sábado, 15 de febrero de 2014

Fan fic: Operación Anaconda (Partes 8 y 9)

Seguimos con 'Operación Anaconda' pero esta vez con dos capítulos para agilizar la sección. Se trata de los capítulos octavo, titulado "Viajes" y noveno, titulado "Se agota el tiempo".


Capítulo 8: Viajes

"No, no me volverán a dejar aquí con el chico"

"A mí tampoco me dejarán aquí, es mi madre y tengo derecho a ir a buscarla"

"Henry es demasiado peligroso, Hook alguien tiene que quedarse cuidando de él" Dijo Emma

"¿Y a mi qué? No es mi hijo y tampoco soy niñera… Además la mujer del cocodrilo no vendrá, ¿Por qué no se queda ella cuidándolo?"

En efecto, cuando Belle vio como se dibujaba el mapa en el globo, enseguida comprendió todo. Toda una sensación de frustración, impotencia, enojo y traición la embargargó. No tenía suficiente ya con el fantasma de Milah, de la cual Rumpel jamás se olvidaría estando siempre presente en Baelfire, sino que ahora también tenía a Cora que si bien era una mujer con la cual él ya no tenía ningún interés y la prefería muerta, era algo de lo que él nunca le había contado, jamás le había dicho que hubo otra mujer a parte de Milah y de todas las mujeres posibles en el mundo ¿Tenía que ser Cora? ¿Por qué no pudo ser alguien más? Y lo peor de todo es que ¡habían tenido una hija! Y no cualquier hija, no era nada más ni nada menos que Regina, la reina malvada, la mujer que la había tenido prisionera durante 28 años en Storybrooke y otros tantos en FTL. ¿Sabía Regina de todo esto? ¿Era esta la razón por la que no quería que Rumpel volviera a estar junto a ella? ¿O no sabría nada de todo esto al igual que ella? Eran demasiadas preguntas y necesitaba respuestas, pero de momento no quería ver a Rumpel, por eso había decidido que no iría a esta nueva aventura.

"Bueno está bien" dijo Emma por fin "vendrán los dos pero ya no hablen. Busquen sus cosas que nos vamos"

"¿En dónde se encuentra?" Preguntó Hook.

"En uno de los lugares más fríos de este país, nos vamos para Alaska"


"¡Tamara!" La llamó Greg desde la puerta

"¿Qué ocurre?" dijo ella algo molesta por la interrupción cuando salió del cuarto.

"Basta, has terminado"

"Pero aún no nos dice nada"

"No podemos arriesgarnos a debilitarla más y que luego no nos sirva"

"Entonces ¿Qué haremos?"

"Pasaremos a la siguiente etapa, prepara la máquina"

Greg se fue por el pasillo y Tamara quedó inmóvil en el lugar mirando a su prisionera a través del vidrio unilateral. Apenas se movía, era notorio que ya estaba exhausta, podría seguir, podría intentar quebrarla, no faltaba mucho podía notarse la miraran por donde la miraran, pero el jefe había sido muy claro y debía prepararla a ella y a la máquina.

Obedecería a las órdenes de Greg, pero también disfrutaría al máximo la posición superior en la que se encontraba en ese momento. Entró a la habitación caminando lento hasta llegar a los pies de la camilla donde Regina estaba acostada y atada. Caminó a su lado muy lento acariciando con sus dedos su pierna subiendo lentamente. Regina en cuanto sintió su mano se sacudió tratando en vano de quitársela de encima. Tamara con una sonrisa cínica en sus labios continuó con su mano subiendo luego por su brazo hasta quedarse en su hombro.

"Parece que al final eras más hermética de lo que creí" le dijo y Regina le clavó una mirada de odio al mejor estilo de Evil Queen que pudo en ese momento con las pocas fuerzas que le quedaban "Si bien podría seguir con esto por mucho más" Prosiguió Tamara "El jefe ha dado nuevas órdenes... pero tranquila, aún queda un tiempo antes de que mueras, de momento solo pasaremos a otra etapa, pero seguirás bajo mi custodia" dijo y sonrió de lado mostrando parte de sus dientes.


"La próxima vez necesitaremos un colectivo" Dijo Gold cuando se subió a la camioneta y vio los pasajeros que dentro estaban.

