sábado, 29 de marzo de 2014

Fan Fic: Operación Anaconda (Últimos capítulos)

El fic de Amanda Celia se despide del blog por todo lo alto, ¡con los tres últimos capítulos! Si tienes curiosidad por cómo acaba la historia, ¡no te pierdas el gran final!


Capítulo 16: Los cuatro
Emma en su coche condujo hasta el límite del pueblo, aún no aprendía a transportarse como Gold, Cora o Regina. No estaba segura de lo que estaba haciendo, todavía creía imposible una parte de todo eso y le faltaba mucha confianza en su magia y, por sobre todas las cosas, le faltaba confianza en sí misma.
Sin embargo, pese a todas las dudas que sentía, ahí estaba, a la espera de las primeras campanadas para comenzar con el primer paso del primer hechizo grupal que realizaría en su vida. ¿Por qué lo hacía? Fácil, la respuesta al por qué era lo mismo que se repetía en forma constante para que su falta de confianza no le ganase; lo hacía por Henry sin lugar a dudas. Lo hacía por él, por su hijo, por su seguridad y porque como él decía: un héroe no se echaría atrás. También lo hacía para así poder llegar a vivir una vida "normal". Ese "normal" se relativizaba mucho siendo que, en apariencia, tenía la misma edad de su madre y vivía rodeada por los personajes de los cuentos de hadas. Por otro lado, esa era la vida que tenía ahora, y exceptuando la diferencia de edades, siempre debió haber sido de ese modo.
_______________________________________________________________________________


Gold fue el primero en llegar a su punto, como había llegado con varios minutos de sobra se sentó en un tronco a esperar la primer campanada que sería el alerta de que faltaban 2 minutos para comenzar. La alerta era necesaria ya que antes de realizar dicho hechizo no podrían hacer nada de magia y cada uno de los magos involucrados debía llegar andando al punto que les tocase.
En lo único que podía pensar era en Belle y en el maldito pirata que le había dado la idea de quedarse fuera. ¿En que estaba pensando cuando dijo que si?
Ahora ya no había marcha atrás, todo dependía de que pudiera realizarse todo el procedimiento sin fallas.
Sentado sobre el tronco esperaba, esperaba sin darse cuenta de que alguien en los arbustos lo observaba fijamente, sin apartar la mirada y casi sin parpadear. Paciente esperaba el momento de atacar.
________________________________________________________________________________

"¡No lo resisto no puedo seguir acá encerrado!"
"Hook, cálmate, ni siquiera sonaron las primeras campanadas."
"¿Como están seguros de que saldrá bien?"
"Ten un poco de fe" dijo Snow apoyando su mano sobre el hombro de él.
"¿Fe? Eso es para gente como ustedes, yo necesito hechos, pruebas para saberlo."
Snow sonrió de un modo dulce al verlo realmente a los ojos y ver por primera vez algo mucho más profundo que lo que había visto hasta entonces.
"¿Que tiene de divertido lo que digo?" Pregunto Hook algo molesto al verla.
"No, no me río, es que... Todo este tiempo creí que lo que sentías era mayormente atracción sexual, a lo sumo que te gustaba un poco, pero ahora puedo verlo."
"¿El qué?"
"Estas enamorado, lo que sientes es amor y no uno cualquiera, lo que sientes es amor verdadero"
El pirata se la quedo mirando sin decir nada, no lo acepto pero tampoco lo negó, sólo se quedo en silencio y como todos saben, el que calla otorga: Hook estaba realmente enamorado y totalmente loco por Regina.
________________________________________________________________________________

