jueves, 16 de agosto de 2018

Fan Fic: A Mermaid's Tail 3


Las aventuras marinas de Ariel continúan en la tercera parte del fic que nos trae nuestra seguidora Laura.

PALABRAS DE LA AUTORA: Pido disculpas por la mucha demora, pero a veces las circunstancias de la vida real no permiten hacer cosas que nos gustan. No es demasiado largo este capítulo, pero considérenlo un tentempié tras tanto tiempo de silencio, antes del siguiente capítulo, que será mucho más largo. Para que no se confundan, en “A Mermaid’s Tail 2” se explicaba que, cuando Morgana descubre que Maléfica se volvió Benéfica y descubre la verdad sobre John Seabottom, han transcurrido semanas desde la noche que hechizó a Ruby. Esta noche ocurre a la par del Storybrooke del 5x02, semanas antes de que Morgana averiguara estas cosas. Sin otro particular, les deseo que lo disfruten y que me perdonen. ¡Besotes a todos!


PREVIOUSLY ON “ONCE UPON A TIME”

RESACA: Todo sería mucho más rápido si le hubieras
contado lo de su madre de llano.
MORGANA: No me lo iba a creer, idiota, y es mucho más
Interesante que lo descubra por sí sola.

*********************************
TRITÓN: (entregándole los objetos a Ariel) Esto es todo lo que el Hada
Azul encontró de tu madre apenas desapareció.
Su anillo dorado, su corona real y un trozo de su pareo.

*****************************
BRUJA DE DUNBROCH: ¡El Martillo de Ares! ¡Muchacho,
no tienes idea del gran poder que tienes a tu alcance!

********************************
MALÉFICA: ¿Morgana?
MORGANA: ¡ME LAS VAS A PAGAR, ME DEJASTE SOLA
CUANDO MÁS NECESITABA TU AYUDA!

******************************
ARIEL: Sabemos que mamá perdió el trozo de ropa en una taberna en
Hamelín, y el anillo en el castillo de Maléfica.
ERIC: Morgana hace mucho tiempo me robó un martillo,
y un libro sobre Úrsula que de seguro es clave.
¡Tienen que estar en Tiburonia!
TRITÓN: Andrina, Attina y Úrsula me serán de gran
Ayuda en Tiburonia.

*******************************
BELLA: ¡Tía Nefazia!
NEFAZIA: ¡Bella! (se abrazan)

**************************
FREDDIE: (a Zelena) ¡Por tu culpa Malvadanieves me mató!
Suerte que resucité al poco tiempo gracias a que Quique deshizo todo.

**********************
EL HADA NEGRA: (a Freddie Kay) ¡Tú has logrado lo que muy pocos
hemos conseguido! ¡Únete a mí!
************************

MULÁN: ¡RUBY, SUÉLTAME, NO ME OBLIGUES A LASTIMARTE!
(el lobo la muerde mientras Morgana se ríe)

**********************
NOVA: (A Ariel) Tu príncipe es poseedor de un martillo que puede liquidar a
Morgana en un instante. ¡Se dirige hacia Agrabah!
Este colgante te devolverá tus piernas y tu voz.

**************************
VANESSA: ¿La Gran Diosa? ¿Y cómo me ayudarás a tener al Príncipe Eric?
ÚRSULA: Déjame entrar…acéptame como una parte de ti…seremos una sola.
(Con su vestido negro, Vanessa se dirige al camarote de Eric)

**********************
MORGANA: ¡Brindemos por las segundas impresiones!
(Choca copas con la Reina Malvada)

************************
AQUATA: La Reina Nefazia se suicidó por todos nosotros. Con su noble sacrificio cortó la conexión entre su hermana y nuestro tridente.

***********************
ARISTA: ¿Tú?
AQUATA: Sí. Yo maté a Nefazia. Yo.

**********************
                                MORGANA: ¡Allá voy, Storybrooke!

**********************
ARIEL: ¡Allá voy, Eric!

HIJOS DE ADELLA: Taquaa (mujer), Anadri (varón), Sitara (mujer), Anatti (varón), Dallale (varón), Anala (mujer), Leria (mujer)

ÁRIDO DESIERTO
Miles de años atrás

Mucho antes de que el gran mago Merlín bebiera del Santo Grial y transformara la tierra en que vivía en un sitio fértil conocido como el Bosque Encantado, una joven mujer dormía en un catre de paja, en una cabaña cerca del mar, en medio de un terreno marchito y miserable. Era una bella joven de largos cabellos color castaño oscuro, pero de mejillas enrojecidas por moretones, producto de la vida que llevaba. Vida que sólo podía olvidar en los breves ratos en los que dormitaba, mas su sueño estaría a punto de terminarse.
    ¡Despierta, holgazana, despierta! —la zarandeó por los hombros un joven rubio y atlético, pero de hosco carácter y ropa sucia y harapienta—¡Nosotros matándonos para conseguir algo de comida y tú aún durmiendo!
    —¡No estaría tan cansada si no fuera por tus golpes de anoche, Flotsam! —replicó la joven, apartándolo y poniéndose de pie.
    —¡Es para que aprendas a respetar a tu hermano, como madre aprendió a respetar a padre!
    —¡Y así aprendió también a morir! ¡Sólo espero que a ti la bebida te mate pronto, como a él!
    ¡Dejen ya de discutir! —exclamó entrando el mellizo de Flotsam, tan harapiento como éste, sosteniendo una red de pesca que contenía tres atunes muertos—¡Y tú, lávame los pies de inmediato, Úrsula!
   Su hermana rechinó los dientes, mordiéndose la rabia, pero susurró:
    —Sí, Jetsam.
A los pocos minutos, Flotsam y Jetsam estaban sentados en dos sillas del comedor, con sus pies sucios dentro de dos cubos de agua, y Úrsula arrodillada en el suelo, pasándoles una esponja por los pies.
    —Es una suerte que, por lo menos, esta miserable casa esté cerca del mar —comentó Flotsam.
    —¡Sí, y también es una suerte que la estúpida de nuestra hermana al menos sea tan buena lavándonos los pies! —se jactó Jetsam mientras su hermano se reía, y Úrsula volvía a sentirse humillada y furiosa.
    —Creo que se merece una recompensa por buen comportamiento —dijo Flotsam—. Oye, hermanita, ¿con quién de los dos quieres acostarte esta noche?
    Aquello fue suficiente. Úrsula se puso de pie con brusquedad y arrojó los cubos de agua al suelo de una patada.
    —¿QUÉ HACES, ESTÚPIDA? —bramó Jetsam, levantándose iracundo y tomándola de un brazo.
    —¡Nunca más dejaré que mi propia sangre me ponga una mano encima! ¡No volverán a someterme a ese espanto!
   —No es nuestra culpa la escasez de mujeres en esta maldita tierra —añadió Flotsam, poniéndose de pie también—. Debería darte gusto que dos machos como nosotros te hagamos mujer.
    Por respuesta, Úrsula le escupió en el ojo derecho, haciéndole cerrar los ojos de la molestia y soltarla, y echó a correr hacia la cocina.
    —¿CÓMO TE ATREVES? —gritó Jetsam, persiguiéndola. Pero Úrsula había llegado a agarrar un cuchillo de carnicero y ahora lo amenazaba con él.
    —¡Aléjense de mí, malditas anguilas asquerosas!
    —¿Crees que me das miedo con eso? —rio Jetsam antes de abalanzarse sobre ella y forcejear por el cuchillo. Ésta llegó a hacerle un tajo en la mejilla derecha, pero no advirtió que Flotsam había llegado a su lado, y ahora le arrebataba el objeto, mientras Jetsam gemía de dolor y sangraba. Los mellizos la abofetearon, uno en cada mejilla, haciéndola gritar y derrumbarse en el suelo.
    —No eres más que una pobre alma en desgracia. ¡Tan triste y tan sola! —se burló Flotsam—¡Tienes suerte de que tus hermanos te mantengamos, y encima, que te demos el gusto de estar con nosotros!
   La levantó bruscamente del piso y le sujetó las manos detrás de la espalda, mientras Úrsula gemía de dolor y humillación. Jetsam se corrió la sangre de la mejilla con una mano y la pasó al rostro de su hermana, mirándola con una vengativa sonrisa.
    Creo que un buen rato de hacerlo con los dos al mismo tiempo te quitará las ganas de rebelarte. ¡Vamos, hermano!
   Y, entre los dos, llevaron a Úrsula hasta su catre, dándoles igual sus gritos de súplica. Después de todo y, tal y como Flotsam le había dicho, sólo era una pobre alma en desgracia.