Hook, Cora, Emma, Henry, Ruby, Granny (con ballesta en mano), los siete enanitos, David y Mary Margaret, juntos al volante, lo miraron cada uno desde su asiento.

"Necesitaremos toda la ayuda posible" Dijo David "No sabemos qué podemos llegar a encontrar, pero sabemos que no será simple y que será peligroso tal vez."

"Claro, y por eso viene un niño de once años con nosotros" replicó Gold haciendo notar la presencia de Henry

"¡Oiga! Es mi madre y no pienso seguir de brazos cruzados esperando por ella" protestó Henry.

"¿Y por qué viene el pirata?"

"Porque yo fui quien consiguió el globo"

"¿Y la loba?"

"Porque habiendo pasado por lo mismo que ella no podía quedarme de brazos cruzados, sin mencionar que puedo ayudar" respondió ella algo molesta por el apodo.

"Claro y me dirán que la abuelita puede hacer mucho viniendo con nosotros"

"No dejaré que Ruby vuelva a ir por esos lugares sola, mi ballesta es de utilidad" dijo apuntándolo sin intención de disparar "Y agradece que no vino el doctor" concluyó ella.

"¿Y nosotros? ¿No quieres saber por qué vamos nosotros?" dijo Dopey

"Nosotros vamos porque somos la guardia real de Snow y el príncipe Charming" dijo Happy como un niño que se ha aprendido la lección.

"Sí, y nos corresponde cuidar de ellos" Añadió sabio.

"Eso me lo suponía" dijo Gold con notorio sarcasmo en su voz.

"Pero... ¿Es que nadie a parte de Henry y yo ha venido aquí solo porque quería rescatar a mi hija?" Preguntó Cora escandalizada.

"Yo sí" dijo Hook alzando el garfio y una ceja justo cuando se ocasionó un silencio masivo en la camioneta.

"No te pases de listo pirata" respondió Cora clavándole la una mirada asesina.

"Bueno... supongo que... si no viene nadie más..."Dijo David interrumpiendo el momento incómodo.

"¡Esperen! ¡Un momento!" gritaron desde fuera. En ese momento llegó el doctor todo agitado por la corrida con un bolso en la mano. "Esperen que yo iré"

"Oh, por amor de..." protestó Gold.

"¿Qué haces aquí? habíamos quedado que..."

"Ya sé que era en lo que habíamos quedado Granny pero tengo todo el derecho a ir, después de todo soy médico y lo más probable es que Regina necesite uno cuando la rescaten"

"Al fin alguien que se interesa por mi hija" Dijo Cora casi como súplica.

"¡Genial! Solo hace falta que venga el grillo con la excusa de cuidar de la mente de Regina" Siguió Gold molesto.

"No se preocupe señor Gold" dijo Archie desde la puerta de la camioneta "Yo me quedaré aquí cuidando de la ciudad junto a Belle. Espero que tengan buen viaje" concluyó con una sonrisa.

Gold suspiró "Bueno, será mejor que nos vallamos antes de que otro más decida venir"

"No, no... Whale se queda" Dijo Granny

"Mmm, creo que Granny tiene razón, te quedas aquí Whale" dijo Mary Margaret

"Pero... ¿Por qué?"

"Por empezar necesitamos el asiento disponible que queda para Regina y por seguir debes tener todo listo aquí si es que llega a necesitar un médico urgente"

A regañadientes Whale accedió a bajar y Gold se apresuró a cerrar la puerta.

"¿Todos listos?" Dijo David "Nos vamos, destino Alaska"


"Tiene suerte de que la máquina tarde 4 días en estar lista para su uso" Dijo Tamara a Greg

"Tranquila cariño que tenemos todo el tiempo que queramos" dijo él acariciando su mejilla

"Hasta entonces supongo nos da tiempo de que recupere sus fuerzas y tener mejores resultados"

"Estás segura de que esta vez funcionará bien, ¿verdad? ¿Estás segura de que la has perfeccionado lo suficiente? Sería una lástima perderla a ella, es la más poderosa que nos hemos encontrado si mal no recuerdo, sin mencionar que se lo debemos a mi padre"

"Estoy segura, esta vez funcionará, lo sé. También sé que hay algo más poderoso, pero no tengo idea de dónde puede estar. De todos modos con ella nos alcanzará para los dos, eso te lo aseguro"