Sinceramente a Cora no le importaba bloquear o no el pueblo, según ella podrían acabar con todo lo que quisiera amenazarlos:
"¡Por amor de...! Somos el ser oscuro, la reina malvada, la reina de corazones junto a las hadas y la hija del verdadero amor... Si no podemos todos juntos defendernos contra unos simples humanos sin magia, merecemos perder"
Esa había sido su primer reacción, pero entonces le recordaron todo lo que había pasado con Regina y todo lo que podría llegar a ocurrir, que seguirían con el plan y necesitaban su ayuda, entonces accedió a hacerlo.
Sabía perfectamente que había sido una madre terrible, ahora con su corazón y la reflexión en la caminata hasta la línea limítrofe podía darse cuenta, sabía que se merecía que su hija la odiase pero por algún motivo no lo hacía; tal vez era provocado por el conjuro que había realizado cuando Regina cumplió su primer año de vida, después de todo, llevaba parte de su corazón dentro de ella.
Fuere por los motivos que fuere, ahora estaba teniendo una tercer oportunidad de poder vivir feliz vi su hija, de verla feliz y enamorada, quizá podría disfrutar de su nieto adoptivo y, quien sabe, quizá algún día podría llegar a disfrutar de nietos sanguíneos.
No iba a desaprovechar esta oportunidad, no lo haría y si para poder vivir al 100% tranquila tenía que realizar el maleficio, lo haría.
Cuando regresara se encargaría de contarle toda la verdad a Regina; merecía saber la verdad sobre su padre, merecía saber la verdad sobre toda su vida, merecía saberlo todo, y así sería.
________________________________________________________________________________

Ya estaba ahí. Sabía que algo había cambiado con su magia, podía sentirlo pero al mismo tiempo confiaba en ella plenamente, sea diferente o no. Seguía siendo su magia y tenía la esperanza de poder controlarla de cualquier modo.
No sabía que pasaría luego de esta misión, no sabía qué pasaría con Henry, con ella, con el pirata e incluso con su madre; ella había intentado decirle algo antes de despedirse pero la habían interrumpido. ¿Qué habría querido contarle? Parecía algo serio, pero ya le contaría cuando regresarán.
Muchas cosas pasarían cuando regresaran, de muchas de ella no tenía idea, pero de una cosa estaba segura, había algo que ya no quería dejar pasar, algo que debía gritar a los cuatro vientos: amaba a Hook y no volvería a dejar que se le escapara el amor, no de nuevo. Cuando regresaran quería avanzar, quería poder hacer lo suyo más formal, pero no se refería al matrimonio, eso ya lo había intentado y los resultados fueron desastrosos.
________________________________________________________________________________

Belle llego a la torre del reloj con unos minutos de sobra para poder localizar la correa que haría sonar la campana, había estado preparando una sorpresa para Gold para cuando regresaran.
Miro su reloj con segundero y exactamente a la hora en punto hizo sonar la campana, la señal, y cada uno de los hechiceros que estaban en la entrada del pueblo se preparó y cuando sonó la segunda tanda de campanadas volcaron la poción justo por encima de la línea del límite.
El hechizo había comenzado y ya no había vuelta atrás.

Capítulo 17: #OneWillDie Parte 1

Las campanas habían sonado y para Gold eso significaba dos cosas: debía comenzar con la poción y Belle estaba bien; claro que recién se iniciaba el hechizo y necesitaría las próximas campanadas para asegurarse, pero algo era algo.
Vació la poción con cuidado sobre la línea, cuando hubo terminado espero las siguientes campanadas, no esperaba para nada lo que ocurriría a continuación.
Greg que había estado observándolo por un buen rato, se abalanzó sobre él derribándolo. Si bien el no había conseguido los poderes estaba ahí dispuesto a hacer lo que hiciera falta para que el hechizo saliera mal y significara la destrucción de por lo menos gran parte de la ciudad.
Gold, nada lento, se lo quito de encima con una patada, se puso en pie de inmediato y antes de que Greg tuviera tiempo de hacer nada, pego sus pies al suelo.
"¿Y qué es lo que tan idiota hombre, sólo e indefenso, hace aquí?" Pregunto Gold apretando los dientes.
"Lo que haga falta para que no tengan éxito"
"¿Y de veras has sido tan iluso de creer que un simple mortal como tú, podrá detenerme?" Gold dejo salir una de las típicas y características risitas. "¿A mí? ¿Al ser oscuro?"
"Podré ser un simple mortal, pero no estoy solo" Greg forcejeaba para soltarse los pies para librarse.
"Oh sí.... Si, si, si... Su compañera... ¿puedo preguntar en donde se encuentra tan detestable señorita?"
"El iluso has sido tú al dejar desprotegida a tu chica"
"¡Ja! ¿De veras crees que no le he dejado todo tipo de protección? Por supuesto que lo hice... Lo que nos lleva a las siguientes preguntas:" Gold endureció la voz y dijo "¿cómo supieron de nuestros planes? Y ¿dónde está tu amiguita?"
"Debieron haber revisado el lugar porque en nuestro primer paso por el pueblo plantamos toda clase de micrófonos en lugares estratégicos, los suficientes como para conocer cada detalle de su plan y los riesgos del mismo"
"¿Y qué hay de tu amiguita?" Insistió Gold.
"Eso si que no te lo diré... Adivina tu donde esta"
Las campanadas sonaron otra vez y Gold se apresuró para no llegar tarde a la parte del hechizo, llegando con el tiempo justo.
Una luz roja se encendió sobre la línea de su poción mientras que en la línea de Cora se encendió una azul, sobre la de Regina una violeta y sobre la de Emma una luz amarilla.
La segunda fase del plan se había completado"
________________________________________________________________________________ 