COSTAS DE AGRABAH
Miles de años después

El Príncipe Eric se encontraba sentado en su cama, en el camarote de su barco. A pesar de lo entrada que estaba la noche, se había desvelado comenzando a leer el libro que Maurice acababa de obsequiarle: “Úrsula, la Verdadera Historia de la Gran Diosa, Quinta Edición”.
    —¡Es increíble! —se dijo en voz alta—Nunca creí que Úrsula haya sido una simple mortal, y que tuviera esa vida tan espantosa —se disponía a continuar la lectura, cuando golpearon la puerta de su camarote con suavidad—. Adelante, Grims.
    Daba por hecho que se trataba de su querido cuidador, porque nadie más se atrevería a molestarlo a aquellas horas. Mas, para su sorpresa, era otra persona.
    —¿Vanessa?
La joven criada lucía un hermoso vestido negro, y estaba mucho más hermosa que de costumbre. Su sonrisa sensual impidió que Eric se diera cuenta del pequeño brillo amarillo de sus ojos.
    —¿Qué estás haciendo aquí? ¿Y ese vestido? —preguntó asombrado.
    —He venido a haceros compañía, Alteza —respondió, avanzando lentamente hacia él, que ignoraba por completo que se trataba de la Gran Diosa hablando por su boca—. Relajaos y disfrutad.
    Cerró la puerta del camarote, le rodeó el cuello con los brazos y, antes de que Eric pudiera reaccionar, lo besó con pasión en la boca. Una ávida sonrisa iluminó entonces el rostro de Morgana, pues la Reina de Atlántica lo observaba todo desde el báculo de Maléfica, en la Montaña Prohibida.

A MERMAID’S TAIL 3:
IN PAIN, IN NEED



ATLÁNTICA
Meses atrás

Lady Nefazia de Olympia contemplaba desde su balcón la paz y armonía que se respiraba en aquel reino que muy pronto sería suyo. Una enorme felicidad la embargaba, no sólo por estar al fin comprometida con el ser que había amado desde su remota infancia, sino porque todos en el reino parecían quererla y aceptarla. Todos los días recibía elogios sobre lo grandiosa que había estado la semana anterior en el musical, aunque no podía evitar pensar que aquel papel le correspondía a otra sirena, más joven que ella pero con el mismo espíritu curioso y aventurero.
    Sus días se dividían en compartir tiempo con su tan anhelado prometido, pasear por el reino e interactuar con sus súbditos (en especial su nuevo amigo, John Seabottom), y en contarles historias de sus viajes a sus futuras hijastras, casi todas ellas deseosas de oírlas.
   No puedo imaginar la reacción de tu padre al saber que ocultabas las cebras marinas delante de su nariz y jamás se había dado cuenta —comentó Arista, que, al igual que Attina, Adella, John, Urchin y Thor, estaba sentada en el jardín real alrededor de la futura reina.
     —Mi padre no era muy diferente del de ustedes, niñas. Por eso espero que lo valoren ahora y no cuando sean mayores.
    —Lo siento, lo siento, espero no haber llegado tarde —Alana y su mejor amiga inundaron el jardín de burbujas, de tan rápido que nadaban—. ¡Es que Perla quería saludarte, y no había tenido oportunidad!
    —¡Estuvo usted fabulosa en el musical, Lady Nefazia! ¡La felicito! —chilló Perla, emocionada.
   No es para tanto, por favor —se ruborizó la duquesa—. Todas las Princesas cantan muy bonito, y de seguro tú también.
  —Viniendo de alguien tan popular como Perla, es un tremendo cumplido —aseguró Alana con una gran sonrisa.
Ninguno de ellos sospechaba que Aquata y Andrina los observaban desde el balcón de la hermana mayor.
  —¡De verdad no sé qué le ven a esa insípida cursi de sonrisa dibujada! ¡Cómo la odio!
  —Reconozcamos al menos que estuvo grandiosa en el musical —titubeó Andrina.
  —¡Cállate, estúpida! ¡No te estoy preguntando! —chilló Aquata, girándose hacia ella y, como siempre, atemorizándola—¡Maldita seas, Nefazia! ¡Maldita seas!
La futura reina había notado que Aquata no solía participar de aquellas reuniones, pero tenía otra hija de Tritón en la que pensar.
   —A todo esto, ¿alguien sabe dónde está Ariel?

*****************************************

Subida sobre una gran roca, con los rayos del atardecer iluminando su largo cabello rojo y su preciosa cola de sirena, Ariel contemplaba el lejano castillo de Grimsby con gran tristeza. Cuántas veces había visto desde lejos aquel palacio humano, y soñado con estar allí entre la gente, para que luego su sueño se le escurriera como agua entre los dedos. Sabía que su príncipe no estaba allí, sino que había salido de viaje, pero contemplar el lugar le hacía recordar el baile en el que se habían conocido y en el que recibió la propuesta de ser parte del mundo de su adorado Eric.
     —Ariel, creo que no te hace bien quedarte a ver el castillo —dijo Flounder, flotando en la superficie junto a la roca. Su amiga siguió con la mirada perdida y no le hizo caso. Para sorpresa del pececito, la cabeza de Nefazia surgió de las profundidades—¡Oh!
   No te asustes. Urchin me dijo que estaban aquí. ¿Me dejas hablar a solas con Ariel, por favor? —pidió con amabilidad, mientras la Sirenita se giraba con sorpresa a ella.
   —Pero…está muda. No le entenderá nada si yo no la interpreto.
   —Tú tranquilo, Flounder —Nefazia le acarició la cabeza con cariño—. Ariel y yo nos entenderemos muy bien.
Éste miró a su amiga, como esperando confirmación, y la princesa asintió con el semblante triste.
    —¡Muy bien, yo me iré a jugar con John! ¡Adiós! —Flounder se zambulló en el mar, mientras Nefazia subía a la roca junto a su futura hijastra, pasándole el brazo por los hombros.
   Sé muy bien cómo te sientes. Pensabas que éste lugar sería tu hogar, y sientes que lo has perdido todo —Ariel asintió, derramando dos lágrimas silenciosas que cayeron en el mar, y Nefazia le secó las mejillas con sus dedos—. No tienes idea de cuántas veces había contemplado Atlántica, soñando con formar parte del mundo de Tritón, y aquí estoy —Ariel le dedicó una débil sonrisa—. Ya te lo he dicho, pequeña: los momentos vividos junto al Príncipe Eric nada ni nadie podrá quitártelos jamás, y quién sabe si algún día vivirás junto a él en este palacio tan bonito —Las dos sirenas observaron juntas el castillo de Grimsby, bañado por una tibia luz crepuscular, y Ariel apoyó su cabeza en el hombro de Nefazia—. Sé que es muy difícil, pero debes tener fe. Presiento que algún día éste no sólo será tu hogar, sino que vivirás aventuras inolvidables allí.
   Esbozó una gran sonrisa, mientras Ariel se preguntaba con aire soñador si de verdad le esperaban grandes cosas en el mundo de los humanos.

