle tiempo a atacar.


- No necesitas pruebas de mi gran poder, tú las vas a ver. Me encanta que demuestres interés…


Un rayó cayó entonces sobre Pan, pero un cesto gigante le protegió y un sable considerable éste atravesó. Cuando la nube de humo se disipó y los objetos desaparecieron, Peter seguía igual.


- Vamos, golpéame sin avisar, aprovecha que puedes abusar, mas escaparé sin más porque no eres un gran rival.


- ¡Estate quieto!


- ¿Para qué seguir con la lucha si no tiene objeto? El combate es desigual porque chavalín, no eres un gran rival – Le dijo poniéndose tan cerca que Rumpel sentía el aliento entrar directamente en su nariz – Vete y no vuelvas.



Nevó durante muchos días. Las aldeas quedaron incomunicadas, los cultivos se perdieron y la hambruna comenzó a hacerse presente. Amzi y el Honrado Juan dieron a Malcolm y Rumpel unas monedas para que se adentraran en el bosque y llegaran hasta Bárcena, una aldea mayor que las otras que estaba bien provista de alimentos. Malcolm lo hizo, aunque sabía que en el viaje de vuelta los alimentos se echarían a perder, pero él no pensaba regresar, tenía otras intenciones. Con la compañía de Rumpel y esa pequeña fortuna podría alejarse de esos titiriteros y comenzar sus aventuras con el niño al que tanto cariño había cogido.

- ¿Y qué compraremos? – Preguntaba él.

- No lo sé – Dijo, pues aún no le había revelado sus verdaderas intenciones.

Anduvieron un poco más en silencio, salieron de la espesura del bosque y llegaron hasta una vasta llanura toda blanca, en contraste con el negro del cielo, sin estrellas ni luna.

- Malcolm.

- Dime.
 
- ¿Te cuento una ironía?

- ¿Una ironía? – Malcolm no sabía muy bien a que venía aquello pero dio su visto bueno – Adelante.

- Que en casa del herrero los cubiertos sean de madera.

Malcolm rió,  le agradaba que Rumpel se comportase así, alegre e inteligente, cada vez le tenía más cariño al chico.

- ¿Quieres que te cuente yo una historia? – Ofreció al niño.

- Vale.

- Se me ocurrió hace tiempo pero no se la cuentes a nadie, que sea un secreto entre los dos.

Rumpel le devolvió una sonrisa cómplice.

- La historia dice así: «Todos los niños crecen, todos salvo uno».

- ¿Quién?

- No sé, aun no le he puesto nombre.

- Ah.

- Sigamos: «Ese niño provenía de otro mundo, una isla enorme y misteriosa repleta de magia donde vivía aventuras con los demás niños que lo visitaban en sueños.»

- Le falta algo ¿Sabes qué?

- ¿Qué?

- ¡Un pirata!

- ¿Un pirata?

- Claro, ¿es una isla no? El pirata puede ser… - Pensó -. El capitán… ¿Swan? Porque tiene tanto cuello como un cisne.

- Está bien: «El capitán Swan era un pirata al que le faltaban un brazo y una pierna, mas tenía un gran tesoro escondido en el corazón de Neverland, que era el nombre de aquel lugar.»

- ¿Y cómo es Neverland?

- Tiene hadas, sirenas e indios.

- ¿Indios?

- Sí.

- ¿Qué son los indios?

- No lo sé, pero una vez los vi.

- ¿Oyes eso? – Preguntó Rumpel interrumpiéndolo.

- ¿El qué? – Malcolm no oía nada.

- Parecen jinetes.

Se giraron y vieron como un pequeño resplandor se hacía cada vez más grande. A Malcolm eso no le gustó nada.

- ¡CORRE! – Gritó.

Echaron a correr, pero la llanura era demasiado extensa y la nieve demasiado densa, solamente consiguieron cansarse más y ahora su perseguidor estaba a punto de alcanzarlos.

A Malcolm nunca se le había ocurrido pensar que podía sudar en la nieve, se giró una vez más mientras se arrastraba junto a Rumpel, su perseguidor no era otro que el Caballero Negro a lomos de otro caballo también negro.

- Clara – Susurró Malcolm ¡CORRE RUMPEL!

Rumplestiltskin se levantó y corrió, pero no llegó muy lejos porque el Caballero Negro lanzó su espada atravesando al pequeño que cayó muerto.

- ¡NO! – Gritó Malcolm –  ¡RUMPEL, RUMPEL!

El Caballero Negro estaba ante él sobre su caballo, demostrando su magnitud ante el chico.

- Tú has matado a mi hija, yo hago lo propio con tu amigo.

- ¡Eres un monstruo! – Gritó mirando la herida mortal del niño.