En el búnker habían escuchado las campanadas, todas las que habían sonado, mientras siguieran haciéndolo estarían a salvo y, lo más importante, estarían seguros de que en la superficie todo estaba saliendo de acuerdo al plan; pero entre ellos había un integrante ansioso por demás, uno que contaba los minutos y segundo para llegar a oír las campanas.
"¡Quieres calmarte!" Le espero David cansado de verle dar la vuelta número 36 en las cuevas.
"¿Cómo quieres que me calme? Tu estas tranquilo porque Snow esta aquí"
"Pero mi hija también está allá arriba y no me ves dando vueltas por doquier.
"No me gusta estar encerrado, ¿está bien? Mucho menos bajo tierra, sin saber que ocurre arriba. Estoy acostumbrado a estar en medio de la nada con mi barco ¡por todos los cielos! Además tengo una sensación mala, algo va a pasar, yo lo sé"
De pronto se escucharon las campanas y cuando parecía que no había nada de qué preocuparse, que la sensación de Hook era sólo ansiedad por salir, entonces la tierra vibró, tembló y se sacudió. Algo había pasado en la superficie, algo no estaba... No estaba... Hook no soporto la idea ni la situación siquiera por un segundo más y salió corriendo fuera de la cueva.
"¡Espera! ¿A dónde vas?" Gritó David siguiéndolo.
"¡David!" Se apresuró Mary Margaret y salió detrás de él, no sin antes decirles a los que quedaban que no saliera nadie más.
________________________________________________________________________________ 

Cuando sonó la tercera tanda de campanadas tanto Emma como Cora habían hecho su parte del hechizo tal y como lo habían ensayado y observaron cómo se levantaba una pequeña pared transparente que la recorría una energía del mismo color de la luz que había salido sobre sus líneas al momento de volcar la poción.
Al oír la cuarta tanda de campanadas tomaron el cuchillo, se cortaron la mano y dejaron caer las 7 gotas de sangre sobre la poción que habían volcado y observaron como la pared creció más, el pueblo estaba sellándose. Inmediatamente sintieron el temblor y supieron que algo andaba mal, y tanto Gold como Regina podrían estar teniendo problemas en ese momento.
________________________________________________________________________________ 