BOSQUE ENCANTADO
Febrero 2014

En efecto, el palacio de Grimsby fue un día el hogar de Ariel, y ahora ella dormía junto a su amado prometido en la habitación que ambos compartían, ignorantes de que dos grandes amigas estaban peleándose a muerte.
    —¿RUBY, QUÉ HACES? ¡RUBY, SUÉLTAME, NO ME OBLIGUES A LASTIMARTE! —gritaba Mulán, a pesar de que Caperucita Roja no le hacía caso y continuaba mordiéndole la pierna y haciéndola gritar. Aunque la guerrera sospechaba lo que le ocurría a su amiga, intentaba que su mano derecha alcanzara el mango de su espada en el suelo, pues tenía que defenderse.
    Al tiempo que sus dedos llegaban a rozar el mango y, mientras Morgana reía a carcajadas desde su bola de cristal en Camelot, Ruby se abalanzó sobre el pecho de Mulán y clavó sus colmillos en el cuello de ésta. La joven lanzó un grito de dolor, pero con su espada llegó a rebanarle sus patas traseras al lobo, haciendo que se desplomara a su lado en un charco de sangre. Mulán se debatía entre el agónico dolor de su pierna y la hemorragia de su cuello, y el de haber tenido que herir a su amiga de aquella manera.
    El lobo, aún con aquellas heridas, pretendía ocasionarle otra mordida a la guerrera, esta vez en la mano, pero justo a tiempo un potente polvo de amapolas aterrizó sobre ambas, dejándolas dormidas en el acto. Era Virgil Duncan, vestido con las ropas de DunBroch, quien lo había lanzado.
    El rubio echó a correr hasta la habitación de Ariel y Eric, y comenzó a zarandear a su amiga de los brazos.
    —¡Ariel! ¡Ariel! ¡Despierta! ¡Ariel!
 Después de mucho intentarlo, su amiga comenzó a recuperarse del polvo de amapolas, y también Eric.
    —¿Urchin? —se sorprendió, aún somnolienta—¿Qué sucede? ¿Qué haces aquí?
    —¡Ven! ¡Ven rápido! —exclamó, tomándola con fuerza de la mano y llevándola hasta la habitación de Mulán, mientras Eric iba tras ellos, también confundido.
    —¿Qué pasa para que nos despiertes así?
    —¡Miren! —exclamó Virgil, al tiempo que Ariel se tapaba la boca con las manos, del horror de ver a sus amigas, una de ellas en forma de lobo, bañadas en sangre y claramente cerca de la muerte—¡No sé cómo pudo pasar esto, pero así las encontré!
    —¡Morgana! ¡No hay dudas! —Eric apretó los puños con rabia.
    —¿Morgana? —preguntó Virgil.
    —¡No hay tiempo que perder! —exclamó Ariel, corriendo hacia la ventana.
    —¡Amor! ¿Adónde vas?
    —¡A solucionar esto!
Para perplejidad de Eric y Virgil, se arrojó de cabeza por la ventana, quitándose el brazalete en su caída. Segundos después, una sirena aterrizaba en el mar y se zambullía en lo profundo, nadando a toda velocidad.



ÍNDICA

     —¡Ariel! ¿Qué haces aquí, qué pasa?
La Sirenita estaba cada vez más cerca del palacio plateado de Aquata cuando se cruzó con otra de sus hermanas.
     —¿Qué haces tú por aquí, Arista?
     —Acabo de tener un desfile en este reino y ya iba a volver a casa.
     —¡Bien, yo debo seguir! —la cortó la pelirroja, reanudando el nado.
     —¡Espera! ¡No sé qué pasa, pero es evidente que es grave! ¡Voy contigo! —entre agitada y sorprendida, la rubia decidió nadar tras ella, hasta que llegaron al salón del trono de Índica.
     —¡Aquata! ¡Aquata! —gritaba Ariel a voz en cuello—¡Tendré que ir a buscarla a su habitación si no responde.
     —¿Se puede saber qué son esos gritos a estas horas y qué hacen ustedes acá? —La hermana mayor de ambas apareció en el salón con un semblante malhumorado y, tal y como Ariel pensaba, con el tridente de Índica en su mano derecha. La Reina Aquata tenía el hábito de dormir con el objeto bajo su almohada, tal y como hacía Mulán con su espada.
    —Necesito que por favor me prestes el tridente. —Ante la desesperación de Ariel, Aquata soltó una risa amarga.
   —¿Para qué quieres mi tridente?
   —¡Son mis amigas, Mulán y Ruby! ¡De Ruby te he hablado! ¡Están muy heridas, y si no las curo de inmediato, morirán! ¡Y papá está en Tiburonia así que no puedo contar con su tridente!
  —¿Qué hace papá allí?
  —¡Eso no importa ahora! —exclamó Ariel con los dientes apretados—¡Préstamelo, antes de que sea demasiado tarde!
   —¡De ninguna manera! ¡Y mucho menos para salvar a dos humanas! —terció Aquata con desprecio.
   —¡Te recuerdo que Ariel va a casarse con un humano! —intervino Arista, avanzando hacia su hermana mayor—¡Además yo conozco a Ruby y es muy agradable!
  —¡Tú cállate y dedícate a modelar, que es para lo único que sirves! —ambas intercambiaron una mirada de desdén.
  —¿Qué son esos gritos?
Arista tuvo que contener un suspiro al aparecer en la sala su cuñado, el Rey Apolo, con su cabello tan dorado como su cola y su pecho macizo y marcado.
  —Que mis amigas terrestres están al borde de la muerte y tu querida esposa no quiere prestarme el tridente para curarlas —dijo irónica Ariel.
  —Mira, lo siento, Ariel, y siento haberte contestado mal —Arista había sospechado que Aquata mediría su tono y sus palabras en presencia de Apolo—. No quise hablar mal de tus amigas, pero ahora con Morgana de regreso no podemos desprendernos del tridente ni un segundo. Son dos humanas, o todo el océano.
  —No es para tanto, mi amor, tranquilízate —apaciguó el rubicundo tritón, poniendo sus manos sobre los hombros de su mujer—. Morgana no puede usar ningún tridente, y tenemos suficientes armas para defendernos —miró a su cuñada con una sonrisa—. Además, Ariel nada muy rápido, de seguro hará todo en pocos minutos. Anda, dáselo. —Arista no pudo contener una gran sonrisa por la dulzura y comprensión de su cuñado, mientras éste tomaba el tridente de las manos de Aquata y se lo entregaba a Ariel.
  —Gracias, de verdad —dijo ésta, mientras Aquata fruncía el ceño y Arista seguía mirando embelesada al bello tritón.
  —Ya vete y cúralas, así vuelves cuánto antes —espetó la Reina Aquata.
  —Cuando te pones así, pareces la misma egoísta y petulante que eras hace años. Me decepcionas.
  —¿Que yo te decepciono, Ariel? ¡Yo lo he dado todo por ti, y por toda la familia! ¡Ustedes siempre han sido lo que más me importa!