- No tienes derecho a decir eso cuando has matado a la joven que llevaba a tu hijo en su vientre. Mas cometiste un error en tu huída, confiar en unos buhoneros que te vendieron a mí en cuanto encontraron el primer bando pidiendo tu cabeza.

Sabía que no debía confiar en nadie, se había equivocado.

- ¿Y ahora vas a matarme? – Malcolm comenzó a llorar, esa muerte era demasiado para él.

- No, voy a regodearme en tu dolor – Sacó la espada del cuerpo del muchacho y restregó la hoja ensangrentada por el rostro de Malcolm, con mucha suavidad, sin duda era un macabro ritual.

- Ojo por ojo – Sentenció antes de irse cabalgando para dejar a Malcolm arrodillado  con la sangre de Rumplestiltskin en sus mejillas.

- Rumpel no, no me dejes por favor Pero era demasiado tarde, ya estaba  muerto.

- Todos pagamos las consecuencias de nuestros actos – Dijo una voz conocida en tono melifluo.

Malcolm la miró, era el Hada Azul.

- Tú, sálvalo por favor – Pidió entre sollozos. Aquel niño era perfecto para él, lo necesitaba, incluso se atrevería a decir que lo había llegado a querer. En un mundo hostil no sólo le había tendido una mano sino que también había demostrado ser una persona interesante, no como Clara que por muy bondadosa que fuese era una pesada redicha.

- Lo siento, mas tú derramaste antes la sangre de dos criaturas inocentes. Hoy habría sido el día del nacimiento de tu hijo y lo único que tienes es la muerte de un joven de limpio corazón que tomaste bajo tu tutela. Lo que ha hecho el Caballero Negro se llama justicia.

- ¡¿Cómo puede un hada llamar justicia a esto?!

- ¿Cómo puede alguien hacer lo que tú hiciste?

Malcolm se dejó llevar por la rabia y se abalanzó sobre el Hada Azul que comenzó su ascenso.

Después volvió su atención hacia Rumpel. No estaba dispuesto a dejarle ahí a merced de las alimañas, lo arrastró y lo llevó hasta un recodo entre dos gigantescas rocas.

Con sus propias manos cavó el hoyo, se dejó los dedos y las uñas en aquella helada tierra, pero Rumpel  lo merecía todo.

- Aquí podrás descansar en paz. Y créeme, sólo habría aceptado a mi hijo si hubiera sido como tú.

Le dio un beso en la frente al pequeño y lo enterró.

- Para esto sirve querer… Musitó entre sollozos.

16 comentarios:

  1. me encanto este episodio sobretodo cuando pan discute con su hijo.y aterriza elegantemente jaja muy bueno como siempre sigue escribiendo asi peter un beso y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste Anna, un abrazo pa ti :)

      Eliminar
  2. ¡Ay por Dios, Peter! Siempre digo que eres un amor pero en realidad eres un macabro jeje. Te impresionarán las escenas eróticas pero las violentas no te impresionan para nada (a mí sí jeje).

    Como siempre, me quito el sombrero ante tanta creatividad, a mí nunca se me hubieran ocurrido todas estas cosas, pero lo que más me gustó es lo de Jefferson y Rumpel contra Peter, es tremendamente divertida (y refrescante) esa escena, muy bien hecha señor. Y el efecto sorpresa del final, porque yo ya estaba anonadada con eso de que Rumpel no fuera hijo de Malcolm, pero no, era ooootro Rumpel. Igualmente esto parece Game of Thrones, en cada capítulo muere un inocente jeje.

    Lo mejor es lo claro que me imagino las escenas, gracias a la claridad con la que escribes. El Hada Azul por ejemplo, demuestra aquí esa "justicia" tan particular que demostró siempre, y genial eso de introducir al Honrado Juan y a Martin, que creo que es el padre de Pepito. Muy bueno también eso de que en la familia de Rumpel cada hombre abandona a su hijo, espero que Henry corte la racha jaja. Y todo eso de hablar en rima, MAGISTRAL.

    Bueno, señor Macabro, muy bueno lo suyo. ¡Muchos besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que me voy demasiado para el drama eh xD. El pobre Rumpel que no tenía culpa de nada se vio envuelto en semejante barbarie... DEP.
      Ya os he engañado dos veces, con Clara y con Rumpel, ¿habrá una tercera?
      Y si Martin es el padre de Pepito, ya vemos de quien aprendió...

      El próximo capítulo no es tan macabro, la trama cambia de dirección con la llegada de Rufio...