Efectivamente era Regina quien había tropezado con un problema. Si bien no había sido un grave impedimento, su magia había comenzado a fallarle, a funcionar de un modo distinto del que estaba acostumbrada.
En los pasos a realizar durante las primeras campanadas no había tenido problema alguno, pero al momento de dejar caer las gotas de sangre sobre la línea, algo potente y poderoso la había golpeado por detrás haciéndola tambalear y provocando que cayeran más gotas de las debidas, causando los grandes temblores en el pueblo.
Cuando se volteó pudo ver la peor de sus pesadillas frente a sus ojos: Tamara, parada frente a ella, con una bola de fuego en sus manos, y la sonrisa siniestra en el rostro.
"¡Sorpresa!" Dijo antes de lanzar la bola de fuego que Regina disolvió sin problemas.
"¿Cómo es...? ¿Que estas...? ¡Has hecho magia!"
"Claro que he hecho magia ¿no recuerdas a mi linda máquina? Esa lindura que hizo que gritaras tanto dentro del tubo."
Regina profundizó su respiración haciendo notar su odio.
"¿Y qué haces aquí? Ya tienen lo que querían, ¿no? Ya tienen magia"
"Pero eso no era todo lo que yo quería, además no es cualquier magia, es la tuya, lo que la hace más especial"
"¿Qué demonios te ocurre? ¿Qué te he hecho?"
"De verdad no lo recuerdas" dijo Tamara en una afirmación con algo de asombro. "Bueno no tendrías por qué, has hecho tantas cosas malas que destruir un pueblo más no es gran cosa para ti."
"¿Vienes... vienes del Bosque Encantado?" Pregunto Regina son salir de su asombro.
"Claro que si, tú destruiste mi pueblo y mataste a toda mi familia en tu camino para encontrar a la princesa. Tenía que encontrar otro lugar para vivir, pero no, no llegué a este mundo con tu maldición, aunque no me apetece contarte nada sobre mi pasado."
"¿Y tu compañero sabe de esto?" Pregunto ella intentando recuperar algo de autoridad en la situación.
"No, pero ¿qué más da? Si es tan sólo un simple peón para mi"
Las campañas volvieron a escucharse, era momento del fuego, debían comenzar a quemar la línea antes de la última campanada de ese modo la pared invisible crecería hasta llegar a unirse con las otras dando por finalizado entonces el hechizo.
Sin quitarle el ojo de encima a Tamara, creó una bola de fuego, su especialidad, y la esparció por la línea. Como bien habían dicho la poción debía arder un buen rato para poder arder por sí sola, por lo que el origen de la llama debía ser constante; eso Tamara lo sabía bien y aprovecharía el momento para atacar.
Regina miraba a Tamara, todo parecía moverse en cámara lenta, entonces todo se aceleró cuando esta última le lanzó una bola de fuego que Regina volvió a reducir sin problemas.
"¿No sabes acaso que son mi especialidad?" Grito ella conteniendo las llamas del hechizo.
"¡Bien! Pero... aún recuerdas la mía, ¿verdad?"
Regina palideció al ver a Tamara crear entre sus manos unos rayos, los contuvo entre sus manos por un momento y luego se los lanzó. Ella quiso cubrirse con un campo de fuerza personal, pero no fue lo suficientemente rápida y uno de los rayos logró pasar impactándole en la mano que contenía las llamas, provocando que el fuego se apagase lo que llevo a nuevos temblores.
Los demás no comprendían que estaba ocurriendo, sólo se limitaban a seguir alimentando las llamas de su fuego.
________________________________________________________________________________ 

Mary Margaret, David y Hook, que se encontraban sobre la superficie corriendo, cayeron al suelo en cuanto comenzaron los temblores.
"¿¡Qué demonios ha sido eso?!" Bramó David.
"Lo que temía que pasara, ¡alguien está teniendo problemas con el hechizo!"
"¿Y tú crees que...?" Comenzó Mary Margaret.
"Regina" dijo Hook mirándola seriamente "¡les dije que no estaba lista pero ustedes insistieron!"
"No sabes con seguridad que sea ella" se defendió David.
"Tampoco la tengo que no lo sea y, sinceramente, es la única que me importa"
"¡Belle!" Exclamó Mary Margaret al verla corriendo hacia ellos.
"¿Que está pasando?" Pregunto ella y se tambaleó un poco por los temblores.
"No sabemos todavía" respondió David "pero lo voy a averiguar"
________________________________________________________________________________ 