ATLÁNTICA
Dos años antes de la Maldición

    —¡Ariel, espera! ¡No te vayas!
La pelirroja ya había abandonado el palacio a nado rápido, con Sebastián, la estrella y el colgante entregados por Gabriella en su bolsa, cuando Aquata la detuvo junto con Flounder.
   —¿Peroh ké okurreh, mi niniah? ¿Noh e’ ke vamoh e’ misioh especiah?
   —Hay algo más que quiero que se lleven, por si las cosas salen mal. Vamos rápido a la habitación de papá, antes de que esos malditos se despierten.
Muy intrigados, Ariel y Sebastián siguieron a Aquata y Flounder por el terrorífico palacio, hasta que se cruzaron con Alana en el gran pasillo que dividía las habitaciones. Ésta lucía tan demacrada y maltratada como todas las Princesas.
   —¿Pasa algo? ¿Adónde van?
   —No hay tiempo para explicar. Tenemos una esperanza de vencer a Morgana, y Ariel es la clave —explicó Aquata. Todos soltaron un gemido de miedo al ver profundamente dormidos en la habitación al tiburón Resaca, Benjamín y Marina del Rey.
   —¡Hastah dormidoh e’ desagradableh eseh tiburóh hijo e’ pulpah! —Mientras todos se quedaron en el umbral de la puerta, Aquata nadó hasta debajo de la cama de Morgana, con la esperanza de que el gran cofre marrón de su padre siguiera estando allí. Suspiró de alivio al verlo y, tras escarbar un poco en él, extrajo una antigua llave de hierro y fue hacia Ariel.
  —Como futura reina, papá me ha contado sobre esta llave. Es mágica, y hace que cualquier puerta conduzca a un lugar llamado la Tierra de las Historias No Contadas. Allí tu vida se detendrá, pero estarás segura.
 —¡Oh claroh, la Tierrah e’ lah Hitoriah Noh Contadah!
 —Nefazia nos contó una vez de esa tierra, Aquata. Tú y Andrina se lo perdieron —dijo Alana—. Dice que es un lugar de humanos, así que no sé qué efecto tendría sobre nuestra especie.
 —Yo tampoco lo sé. Papá no llegó a explicarme mucho —se lamentó su hermana mayor mirando a la sirenita muda, cuyo rostro denotaba desconcierto—. No sé si nos convertiríamos en humanas al acceder, o si tiene lugares especiales para los seres acuáticos. Pero, de cualquier manera, Ariel, tú serás humana con ese colgante. Así que, si el plan sale mal, al menos una de nosotras puede salvarse y sobrevivir.
  —¡Y a nosotras que nos parta un rayo! ¿Verdad?
  —Claro que no, Alana. Yo también tengo un plan para que todos nosotros salgamos de ésta. Porque lo más importante para mí es mi familia: mi padre, y mis hermanas.
  —Y Nefazia —añadió Flounder, desconcertándola por un momento.
  —Sí, claro. Y Nefazia —farfulló Aquata, antes de acercarse a Ariel y darle un fuerte abrazo—. Cuídate mucho, guárdate bien esa llave y espero que no la necesites. Ahora vete.
  Con Sebastián de nuevo en su bolsa, y la llave de la Tierra de las Historias No Contadas bien guardada, Ariel se alejó.


EL BOSQUE ENCANTADO
Febrero 2014

Eric colocaba vendas alrededor del cuello de Mulán, mientras Virgil depositaba la capa roja sobre el inerte lobo, devolviéndole su forma humana.
    —¡Grimbs! ¡Carlotta! ¡Louis! ¡Traigan más vendajes, por favor!
    —¡Esto sería mucho más sencillo con los recursos de Storybrooke!
    —¡Pero ya pronto llegará Ariel! ¡No hace ni cinco minutos que se fue!
Como si su príncipe la hubiera invocado, la Sirenita apareció en la habitación, en medio de un resplandor plateado, con el brazalete puesto, de nuevo su forma humana, y el tridente de Índica en su mano derecha.
    —¡A un lado! —Eric y Virgil obedecieron sin dudarlo, y Ariel lanzó un rayo blanco en dirección a sus malheridas amigas. De inmediato, las heridas en el cuerpo de Mulán se cerraron, y Ruby recuperó sus piernas intactas. Pero, además de eso, comenzaron a despertar.
    —¿Qué pasa? ¿Qué ocurrió? ¿Virgil? —Caperucita se sorprendió de verse a sí misma en el suelo, con sus amigos y su antiguo compañero de trabajo mirándola de pie, muy preocupados.
    —¿Ruby? —saltó Mulán, a su lado en el suelo—¿Eres tú de nuevo? ¿Cómo?
Eric y Virgil ayudaron a levantarse a Mulán y Ruby respectivamente, mientras Ariel explicaba los hechos con rabia.
    —¡Es más que obvio que fue Morgana! ¡Te hechizó, Ruby, para que te transformaras y atacaras a Mulán! ¡Si Urchin no hubiera estado aquí para despertarnos, no hubiera podido curarlas con el tridente de mi hermana!
    —¿Cómo puede ser que Morgana esté de vuelta, insisto?
    —No lo sé, Urchin —dijo Eric—. Pero sé que no se detendrá ante nada hasta conseguir lo que quiere.

COSTAS DE AGRABAH
Dos años antes de la Maldición

Tras un instante de confusión, Eric apartó a Vanessa de sí mismo con delicadeza, sujetándola de los codos.
    —Esto es muy inapropiado, no corresponde.
    —¿Vais a decirme que no os gustó, Alteza? —Era Úrsula quien hablaba por boca de la criada; quien sonreía con sensualidad y quien acariciaba el rostro del príncipe.
    —Es mejor que regreses a tu camarote —farfulló, confundido, alejándose unos pasos de ella y dándole la espalda—. No te preocupes, que no le contaré esto a nadie, y menos a tu madre.  Pero por favor, que no se repita.
    —¡Pero yo os amo! —gimoteó Vanessa por su propia cuenta, haciendo palidecer de pena el rostro del muchacho, y rabiar al de Morgana—¡Os amo con todo mi corazón!
    Tras recuperarse de la noticia, Eric esbozó una sonrisa triste y débil.
    —Con mayor razón no debemos hacer esto. No quiero lastimarte, pero en verdad no puedo corresponderte. Lo lamento.
    —¿Es porque soy una criada? —sollozó la joven—¿O es por esa chica que os dejó plantado y sólo habéis visto una vez?
    —Vanessa —Eric intentó acercarse hacia ella, pero la criada salió corriendo entre sollozos y cerrando la puerta tras de sí, dejando al príncipe con un triste y amargo sabor.
    Todo lo contrario de Maléfica, que, a kilómetros de allí, se permitía burlarse de Morgana.
    —Parece que tu precioso plan no funcionó, Morga. Y qué raro que tu querida Gran Diosa le haya permitido hablar a esa criada sin hacer nada más.
    —¡Porque es precavida, al igual que yo! —replicó la Reina de Atlántica—. ¡No va a levantar sospechas con el poseedor del Martillo! ¡Pero ya se me ocurrirá otra idea! ¡Siempre se me ocurre!