Había pasado ya unos dos días de que habían partido siguiendo el mapa del globo. August en el pueblo intentaba animar a Belle con lo que fuera y junto a Archie intentaban mantener el orden en el pueblo, que no era tarea sencilla ahora que no había alcaldesa, ni estaban David o Emma en la comisaría, ni Mary Margaret para guiarlos, el dueño del pueblo se había marchado y Grannys seguía cerrado por la ausencia de la abuelita y Ruby. Aunque August sabía cómo ingeniárselas bien se le complicaba un poco, pero había logrado mantener un orden relativo y estaba coordinándose con Archie y Whale para poder reabrir Granny's al menos para la cena de esa noche.

"¡Esto no es nada sencillo! ¿Cómo es que la abuelita lo lleva tan bien?" Dijo esa tarde a Archie algo frustrado de pensar todo lo que le faltaba todavía para poder abrir.

"Tranquilo, tómalo con calma, ella tuvo 28 años de práctica"

"Ya, es verdad" Dijo encogiéndose de hombros intentando no preocuparse mucho "¿Has visto a Belle?"

"Sí, sigue algo irritable"

"Imagínate, no es fácil enterarte que tu pareja es el padre de la reina malvada"

En Storybrooke, como en todo pueblo, se hacía honor al refrán "Pueblo chico, infierno grande" y si bien no era un pueblo tan chico, las noticias, rumores y chismes se esparcían muy rápido, sobre todo si se trataba de la reina malvada o el ser oscuro.


Desde su "charla" con Tamara las cosas habían cambiado bastante, le daban de comer mucho y variado, no le escaseaban el agua, casi cada cosa que pedía se la daban, podría decirse que nuevamente en su vida la trataban como a una reina, solo estaba el pequeño detalle de que seguía prisionera. Tamara aprovechaba el tiempo que Greg estaba ocupado en otra cosa para hacerle alguna que otra visita y gozarlo a su modo. De haberse enterado Greg no hubiera hecho nada a menos que lo que hiciera Tamara dejara inutilizable a Regina para sus planes.

Encerrada en esa habitación todo el día lo único que hacía era contar el tiempo que pasaba y tratar de averiguar qué era lo que harían con ella y qué tramaban Greg y Tamara.

Todavía no lograba comprender que buscaban ellos con su magia, pero ya lo averiguaría, tarde o temprano pasaría. En otro momento hubiera intentado escapar pero había pasado tanto tiempo ahí que ya estaba resignada. Tampoco sabía que había sido de Ruby, no sabía si la habían dejado en la otra instalación o si como a ella la habían trasladado, y de ser esta última opción no sabía si estaba en esta instalación o en otra. Sea como fuere no podía regresar a Storybrooke sin ella, no después de que había intentado salvarla en más de una ocasión.


"¿Es ahí?"

"Ahí es"

"Seguro, ¿no?"

"Ahí marcaba el globo"

"¿Y si se equivocaba?"

"El globo nunca se equivoca"

"¿Y cómo haremos para entrar?"

"Como todos los demás, pagaremos nuestra entrada"



Todos desde la camioneta miraban al parque de diversiones que el globo había marcado el lugar donde estaba Regina.

Capítulo 9: "Se agota el tiempo"

¿Estaría ella ahí? El globo debería de haberse equivocado, pero… ¿Y si no? ¿Pero cómo podrían haberla metido en ese lugar sin que nadie lo notara? ¿Y por qué en un parque de diversiones? ¿Qué planeaban hacer con ella, presentarla como una atracción del lugar? Nada tenía sentido. 

"Henry vamos" dijo Emma trayéndolo de sus pensamientos. 

Henry y Emma se acercaron a la ventanilla a comprar las entradas para todos. 

"Buenos días" Saludó muy amable la vendedora. 

"Buen día" Respondió Emma "quisiéramos 15 entradas de adultos y un menor de 12" pidió con una sonrisa tratando de que eso no sonara tan extraño como sabían que era. 

"¡16!" se sorprendió la vendedora 

"Es que estamos en una reunión familiar" dijo Henry 

"Bueno, aquí tienen, que lo disfruten" dijo ella aún sorprendida entregándoles las entradas junto a algunos mapas del parque. 

"Muy bien, aquí tienen cada uno su entrada y un mapa cada dos" Dijo Emma cuando se reunieron con el resto mientras Henry repartía las cosas. 