Regina no perdió tiempo y volvió a prender el fuego, lo hizo arder incluso más fuerte que antes, observando cómo crecía la pared que se iba pareciendo a las otras que se alcanzaban a ver por encima de las copas de los árboles a kilómetros de distancia.
Tamara no lo dejaría tan fácil, no quería que tuvieran éxito, así que creo otros rayos para volver a lanzárselos a Regina, quien esta vez logró crear el campo de fuerza a tiempo.
Los impactos en el escudo eran constantes, Tamara no dejaba de lanzar rayos, lo que forzaba a Regina a mantener el escudo todo el tiempo, más allá de mantener las llamas.
"¿Cuanto más crees que podrás soportarlo? Eh?" Grito Tamara riendo.
"¡El que haga falta!" Respondió Regina "¡luego iré por ti!"
"¡Atrévete! No lograrás salir viva de aquí.

Capítulo 18: #OneWillDie Parte 2
Las fuerzas de Regina se agotaban, casi llegaban a su límite, no podría soportarlo por mucho más.
Cora, Gold y Emma casi acababan con sus paredes, pero podían ver como la de Regina iba rezagada. Intentaban que su fuego ardiera de un modo más suave, necesitaban que se cerraran las paredes al mismo tiempo.
Cuando estaban ya por cerrarse, Regina, en un impulso, hizo arder el fuego como nunca antes logrando que el hechizo se completará exitosamente. Sus energías habían llegado al límite, así que cuando bajo la mano que contenía el fuego su escudo desapareció, dejando así vía libre para los rayos de Tamara que l impactaron en el pecho, derribándola e impulsándola a varios metros de distancia.
________________________________________________________________________________ 

En cuanto las paredes se cerraron Gold desapareció, dejando a Greg aún con los pies pegados al suelo, para reaparecerse con Belle y asegurarse así que ella estaba bien.
Cora también desapareció para reaparecer en el centro del pueblo, el punto de encuentro, esperando encontrar a su hija ahí, quería saber que le había ocurrido, que había salido mal, pero ella no estaba ahí.
Emma por su parte todavía no dominaba las transportaciones, por lo que se subió a su auto y manejo a una velocidad bastante rápida. Cuando llego al punto de encuentro vio lo que ya todos habían comprobado, Regina no había vuelto.
Emma volvió a subirse al auto en el que ahora estaban también Hook, David y Mary Margaret y manejó a toda prisa hasta la entrada del sur.
________________________________________________________________________________ 

Tamara reía, reía y caminaba hacia donde de encontraba tendido el cuerpo inconsciente de Regina. Pateó su mano e hizo aparecer encima de ella un poco de agua que cayó sobre su rostro. En cuanto reina despertó Tamara la inmovilizó desde los pies hasta los hombros.
"Fue divertido, ¿no? El tiempo que pasamos juntas sin que Greg nos interrumpiera... ¿Cual fue tu momento favorito?" Pregunto Tamara comenzando el clásico monólogo del villano cuando cree que ha ganado.
"Lo será cuando me encargue personalmente de que no vuelvas a respirar"
"No... Mi parte favorita..." prosiguió ella sin darle importancia a lo que decía Regina "ah... La última parte, justo antes de que Greg nos interrumpiera, fue muy divertido ver como hacia efecto en tu organismo primero los barbitúricos, luego las anfetaminas, primero dormías, caías sin posibilidad de hacer nada, luego despertabas, tu corazón se aceleraba, maldecías por unos momentos y luego volvíamos a empezar..." Dejo salir un profundo suspiro como si sintiera alguna especie de nostalgia. "¿Sabes por qué Greg nos interrumpió? Sólo puedes repetir el procedimiento unas pocas veces antes de que estalle el corazón, lo que admito, hubiera sido muy interesante de ver, pero aún te necesitaba con vida" caminó unos pasos acercándose a ella "en cambio ahora... ahora tengo preparado algo mucho peor para ti, es una lástima que parece que no resistirás para verlo completo."
Dicho eso volvió a lanzarle rayos que impactaron en su cuerpo mayormente en sus extremidades. Y cuando iba a lanzarle otra tanda de rayos una bola de energía choco contra la mano de Tamara desviándolos por poco de impactar en e rostro de Regina.
________________________________________________________________________________ 

“Cuidado Emma” Dijo Mary Margaret. 