ÍNDICA
Febrero 2014

Tal y como había hecho un rato antes, Ariel gritaba en el salón del trono del palacio real.
    —¡Aquata! ¡Aquí estoy con tu preciosísimo tridente! ¡Aquata!
    —¿Qué son estos gritos a estas horas? —una sirena muy familiar, que en aquel momento llevaba el cabello largo y anaranjado, se acercó hacia ella—El ruido no hace bien, así como el bien no hace ruido.
    —Marina del Rey —susurró Ariel con desprecio, al tiempo que su hermana mayor se acercaba agitada.
    —¿Y ahora por qué tienes que gritar, maleducada? ¿No curaste ya a tus amigas?
    —La mala educación es el destino del largo viaje de la sinceridad.
    —¡Cállate, que no tengo paciencia para ti! —la princesa la miró tan enojada, que Marina frunció los labios y no se atrevió a replicar—. Te hablo así, Aquata, porque no me olvido de que no quisiste prestarme el tridente. ¡Si no fuera por Apolo no lo hubieras hecho! —y se lo entregó de mala gana, antes de cruzarse de brazos—. ¿Cuánto tardé en ir y volver? ¿Eh? ¿Cuánto? ¿Ha pasado algo aquí en tu reino?
   —¡Basta, hermana! ¡Ya te expliqué mis motivos! —la dura expresión de Aquata se tornó más conciliadora—. Si ya todo está bien, ¿no me puedes perdonar? No debemos estar enojadas, y menos con Morgana al acecho.
    Ariel la miró, menos enojada y más pensativa, pero siguió con los brazos cruzados.
     —Los hermanos sean unidos, pues esa es la ley primera. Tengan unión verdadera en cualquier tiempo que sea, porque si entre ellos pelean, los devoran los de afuera —recitó Marina del Rey, mientras Ariel volvía a mirarla con desdén.
    —Aquata, sigo sin entender cómo pudiste contratarla después de lo que nos hizo. ¡Ponerla de institutriz de tu hijo, de mi sobrino! ¿Qué caracoles estabas pensando?
   —La que nos hizo daño fue Morgana, y sabes que Marina ya está redimida.
    —Redimida soy —dijo con orgullo—. Me gané mi segunda oportunidad con el sudor de mi frente.
    —¿Sudor? —preguntó Aquata, confundida—¿Qué es el sudor?
    —No interesa —cortó Ariel—. Yo mejor me voy a casa a dormir, que fue una noche muy larga.
    —¡Ja! No me perdonas, ¿verdad? —rio Aquata—. Pues mejor que ningún otro humano salga herido hasta que vuelva papá, porque no te volveré a prestar el tridente. Pero para que veas que yo no soy tan mala, te ofrezco quedarte a dormir aquí, en el palacio.
    —¿Y para qué? —dijo la Sirenita, escéptica.
    —¡Para que estés protegida hasta que vuelva papá, por todos los cangrejos!
    —No, gracias. En ningún lugar del mundo estoy más protegida que junto a Eric, y él también necesita de mí. Hasta otro día.
    Se alejó nadando, mientras Aquata y Marina la contemplaban.
    —Sí que es testaruda mi hermanita.
    —Nos gusta llamar “testarudez” a la perseverancia ajena, y “perseverancia” a nuestra propia testarudez.
    —¡Ya basta! —exclamó la Reina de Índica—. Pareciera que no valorara lo que hice por ella, y por todos.

ATLÁNTICA
Dos años antes de la Maldición


Aquata nadó lo más rápido que pudo a la pútrida mazmorra de Morgana debajo del palacio de hielo, y se horrorizó al ver que las celdas con barrotes de verde oscuro y negro tenían prisioneros a su padre en versión niño, a su madrastra en forma de larva, a su hermana Andrina y a Perla, la mejor amiga de Alana.
    —Aquata —gimoteó Andrina a ver a su hermana, y ésta dejó escapar un grito de terror al ver que le habían amputado los dedos índice, anular y central de la mano izquierda.
   —¡Poseidón! —exclamó, acercándose a ella, que comenzó a llorar—¿Morgana te hizo esto, verdad?
   —Sí —dijo entre sollozos el niño Tritón—, y a Perla la ha electrocutado hasta dejarla desmayada.

  —Pero, ¿por qué a ella? —Aquata lanzó una mirada a la inconsciente y herida sirena. 


  —Por intentar defender a Alana cuando la tuvo prisionera ayer —lloraba Andrina.
  —No se preocupen. Esto muy pronto se va a terminar —Muy decidida, Aquata nadó hasta la celda de Nefazia, estiró la mano y, al ser ésta una larva, pudo sacarla sin problemas. Era evidente que eso a Morgana no le importó, pues Nefazia sola no podía ir a ningún lado.
  —¿Qué le haces a Nefazia, Aquata? —preguntó Tritón, mientras Perla comenzaba de a poco a recuperar el conocimiento y entreabría los ojos.
  —Nada, papá. No te preocupes —le sonrió su hija mayor.
  —Pero… —Andrina se calló en seco, al lanzarle Aquata una de sus atemorizantes miradas. Nefazia, por su parte, temblaba de miedo al sujetarla su hijastra con suavidad por el cuello.
  —Nefazia y yo vamos a dar un paseo —dijo a su padre, que con su infantil mente no dudó de su palabra.
  Sin darse cuenta de que Perla lo había visto todo, Aquata abandonó la mazmorra sujetando a Nefazia en su mano.