      Eliminar
    2. Holaaaa Lau estas por ahi????
      Sorry por meterme en este post sin leer tu fic Peter , pero es ya casi el unico sin spoilers los demás están llenos

      Laurita !!!! por fin pude ver el dichoso videoooooooooo ♥ babas corriendo, como hiciste para no atravesar la pantalla mamaaaaa jajajaja
      pero como dijo Alí parecía un canal para gays, pero a ese hombrotote seguro los aman los gays los bi y nosotras jajajaja

      Bueno aparte de eso quiero preguntarles Uds de verdad lloran al ver una serie o solo lo dicen de la boca para afuera???
      Porque los lagrimones de ayer Dios miooooo
      Como hubo paro gral aqui en mi pais no hubo facu y me dedique a ver mis series y el video que me recomendaste, pero cometí el error de ver primero ese y después el final de temporada de Teen Wolf, y la Magdalena que hay en mí apareció :´´´(((( lloré muuucho

      Eliminar
    3. Mis disculpas por la desvirtuada Peter, no es mi culpa jeje.

      ¿VISTE NENA? ¿ENTIENDES POR QUÉ TE JODÍ TANTO CON ESO? ¡ES PARA DESMAYARSE! Acuérdate de toda la "depravación hecha poesía" que solté la semana pasada, ahora tiene más sentido si la ves. Yo hace como 5 años que miro el video de Daniel cada tanto, me hace mucho bien jeje, este último año lo miré menos.

      Tengo un amigo gay del que a veces hablo, le encantan todas estas cosas, de hecho al principio le gustaba mi Príncipe al desgraciado. Pero para que veas, le encantan Charming y Hook y fantasea con ellos juntos, no es mi caso. A mí ni siquiera me gusta ver porno, siempre fueron hechas para hombres y siempre la estrella es la mujer, no me gusta. Pero videos como los de Daniel siiiii, me encantan.

      No sé cómo habrá estado el final de Teen Wolf, pero yo por ejemplo lloré muchas veces con Charming, cuando Blanca muerde la Manzana, y al siguiente capítulo se reencuentran, esos dos días lloré bastante. La semana pasada ni hablar, en Once Upon a Time in Wonderland (OUATIW), una pareja separada se reconcilió con un beso hermoso, y luego mataron a la chica, y toda la escena lloré como una loca. Por suerte estaba el Príncipe mirando el capítulo conmigo, enfermo y todo me abrazó, me mimó y me consoló. Así que creo que una escena bien hecha conmueve mucho.

      Y bueno, Peter es un genio, es un poco retorcido pero su historia es muy interesante.

      Muchos besotes, y DE NADA POR EL VIDEO, YOU'R WELCOME.

      Eliminar
    4. Nah no pasa na Emma, yo como tampoco leo los spoilers me quedos in comentar xD.
      Y me voy a meter ja!
      Yo viendo esta serie que yo recuerde nunca he llorado, pero viendo otras si, recuerdo una que tenía el personaje de un niño con taras mentales que crecía y el pobre no entendía nada porque era "tonto" y lo apuñalaban y moría... Esa fue la primera vez que lloré viendo la TV, madre mía... y películas también (como "La Vida es Bella"), lo malo que me acabo de despertar de la siesta y tengo poca fuerza para recordar xD.

      Eliminar
    5. JEJEJE Gracias Peter po el espacio! ;D
      Me encanta poder compartir aquí otras cosas que no sean netamente OUAT, te prometería leer todos tus fics pero soy muy mala con eso, ni siquiera acabé el de mi mami (modo verguenza On!)

      De lloraderas con pelis ni hablemos, porque yo he llorado con tantas, sólo preguntaba si de verdad lloraban porque a mí en serio me corren las lágrimas, y a veces escribimos o decimos lloré solo como un decir, muchas veces se llora por dentro, que en la vida real y con problemas reales es lo que yo más hago muchas veces (por eso a veces me identifico con Emma)

      Hayyy Laurita que suerte tocas el tema de tu amigo gay, yo también tengo uno que es un sol
      resulta que a veces hay series que él las ve mas conmigo que mi Prince, porque él es muy de Juego de Tronos y cosas así, que a mi también me gustan, pero las romanticonas o de otro tipo como que las ve por obligación conmigo mi baby tan complaciente ya me lie de nuevo a lo que iba
      Pero tengo una pregunta para tu amigo primera si vio Looking x hbo y segunta que shipea Patchie o PatKev si vió la serie va entender, mi amigo gay estaba loco con la serie y no me quedó de otra que verla con él

      Por cierto tampoco me gusta el porno no le veo el sentido y menos entiendo que le ven los hombres :S
      besitos a los dos

      Eliminar
    6. Emma pues yo soy un chico y la verdad (susurro imperceptible) no le veo nada a los videos guarretes O.o xD. No me gusta ver esas cosas ¬¬...

      Eliminar
    7. No no, no exageremos. Una cosa es que no veamos porno nosotras y otra es decir "no sé qué le ven", obviamente que para ellos tiene mucho sentido y le ven muchas cosas. A mí no me gusta porque está muy centrado en la mujer y en complacer al hombre, por eso.