“Mary Margaret, tengo que ir deprisa, no sabemos que puede estar pasando” 

“¿Qué fue lo que ocurrió?” Preguntó Henry saliendo de su escondite en el auto, no era un gran escondite pero nadie había notado que él estaba ahí y que nunca se había quedado en el refugio construido en las minas 

“¡Henry!” Exclamó David algo sobresaltado “¿Qué haces aquí?” 

“¿Mis dos madres deben realizar un hechizo que pone en peligro sus vidas y se supone que debo quedarme lejos de ellas escondido, y encima perdiéndome toda la diversión? Sí, claro…” Henry dejó salir una risita sarcástica. 

“Henry lo que has hecho pudo haber sido peligroso” lo regañó Emma 

“No me pasó nada, ¿bien? Ahora quiero saber ¿Qué está ocurriendo con Regina?” 

“No lo sabemos, pero vamos a averiguarlo” respondió con un tono suave y preocupado Mary Margaret
________________________________________________________________________________ 

Cuando Tamara se volvió a ver, contemplo la imagen de Cora completamente enfurecida que no dejaba de lanzarle bolas de energía. Tamara las esquivaba a como podía aunque algunas impactaban en sus brazos y piernas.
"¡Con mi hija no te metes!" Gritó Cora avanzando hacia ella.
Cora tenía muchísima más experiencia y práctica que Tamara, sabía manejar su magia a la perfección y ahora estaba decidida a vivir con su hija como una familia normal, no dejaría que nadie arruinara eso. Siguió avanzando hasta Tamara y cuando la tuvo bastante cerca le lanzó un hechizo que ella desvió sin saber a dónde. Luego de eso y con toda la furia Cora logró transformarla en un pequeño y simple caracol con un hechizo y la aplastó con su pie al mismo tiempo que decía: 

“¡Dije que con mi hija no!” 

Regina quiso incorporarse pero volvió a caer, el hechizo que Cora había lanzado y Tamara había desviado acabó por impactar en Regina quien se desvaneció en el suelo. 

“¡No! ¡Regina no!” Gritó Cora al verla, corrió a su lado, se arrodilló junto a ella, le acomodó la cabeza sobre sus piernas y la sostuvo. “Regina…” Susurró y ella despertó. 

“¿Lo conseguimos?” preguntó con un hilo de voz. 

“¿Qué?” 

“¿Se completó el hechizo?” 

“Sí, sí…” Contestó Cora comenzando a llorar “Lo conseguimos hija, se ha completado” Las lágrimas brotaban de sus ojos. 

“Eh… no llores” dijo ella estirando su mano para secar sus lágrimas. “Ahora Storybrooke estará a salvo, podrán vivir tranquilos.” 

“¿Cómo podrá ser si esa seguridad se basa en tu sangre derramada?” 

“Eso no importa madre… yo viví, viví bien y lo hice como quise. Ahora yo me voy… me voy a una mejor vida, sin dolor, sin sufrimiento, me voy a un lugar donde las penas ya no pesan y una puede encontrar su felicidad” 

“No hija, no digas eso. Tienes que quedarte aquí, sé que has hallado felicidad junto a un nuevo hombre, él espera que vuelvas” 

“No, no podré volver, es mi destino… el que aquí hoy acaba” 

“No tiene por qué ser así, no te rindas, no ahora” 

“Dile que espero que encuentre alguien que lo haga feliz” Dijo Regina siguiendo con su línea de pensamiento, ya se había dado por vencida, ya no quería sentir más dolor, ya había pasado por mucho. 

“Esa mujer serás tú” Respondió Cora decidida y arrancó su propio corazón del pecho. 