EL BOSQUE ENCANTADO
Febrero 2014

Ruby contemplaba el cielo raso, acostada en su cama con los ojos muy abiertos, cuando llamaron a su puerta.
    —Adelante.
    —Soy yo, Ruby —dijo Virgil con preocupación, avanzando y arrodillándose junto a su cama—. ¿Cómo te sientes?
    —Físicamente, bien; de ánimo, muy mal. Con o sin Morgana, es horrible saber que pierdes el control de ti misma y que puedes lastimar a tus propios seres queridos. No me sentía tan mal desde que creí haber matado a Billy —sollozó.
    —Si sirve de algo, yo creí en tu inocencia —aseguró, tomándola de la mano—. Pero no quise molestarte en un momento donde estábamos peleados.
    —Mejor cambiemos de tema —suspiró Caperucita—. ¿Cómo están las cosas en Storybrooke?
    —Lo último que llegué a saber es que Regina tuvo un ataque porque descubrió a Henry masturbándose con porno. Lo escuché sin querer en “La Abuelita”.
    —¡Cómo ha crecido Henry! —rio Ruby—. Espero que no haya sido con el que grabamos nosotros.
    —Y menos mal que lo grabamos sólo una vez. Imagínate si hubiera sido durante veintiocho años —rio él también.
    —Blanca me contó que hubo un día en que ella y David recuperaron la memoria, y las cosas fueron diferentes. Debe haber sido en ese. En fin, mejor cuéntame qué haces aquí, en el Bosque Encantado, y con esas ropas —rio un poco.
    —Lo sé, me quedan graciosas —rio el rubio también—. Estaba en DunBroch, donde hoy había un gran alboroto porque la Reina Mérida no aparece por ningún lado.
    —Mérida es amiga nuestra. De seguro se fue a Camelot. Yo sé por qué lo digo —sentenció, recordando que el Rey Arturo había asesinado a Fergus.
    —Pues alguien tiene que decírselos, porque se fue sin avisar. Su madre incluso le pagó a la Bruja para que ayude al ejército a buscarla. Me escabullí en su cabaña aprovechando su ausencia y le robé el polvo de amapolas, con la esperanza de que fuera útil algún día.
    —Esa Bruja —rabió Ruby—…me tuvo de mascota por semanas, y me hechizó para que mi olfato fuera mucho más fuerte que antes. Al menos es gracias a eso que puedo ayudar a Ariel ahora en su búsqueda.
    Se refería, por supuesto, a olfatear los objetos que la Reina Atenea había usado décadas atrás. Pero Virgil no se detuvo a preguntar de qué búsqueda hablaba ella, sino que se centró en otra cosa.
    —Mmm…sobre eso —titubeó el muchacho—, la verdad es que fui a DunBroch a buscarte a ti. Dejé Storybrooke hace unos dos meses y te busqué por tierra y mar, nunca quedándome mucho tiempo en un solo lugar.
    —¿Enserio? —se sorprendió Ruby—¿Y por qué me buscabas?
    —Porque te quiero —dijo mirándola a los ojos—. No dejé de pensar en ti un solo día, y es por eso que reaccioné tan mal cuando la primera maldición se rompió. Porque quería estar contigo. Aunque sé que no fue la mejor manera, y lo siento.
    —Urchin —respondió ella, con una débil sonrisa—, yo también te quiero, pero no de la manera que quisieras. Lo siento mucho. Pero te agradezco muchísimo por haber salvado mi vida.
    Virgil dejó escapar dos lágrimas, que surcaron sus mejillas.
    —Es lógico. Siempre que dos personas tienen mucho sexo, una se termina enamorando y la otra no. Se ve que a mí me tocó ese papel.
    —No quiero lastimarte… —se incorporó en la cama, pero él se alejó llorando. En el pasillo se cruzó con Ariel.
    —¡Urchin! ¿Qué te pasa? —preguntó, abrazándolo.
    —Estoy enamorado de Ruby, y ella me rechaza —continuó llorando—¡Después de que la salvé de ahogarse cuando nos conocimos! ¡Después de que la busqué por todas partes! ¡Después de que le salvé la vida esta noche!
    —Mmm…Urchin —titubeó la princesa, abrazándolo—. Nadie duda de todo lo que has hecho. Es más, yo te agradezco lo de hoy porque sino ella y Mulán estarían muertas. Pero no se puede obligar a alguien a sentir lo que no siente.
    —¡Claro! —enojado, se apartó de los brazos de su amiga—¡Qué fácil para ti, que él hombre que amas te ama a ti también y te mima todos los días! ¡Que viven en un final feliz eterno!
    —¡Eso no está bien! —replicó Ariel—Tú sabes todos los problemas que pasé para poder estar con él. Para tener la felicidad que, hasta anoche, tenía. Entiendo que te sientas mal, pero yo no tengo la culpa.
    —¡Cuando vivíamos en Atlántica, yo te contuve mil veces cuando llorabas por él! Que apenas lo habías visto una vez, en cambio a Ruby yo la conozco muy bien. ¿Lo tuyo valía y lo mío no significa nada?
    —Y yo te lo agradezco, sabes que te lo agradezco, pero no mezcles —Ariel se puso más firme—. Vuelvo a repetirte, entiendo que estés muy mal, pero esta noche todos pasamos por cosas mucho peores como para que encima me hagas un berrinche. Entre lo de mi hermana y lo de mis amigas, si sigues hablándome así voy a contestarte muy mal, y no quiero eso.
    Virgil la miró muy enojado, se secó las lágrimas y siguió su camino sin decir una palabra. Entonces Ruby salió al umbral de su habitación y lo contempló irse.
    —Es culpa mía, yo hice que se pusiera tan mal.
    —No tienes que disculparte —repuso Ariel, antes de abrazarla—. ¡Qué bueno que estás bien, porque no quiero perder a nadie más!

*************************************************

Eric esbozó una amplia y protectora sonrisa al ver entrar a Ariel en la habitación, ya de nuevo vestida para dormir, y abrió sus brazos de par en par. La princesa se abalanzó a él sin contener los sollozos, y éste la estrechó con fuerza entre su pecho y sus brazos.
     —Lo sé, lo sé, fue una noche fuerte, pero ya se terminó.
     —¿Es que va a haber un ataque diario? Anoche, el incendio. Ahora esto.
     —Vamos a acostarnos y no pienses más en eso —susurró el príncipe con ternura, mientras se dirigían a su cama, donde Ariel volvió a abandonarse entre sus brazos.
     —Fue ella, estoy segura. Ella causó que Ruby se volviera tan agresiva de golpe contra Mulán. ¡Y no entiendo por qué!
     —Venganza, mi amor. Fue venganza —respondió acariciándola —. Ellas te sugirieron no averiguar más sobre tu madre hasta que Morgana aparezca, porque es sin duda lo que ella quiere. Pero no te preocupes: para mañana temprano tu padre me habrá devuelto mi Martillo, y yo me encargaré de todo. Y entonces sí, descubriremos lo de tu madre juntos.
    —Esto me recuerda a cuando supimos que Nefazia se había suicidado —sollozó la Sirenita—. Toda Atlántica la lloró por meses. Se sacrificó para detener a Morgana, y ahora ella nos amenaza de vuelta.
    —No sé si puedo prometer que protegeré a todos, pero te prometo que te protegeré a ti —juró Eric, abrazándola más fuerte.
     —De verdad no sé qué haría sin ti —suspiró Ariel, apretándose más contra el pecho de Eric —. Te amo tanto, pero tanto, tanto.
     —Yo te amo más.
     —No, yo más —se miraron sonrientes y se besaron con ternura, antes de que la pelirroja volviera a acurrucarse—. Pensar que, una vez, Nefazia me dijo que viviría muy feliz aquí, en tu castillo. ¡Y aquí estoy, con mi héroe!
     —La heroína de esta noche fuiste tú, que las salvaste a las dos.
     —¡Pero lo que me costó que me prestaran el tridente! —rezongó la joven —. ¿Creerás que Aquata me propuso que me quede a dormir en su palacio “por seguridad”?
     —¿Y te pareció mala idea?
     —¡Por supuesto! En ningún lugar del mundo estoy más segura que contigo, que te amo desde el primer momento en que te vi. Cambié mi mundo por el tuyo y ahora soy parte de él, porque te amo —sus ojos se iluminaron de amor al decirle esas palabras, al tiempo que los de su príncipe se encendían también.
     —No lo cambiaste. Ahora eres parte de ambos, igual que yo —sonrió, antes de volver a besarla —. A veces sigo preguntándome si me merezco un ser tan precioso como tú.
     —Tú te mereces todo y mucho más —sentenció Ariel, antes de que comenzaran a besarse muy cariñosos.