"Ya saben cuál es el plan, entramos, nos dividimos para abarcar más terreno y la buscamos. En una hora nos encontramos en el faro, ¿Entendido?" explicó Mary Margaret. 

"Tengo una pregunta ¿arriba o abajo del faro?" Preguntó Dopey 

"Eso da igual" dijo el señor Gold fastidiado 

"¿Y si unos suben y otros se quedan abajo?" insitió Grumpy 

"Bueno, entonces todos abajo" respondió David viendo que Gold comenzaba a desesperarse. 

"Aww, pero el faro ha de tener una gran vista panorámica del parque…" replicó Doc 

"¡Bueno entonces arriba!" Casi gritó Gold que ya estaba de malas. 

"Nos encontraremos arriba del faro en 1 hora, andando" Interrumpió David temiendo que Gold hiciera algo más que gritar. 


Regina había recuperado sus fuerzas y si bien aún no había recuperado sus poderes estaba dispuesta a escapar de ese lugar a como fuera, ya no podía soportar otro minuto encerrada sin ver la luz del sol o sentir la brisa en su cara. 

Por su parte Tamara y Greg estaban terminando con los preparativos para la tercera fase del plan. Las otras dos no habían salido de acuerdo al plan, se suponía que en la primer fase solo tenían que llevarse a Regina, luego de confirmar que tenía y podía usar magia sin que nadie se diera cuenta de que se la habían llevado, pero no solo que los demás se habían enterado, sino que también se habían tenido que llevar a la muchacha de rojo. 

La segunda fase era saber quién más podía controlar la magia y en tal caso llevarlo hasta las instalaciones donde mantenían a Regina, pero ella no había hablado nada, no habían podido sacarle ni un solo nombre y no podían arriesgarse a debilitarla tanto solo para sacarle información y que luego no sirviera. 

La cuarta y última fase era la más importante pero para eso debían completar la tercer fase en la que precisaban de una máquina especial que había construido Tamara, dicha máquina desde que la encendían hasta su momento de uso, sin riesgo alguno, tenía que tener un período mínimo de 4 días. La máquina debía estar lista en poco tiempo. 

Esta vez tenía que salir todo bien, no podían equivocarse, si no, habían pasado por todo eso para nada y estarían de nuevo en cero. No debían correr ningún riesgo y si la máquina decía que debían esperar dos horas más, entonces esperarían dos horas más para ponerla en uso. 

"Estás segura de que esta vez ya funciona, ¿no? No quiero volver a pasar por lo mismo que las otras veces" preguntó él nervioso. 

"Tranquilo, con nuestra última presa he podido perfeccionarlo todo, esta vez funcionará." Dijo Tamara decidida. 

"Me sentiría más tranquilo si todavía tuviéramos a la otra para probar como es la reacción." 

"Ya, pero no la tenemos" respondió Tamara en un tono seco 

"Es que no quiero perderla, no a ella, tu sabes lo que significaría para mi lograrlo con ella" 

"Lo sé, y por eso te aseguro que esta vez lo conseguiremos." 


Se habían dividido en 4 grupos, los enanitos por un lado, Mary Margaret y David juntos, Ruby y Granny habían salido en otra dirección, Gold y Cora fueron juntos a pesar de las protestas de él, no quería quedar a solas con Cora; y Emma, Hook y Henry fueron junstos por otro lado. 

"¿Dónde pueden haberla escondido?" Dijo Henry 

"¿Qué clase de mapa es este? No cumple con ninguna norma" Protestaba Hook 

"Vamos, concéntrate y piensa ¿dónde sería el mejor escondite?" Preguntó Emma 

"Bueno, obviamente no será nada donde todo el mundo pueda ver" comentó Henry 

"Entonces descartamos las atracciones al aire libre" Dijo Hook mientras tachaba del mapa dichas actividades. 

"Nos queda entonces el laberinto de ligustrinas, que tiene una carpa por posibles lluvias, el castillo del terror, la sala de espejos, esta carpa de aquí que no se que tiene, y… bueno, las oficinas" 

"Me juego a que está por el castillo del terror, todo oscuro sería difícil ver algo anormal" sentenció Emma 

"Entonces ¿Qué esperamos?" Dijo Hook poniéndolos en marcha. 