Hook, Henry, Emma, David y Mary Margaret llegaron a tiempo para ver de lejos como Cora arrancaba el corazón de Regina de su pecho y con ambos corazones en sus manos pronunció un hechizo que no llegaron a oír, una luz brillante se desprendió de ambos corazones cegándolos por un instante. Cuando fueron capaces de volver a ver, observaron como el cuerpo de Cora caía al suelo y Regina se incorporaba sentándose al mismo tiempo que tomaba una gran bocanada de aire. 

“Madre ¿por qué?” Preguntó Regina en un mar de llanto. 

“Porque es tiempo de que tengas tu final feliz” respondió esta con una sonrisa en su rostro acariciando la mejilla de su hija con el pulgar. 

“Pero madre…” 

“Shhh… no llores. Al menos esto te debía, luego de todo lo que te he hecho.” 

“¿Pero qué fue lo que hizo?” preguntó David 

“Volvió a poner sus corazones como debían ser” dijo Henry “Al hacerlo las parte heridas quedaron en el corazón de Cora y mi madre… ella… estará bien” 

Como último acto de amor hacia su hija, Cora sacrificó su vida por salvar la de ella. Regina se abalanzó contra el cuerpo inerte de su madre y con la cabeza apoyada sobre su pecho comenzó a llorar. Lloró hasta quedar sin lágrimas y más. 

¿Cómo se supera la muerte de una madre que revive y luego vuelve a morir sacrificándose por uno? Regina jamás hallaría consuelo por ello, pero gracias a su madre pudo encontrar lo que hacía tanto buscaba y lo que tanto anhelaba, pudo hallar su final feliz junto al hombre que amaba.

FIN


Nota de la autora:

Hola a todos, quisiera decirles gracias a los que han leído el fic completo, de a partes o solo los capítulos finales. Espero que hayan disfrutado leerlo tanto como yo disfruté escribirlo. Sé que hay partes que quizá quisieran eliminar o hacer diferente, incluso a mí me ha hecho llorar el final mientras lo escribía, pero cuando la inspiración me viene por ese lado tengo que dejarla fluir y quería poder hacerle ese final. Espero que no quieran asesinarme por cómo terminó pero creo que fue bastante intenso y me gusta como ha quedado. 

Tengo idea de escribir un epílogo, no sé si lo haga, todo depende de los comentarios que reciba este final.

Para terminar quiero decirles que si les gusta como escribo pueden leer mis otras historias en FanFiction (hay algunas no aptas para menores por eso no pido de publicarlas en el blog) pueden encontrarme con el usuario ReginaStorynet, les aseguro que no todas mis historias terminan de este modo trágico.

¡Muchas gracias a Amanda Celia por participar en el blog con su Fic!

2 comentarios:

  1. ¡Muy Bien, Amanda, Un Final Muy Intenso y Bien Hilado, Me Ha Encantado El Final Que Le Has Dado a Cora, Que Ha Hecho Algo Decente Por Su Hija "Devolviéndole" Parte de Lo Que En Su Día Le Quitó, Por Dios Qué Alegría, Ya Era Hora, Que Menudo Bicho De Madre Tenía La Moza...;D;D;D!

    Besotes Dearie XXXxxxx

    ResponderEliminar
  2. jajajaj XD me alegro que te gustara Ali, la verdad es que me parece mejor que Cora muera por salvar a su hija a que muera porque su hija le devuelve el corazón, pero bueno jajajaj xD Tienes razón, era momento de que hiciera algo bueno por su hija, aunque de haber sido decisión de Regina, Cora nu hubiera muerto.

    Gracias Ali por seguir la historia hasta el final!! ♥

    ResponderEliminar

Queremos saber tu opinión, ¡deja tu comentario!
Notas y normas:
1. Debes tener CUENTA DE GOOGLE para poder comentar.
2. Respeta la netiqueta.
3.Puedes opinar lo que quieras (a favor o en contra de los episodios, personajes, guionistas, etc.) pero SIEMPRE respetando a los demás comentaristas.
4. Está PROHIBIDO PONER ENLACES en los comentarios.
5. Siempre que quieras comentar un spoiler en alguna entrada donde el tema no sea de Spoiler (por ej. en Curiosidades) indica SPOILER al comienzo de tu comentario.
Gracias.