CAMELOT

    —¡Qué asco, Úrsula mía! —exclamó Morgana, que lo observaba todo desde su bola de cristal—¡Encima de que fracasé en matar a esas entrometidas, tengo que aguantarme esto!
    —Serán entrometidas pero tienen razón —comentó Resaca desde su pecera—. Fuiste muy estúpida al presentarte ante Ariel y confiar en que investigaría lo de Atenea sin sospechar.
    —¡Mira, anchoa defectuosa, no te doy lo que te mereces sólo porque tienes razón!
    —¡Claro! ¡Porque tú no eres nada sin mí! —la desafió.
    —¿Qué dices? —la hechicera blandió un puño ante él.
    —¿Quién tiene siempre las mejores ideas? ¡Yo! ¿Quién hace todo el trabajo? ¡Yo!
    Morgana se llevó una mano a la frente, y con la otra hizo aparecer un cierre en la boca de la piraña, que comenzó a forcejear, sin éxito.
    —Mejor que siga poniéndome al día con aquellos que me interesan —Fue hasta uno de los atrapasueños que había creado el Cisne Oscuro, e invocó la imagen de Cyrus.
    —Mis ataduras…se han ido —decía éste, antes de sonreír—¡Alicia, soy libre!
    —¿Cómo? —exclamó Morgana, mientras la imagen cambiaba, y mostraba a Jafar asesinando a Amara junto a Alicia y Cyrus en el Pozo de las Maravillas.
    —Esta agua no era tuya para ser tomada —le decía Nyx al antiguo visir de Agrabah—¡Dejaste que tus deseos se antepusieran al destino! ¡Ahora tu destino será servir los deseos de otros!
    Al tiempo que Jafar gritaba derrotado en su nueva prisión, Morgana chillaba de desconcierto y aparecían Taj y Rafi en la imagen.
    —¡Somos libres! —decía Rafi—¡Hermano, somos libres!
    —¡La maldición se ha roto!
    —¡Genial! ¡Fabuloso! —enfurecida, Morgana destrozó el atrapasueños con sus manos y lo tiró por la ventana—¡No hay genios ya, ni tampoco un segundo hechicero para cambiar las leyes de la magia, y hacer mi resurrección!
    Resaca forcejeaba por liberarse del cierre, como si tuviera algo muy importante para decir.
    —¡Más te vale que valgan la pena tus palabras, pirañeta inmunda! —Al poder hablar, Resaca le dijo, tras respirar agitado:
    —¿Por qué no investigas a Regina? Tal vez ella te ayude, como la última vez.
    —¡Brillante, Resaca, brillante! ¡Por eso te quiero tanto! —muy entusiasmada, Morgana volvió a dirigirse a la bola de cristal para ver lo que ocurría en ese mismo momento. Abrió los ojos como platos al ver a su antigua amiga junto a un lago, siendo al parecer absorbida por una Furia.
    —¡No tienes que hacer esto sola! ¡Estoy contigo!
    —¿BLANCANIEVES? —gritó Morgana, mientras Mary Margaret tomó el brazo de Regina y comenzó también a ser absorbida por el monstruo.
    —¡Yo también! —gritó David, tomándola del otro brazo.
    —¡Y yo, hermana!
    —¿Encantador? ¿El enano mugroso? ¿Hasta el estúpido de Arturo? —la hechicera marina no daba crédito a lo que veía, mientras entre todos contrastaban el poder de la Furia hasta expulsarla de allí.
    —Debe ser una broma —comentó Resaca, que tampoco lo creía—. Debe ser un chiste muy bueno que Regina te está haciendo.
    —Dios mío…¿estás bien? ¿Estás bien? —Regina corrió hacia el cuerpo inerte de Robin Hood, intentando reanimarlo.
    —Parece que conseguiste algunos creyentes —susurró éste. Regina sonrió aliviada y lo besó, mientras Morgana seguía sin asimilarlo.
    —¿Qué tiburones está pasando acá? ¿De cuánto me perdí?
    —¿Cómo sabían que funcionaría? —preguntó Regina, girándose a sus antiguos enemigos.
    —Fue suerte —respondió agitada Mary Margaret.
    —Regina, no íbamos a dejarte ir —incluso David le tendía la mano.
    —Enfrentar a ese monstruo probó algo. Que si alguien va a salvar esta ciudad, eres tú —sentenció Leroy.
    —¿PERO QUÉ PIRAÑAS SIGNIFICA ESTO? —estalló Morgana, yendo a tomar otro atrapasueños.
    —Entiendo tu desconcierto, pero a mí hay algo que me tiene más intrigado aún —dijo Resaca—. Nunca hemos comprobado por qué Ariel es humana permanente. Por qué tiene ese brazalete. La hemos espiado en tiempo presente, pero no pasado.
    —¡Eso es lo que menos me importa ahora! A ver si puedo averiguar qué pasó con Regina en este tiempo—Morgana se concentró en el atrapasueños, y para su sorpresa, fue Ariel quien apareció, en la superficie del agua, y con Regina de pie ante ella.
    —Ahora podrás tener piernas siempre que quieras. O cola. Lo que Eric prefiera estos días.
    —Gracias.
    —¿QUÉÉÉÉÉÉ? —explotó Morgana, desquiciada—¿QUIÉN ES ESTA MUJER Y QUÉ HIZO CON MI REINA FAVORITA?