Por su parte los siete enanitos recorrían el parque con entusiasmo, encantados con todas las atracciones que había, de las cuales sabían por los falsos recuerdos implantados en el proceso de la maldición, pero en los que nunca se habían subido. 

"Bueno, bueno, que mal que nos pese tenemos que encontrarla" dijo Grumpy 

"¿Y por qué se desviven en buscarla?" preguntó Dopey 

"Es verdad, sería mucho más simple si no aparece, nos ahorraríamos penas futuras que sabemos que nos causará." Secundó Sabio 

"A mí tampoco me agrada la idea de encontrarla" 

"¿Y entonces por qué lo haces Grumpy?" preguntó Doc 

"Lo hago porque estoy ayudando a Snow y al príncipe. La razón por la que ellos la están buscando es la que deberían cuestionar, pero si de algo estoy seguro es que Snow y David siempre han hecho lo mejor para nosotros, lo mejor para todos, entonces los ayudaré sin importar qué" 

Los enanitos se quedaron en silencio y cuando Grumpy comenzó a caminar lo siguieron sin decir una sola palabra más que no estuviera relacionada con el objetivo del viaje. 


"¿Deberíamos tener ya noticias de ellos?" Preguntaba Belle tratando de ocultar su nerviosismo y preocupación. 

"Tranquila, seguro que no tardan en avisar que todo está bien" la tranquilizó August. 

"¿Tú crees?" 

"Sí, tal vez ya estén de regreso y todo. No te preocupes, mejor nosotros nos encargamos de ver que todo se mantenga en orden aquí y preparamos las cosas para cuando vuelvan ellos" 

"Sí, será mejor estar preparados para lo peor" 

"En ese caso Whale no podrá hacer mucho, si se presentan con el peor panorama deberíamos alertar a Blue, solo por si se la necesita" 

"¿Dijo si encontraron alguna manera de que los forasteros no entraran a este pueblo?" 

"Dijo que cree tener algo que puede servir, me lo contará esta tarde, ¿Quieres venir?" 

"Con tal de pensar en otra cosa…" 

Belle estaba todavía molesta con Rumpel por no haberle contado nada, por no haberle mencionado siquiera que había tenido algo con Cora, y mucho peor que de esa relación, amorío o lo que fuera, había resultado una niña y no cualquier niña, Regina. 

A pesar de todo lo molesta que se sentía estaba más preocupada de lo que mostraba, tenía miedo de que le pasara algo a Rumpel, de que nunca volviera a verlo, de que lo último que le haya dicho no haya sido más que palabras hirientes de enojo. 


Solo faltaban Ruby y Granny que llegaran al faro y los presentes ya habían comentado entre si que no habían encontrado nada que los guiara hasta ella. Esperaban impacientes a que llegaran con buenas noticias. 

"Vamos abuelita, solo cuatro escalones más…" Se escuchó que decía Ruby. 

"Para ti es fácil decirlo, no te suenan las rodillas en cada uno de ellos" 

"¡Por fin llegan!" Exclamó David 

"Mataría a quién dijo que 'arriba del faro' pero ya no me dan las piernas" Dijo Granny con cara de pocos amigos y fue directo a sentarse. 

"¿Encontraron algo?" Preguntó Hook 

"Nada, ni rastros" 

"¡Pero, entonces ese globo no funciona!" Gritó él molesto. 

"¡Claro que sí funciona! Solo debemos buscar mejor." Le corrigió Cora. 

"¡Pero si hemos recorrido todo el maldito parque!" 

"¡Momento…!" Dijo Henry pensando mirando por la ventana al parque. 

"¿Qué ocurre Henry?" preguntó Emma acercándose a él. 

"¿Qué es eso de allá?" 

"¿Qué cosa?" preguntó Mary Margaret. 

"Ese edificio viejo y sucio de allá" 

"¿Será el castillo de terror?" dijo David. 

"No, nosotros ya fuimos ahí y no es ese" negó Emma. 

"¡Ah!" exclamó Grumpy "Ese es un laberinto bajo techo" 

"Sí, está clausurado hace 28 años" añadió Dopey 

"No se permite el paso a nadie" agregó Sleepy 

"Laberinto... clausurado… Saben lo que significa ¿verdad?" exclamó Henry 

"Sí, pero dilo tu primero" dijo Dopey 

"¡Es el lugar perfecto para esconder a alguien que no quieres que escape, ni que lo encuentren!" 