      Y bueno, yo a mi Príncipe logré reeducarlo bastante. Mira conmigo lo que se te ocurra, sobretodo mucho Disney. Le encantan la acción y la pelea y todos los tipazos invencibles, pero dice que con estar enamorado le volvieron las ganas de su niñez de mirar Disney y creer en cuentos. Tan lindo Mi Amor!!!! Igual el tuyo tremendo con eso de regalarte tus series completas y el libro que querías!! Te digo que yo me miro las pelis de acción y pelea a veces, sólo por su cara de Feliz Cumpleaños al verme mirando con él.

      Y ya le preguntaré a mi amigo lo que dices porque no tengo idea de lo que hablas.

      Peter, tú y yo vamos al revés. No tienes ningún problema con lo violento pero sí con lo erótico, yo no tengo problema con lo último pero sí con lo primero.

      ¡Besotes!

      Eliminar
    8. Holitas!
      Bueno para ser honestas sí sé que le ven, pero simplemente no lo entiendo, chicos sin novias tal vez, pero aún así :S

      Pues mi novio como te dije, por darme el gusto vé conmigo las pelis romaticonas, pero no me deja concentrarmeeeee jeje, pero series es como más difícil porque hay que ser constantes, once vio conmigo toda la primera temporada y ya es un logro, y caps de estas sgtes, pero como no le gusta pues no lo obligo ya hace tanto por mí que no quiero pedirle eso y Disney menos, en cuanto a las pelis violentas, suspenso y de acción que te diré Lau, yo soy re fanática de todas jajaja así que esas sin problemas nos vamos juntos al cine a verlas

      Eso sí los deportes no, lo dejo tirado con mi papá para que se vean sus partidos, si es por ellos hasta la liga de marte van a ver

      Peter! eres una excepción lo sabes verdad? *-*

      Besotes muackkk

      Eliminar
    9. En lo de deporte estoy totalmente de acuerdo, y qué bueno que tu papá sea tan compañero con tu Príncipe. En lo del porno mmm...no es por pinchar la burbuja pero, ¿sabes cuántos chicos con novia que por X causa siguen viendo XXX jeje? No voy a difamar a tu Príncipe para nada, pero no pongo las manos en el fuego por el mío. Total, con todos los platónicos que tengo yo cofDanielcof.

      Hermana, si ya no te veo hasta el martes, lo mejor para tí, tu baby, tu abuelo y todos. ¡Besotes y buen finde!

      Eliminar
    10. Gracias por tus deseos de finde amiga, lo mismo para Tí, tienes que recuperar el tiempo perdido ;))

      ufff no creas que soy tan inocente, yo ya no pongo las manos en el fuego por nadie Lau, ellos son "bestias" se dejan guiar por sus instintos, desde lo más bajo hasta lo más alto, ninguno puede decir lo contrario, algunos lo disimulan más que otros nada mas, son mucho más básicos que nosotras en ese sentido

      Y de platónicos no hablemos, ahora los tengo menos, pero a tu edad Madre Mía!!! a montoooones, los tenía de fondo de pantalla en el trabajo juazzzz juazzzz por suerte mi jefe no me decía nada

      Y yo creo que nos estaremos viendo el martes, porque veo los caps los lunes a la noche y entro a comentar la review los martes
      Besotes nena, que disfrutes mucho

      Eliminar
    11. primero peter genio de verdad estas solas historias que me gustan pues al leerlas te puedes imaginar clarito como pasan las cosas en tu cabeza
      segundo emma si de sufrir , llorar en muertes de series que siempre me pasa y lo peor siempre mis personajes favoritos no lo entiendo por que pasa
      laura que suerte tienes con tu principe en cabio yo casi ni veo al mio
      y las dos van se teen wolf completa que esta buena y el final ademas del penultimo estuvo para llorar

      Eliminar
    12. lo olvidaba eres tan cruel pero igual te quiero buen desarollo de la historia

      Eliminar
  3. jaja ahy ! cada vez te adoro más peter.,susurro imperceptible ja ! yo pienso lo mismo no le veo el sentido a algo que lo puedes vivir tú.;D

    ResponderEliminar

Queremos saber tu opinión, ¡deja tu comentario!
Notas y normas:
1. Debes tener CUENTA DE GOOGLE para poder comentar.
2. Respeta la netiqueta.
3.Puedes opinar lo que quieras (a favor o en contra de los episodios, personajes, guionistas, etc.) pero SIEMPRE respetando a los demás comentaristas.
4. Está PROHIBIDO PONER ENLACES en los comentarios.
5. Siempre que quieras comentar un spoiler en alguna entrada donde el tema no sea de Spoiler (por ej. en Curiosidades) indica SPOILER al comienzo de tu comentario.
Gracias.