"Claro, si lograra salir de una habitación se perdería en el laberinto y al mismo tiempo nadie pensaría en entrar porque está clausurado" siguió con la idea Mary Margaret 

"¿Qué esperamos entonces?" exclamó Cora al borde de la escalera 

"¿Hay que bajar las escaleras de nuevo? Mejor los espero en la camioneta para tenerla lista por si hay que salir rápido" Dijo Granny 

"Es una buena idea, vamos entonces" declaró David. 


"Vamos, ha llegado la hora" dijo Greg entrando junto a Tamara a la habitación. 

"No pienso ir a ningún lado con ustedes" 

"¿Es que no lo entiendes? Esto no se trata de si quieres o no, tú vendrás con nosotros porque es una orden que deberás obedecer" Dijo Tamara apuntándola con una pistola. 

"Aquí no puedes usar tu magia, así que yo en tu lugar aceptaría." Añadió Greg 

Regina se los quedó mirando con odio por unos segundos, pero no le quedaba más que obedecer. Dejó que la esposaran las manos y le encadenaran los pies y los siguió caminando muy lentamente. Había innumerables pasillos, era realmente difícil saber por dónde estaría la salida. 

Llegaron hasta una habitación circular donde, en el centro, había una especie de máquina. Regina se frenó de golpe y Greg que iba detrás de ella rebotó al chocar. 

"¿Qué es eso?" exclamó ella. 

"'Eso' es por lo que te tenemos aquí y por lo que era importante mantenerte viva, pero no te confundas, no te contaremos nuestros planes, tendrás que verlos" explicó él. 

"Ahora camina, debes entrar en ella" ordenó Tamara 

"¿Qué? No, no pienso moverme ningún lado, no pienso entrar ahí." 

"¡Oh! Lo harás" insistió ella. 

"No me importa que tanto me apuntes con eso, no lo haré" 

"Ya está, me cansé de oírlas discutir y me cansé de tu falta de colaboración" Dijo Greg, alzó a Regina por la espalda levantándole los pies y la llevó hasta la máquina. 

"¡Hey! ¡No, suéltame! ¡No pienso entrar ahí!" dijo forcejeando y pataleando. 

"Sí, sí lo harás" Contestó él luchando con ella. "Tamara, ve a los controles" 

Ella obedeció y Regina siguió luchando, sacudiéndose como podía, intentando librarse de su captor, hasta que logró darle una patada en las partes bajas y Greg cayó al suelo de dolor. Ella inmediatamente aprovechó para intentar escapar. Se le dificultó correr por las cadenas y cuando estaba por llegar a la puerta sintió como de pronto se tensaban todos sus músculos al recibir una descarga de la picana de Tamara y cayó derrotada al suelo. 

"Te dije que no escaparías" Dijo esta con una sonrisa de satisfacción en el rostro, la hizo incorporarse, tirando y sujetándola de su cabello haciéndola arrodillarse en el suelo. 

Greg ya repuesto del golpe se acercó a ella y la golpeó, sin llegar a dejarla inconsciente pero lo suficiente para hacerle sangrar el labio. Volvió a alzarla, aunque aún estaba algo atontada por el golpe y la descarga siguió resistiéndose pero a menor escala, sin evitar que la introdujera en la máquina. Greg le quitó las esposas de las manos para esposarlas cada una por separado a dos pilares que quedaban a la altura justa para eso. Luego de que estuvo asegurada, le quitó las cadenas de los pies, salió y cerró la puerta de la máquina. 

"Ahora sí, estamos listos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Queremos saber tu opinión, ¡deja tu comentario!
Notas y normas:
1. Debes tener CUENTA DE GOOGLE para poder comentar.
2. Respeta la netiqueta.
3.Puedes opinar lo que quieras (a favor o en contra de los episodios, personajes, guionistas, etc.) pero SIEMPRE respetando a los demás comentaristas.
4. Está PROHIBIDO PONER ENLACES en los comentarios.
5. Siempre que quieras comentar un spoiler en alguna entrada donde el tema no sea de Spoiler (por ej. en Curiosidades) indica SPOILER al comienzo de tu comentario.
Gracias.