LA MONTAÑA PROHIBIDA
Dos años antes de la Maldición

 —Ahora supongo que querrás que prepare tu poción, ¿verdad? —preguntó Maléfica.
 —¡Bravo! ¡Eres más brillante que un pez dorado, querida Mal! —se burló Morgana, aplaudiendo.
   —Pero, ¿para qué quieres mi vieja pócima si ya tienes el tridente? —preguntó Maléfica, sorprendida.
   —Porque nunca se sabe lo que puede pasar, como bien tú me has demostrado —Morgana le dedicó una mirada de odio que avergonzó a la misma Emperatriz del Mal.
   —Tomará algunos minutos.
   —¿Algunos minutos? ¡Claro, entonces la anterior ya la tenías preparada de antemano, porque sabías que yo vendría!
   —No lo sabía, pero lo sospechaba. ¡Y ya deja de hacerme reproches, que ahora te estoy ayudando en todo, y el tridente ya lo tienes! —replicó Maléfica, cuando Úrsula, Regina y Cruella comenzaron a moverse en el suelo—. Creo que mi hechizo del sueño está concluyendo su efecto. Mejor que se conozcan en condiciones, antes que nada.
    Ya de pie, aunque algo confundidas, las tres villanas se vieron cara a cara con Morgana. En el rostro de la bruja de Poseinópolis se reflejaba el desconcierto; en el de la Devil, el miedo; en el de la Reina Malvada, la rabia.
    —¡Tú! —exclamó Regina, generando una bola de fuego—¿Cómo te atreves a atacarme así, vieja loca?
    —¡Vuelve a llamarme así, usurpadora, y sabrás lo loca que estoy! —exclamó Morgana, blandiendo el tridente ante ella.
    —¡Ya basta! —gritó Maléfica, poniéndose en el medio de Morgana y las otras tres—. ¡Todas son amigas mías, y, ante todo, éste es MI castillo! Esto es un gran malentendido. Ella es Morgana y no tiene nada contra ustedes, ¿verdad? —añadió, girándose hacia ella.
     —Mientras no se metan en mi camino, no me meteré en el suyo. ¿Lo has entendido, Úrsula? —le sostuvo una insípida mirada a ésta, haciéndola titubear de miedo—. Nosotras ya nos conocíamos, Maléfica.
     —Así es —murmuró Úrsula, bajando la cabeza. Si la Emperatriz del Mal estaba sorprendida, no lo demostró.
    —Pues ellas son Regina y Cruella —las presentó, señalándolas.
    —¿Y tú pretendes que con una presentación amistosa me olvida de lo que ésta loca me hizo?
    —¡Basta, Regina! El objetivo de mi amiga Morgana es el Príncipe Eric, no tiene nada que ver con ustedes.
    —¿Por qué lo tienes que andar contando, dragón bocón? —saltó Morgana, mientras una sutil sonrisa se dibujaba en el rostro de Regina.
    —Porque ellas son de mi completa confianza —terció Maléfica—. Espero poder dejarlas solas sin que se maten mientras preparo la poción.
   —Por mi parte sí, querida. Soy una dama muy delicada y fina para andar de peleonera —Cruella se tapó la boca mientras bostezaba—. De hecho, ya me iré a dormir, querida. Buenas noches.
    —Yo también. Buenas noches —Úrsula se alejó del salón detrás de Cruella, pero tensa y atemorizada.
   —Volveré enseguida —Maléfica desapareció, envuelta entre llamaradas verdes, dejando solas a dos malvadas reinas.
   —Conque…quieres perjudicar al Príncipe Eric, ¿verdad? —sonrió Regina, dando un paso adelante—. ¿Puedo saber por qué?
 —¿Y eso a ti que te importa?
 —Estoy en el medio de una guerra y…
    —¡Lo sé, lo sé! ¡Contra una tal Blancanieves! Lo escuché todo mientras espiaba a Maléfica.
    —¡Es mi enemiga mortal, y voy a destruir su felicidad aunque sea lo último que haga! —juró la Reina Malvada—. El Príncipe Eric de seguro se uniría a ella en su guerra contra mí, así que, si quieres acabar con él, cuentas conmigo —aseguró con una sonrisa.
   —¡Pero si no me conoces, mujer! ¡Y acabo de darte una paliza de muerte! —Morgana estalló en carcajadas.
  —Sin embargo, veo que llevas el Tridente de Atlántica, y yo aborrezco a las sirenas —rabió Regina. ¡Todas mis experiencias con esas criaturas han sido horribles! —Morgana se sorprendió para bien ante el hecho de que aquella mujer odiara a las sirenas—. Además, ahora entiendo que tu objetivo era Maléfica, y creo saber por qué la has atacado.
  —No me digas, reinita —sonrió Morgana—. ¿Por qué ataqué a nuestra Mal, según tú?
  —Porque te recomendó un plan para acabar con tus enemigos, y falló. A mí me dio dos ideas para destruir a Blancanieves, y ambas terminaron muy mal.
  —Al menos a ti te ayudó, no como a mí.
Regina se sorprendió con la respuesta, e iba a preguntar algo cuando Maléfica reapareció, entre llamaradas, y sosteniendo una copa de vidrio con un líquido rojo burbujeante.
  —Espero que no se hayan matado durante mi ausencia.
  —Claro que no, Mal. De hecho, creo que Regina y yo podemos ser muy buenas amigas —Para el desconcierto de la hechicera, ambas reinas se sonrieron con perversidad.
  —Pues aquí tienes tu preciosa poción, Morgana —Maléfica tendió la copa ante ella, que se la bebió de un trago largo y profundo, y luego dejó escapar un sonoro eructo.
 —Perdón —gimió, ante el asco de las otras dos—. Es el sonido de la victoria.
 —Espero de verdad que logres todo lo que te propones, Morgana.
 —Lo mismo para ti, Regina.


EL PALACIO OSCURO

Henry se sorprendió al ver llegar a su hija acompañada de una mujer que no conocía, pero que, por el color de su piel y el tridente que sostenía, era sin duda una bruja de los mares.
    —Regina, ¿cómo te fue en la cena con Maléfica? ¿Quién es ella?
   —Papi, ella es Morgana. Morgana, mi padre, Henry —los presentó la Reina.
   —Mucho gusto, abuelo —sonrió la bruja extendiendo su mano, que éste dudó en estrechar—. ¿Qué pasa? ¡Pulpo que habla, no estruja!
   —Mucho gusto —Henry le dio la mano, dubitativo, y se giró hacia su hija—. Perdonarás mi sorpresa, Regina. Salvo Maléfica, no sueles traer personas al castillo, y menos desconocidos.
   —Verás, papi: creo que Morgana es una agradable excepción —sonrió la Reina Malvada, girándose a su nueva amiga—. Ella es enemiga de nuestro querido Príncipe Eric, y nos conviene ayudarla antes de que forme alianzas con Blancanieves y nos complique más las cosas.
   —¡Regina, por favor! ¡Tu propio primo! —el anciano la tomó del brazo y le susurró: —¿Hasta cuándo vas a seguirla con esta guerra?
  —¿Es que vas a engañarme otra vez, como con el corazón de Blanca o el arco de Cupido? —Morgana soltó una risotada.
  —Parece que tu “papi” no es tan perfecto después de todo —Pero Henry la ignoró.
  —Si nos hubieras hecho caso a Campanita y a mí, ahora estarías viviendo tu Final Feliz con otro hombre y no necesitarías nada de esto.
  —¿Y traicionar así la memoria de Daniel? ¿Dejando su muerte sin ser vengada y arrojándome a los brazos de alguien que no conozco? —se escandalizó la Reina—Además, como si persiguiendo a Blancanieves tuviera yo tiempo de pensar en un romance. ¡Por favor! ¡Vete a tu habitación, papi! —exclamó, haciéndolo desaparecer en una nube morada—. Siento que hayas visto esto, Morgana.
   Se sentaron en dos sillas frente al espejo de la mesa de luz de la habitación.
    —La familia siempre es un problema —la Reina de Atlántica tomó asiento—. ¿Cómo es eso de que el Príncipe Eric es tu primo? ¿Lo decía enserio tu padre?
   —Ese maldito muchacho y yo somos parientes lejanos —la revelación de la Reina hizo palidecer el rostro grisáceo de Morgana—. Te sorprende, ¿verdad? Incluso nací en el palacio de Grimsby y viví allí los primeros años de mi vida. ¡Los odio a todos!
   —¡Qué interesante! —sonrió la soberana de Atlántica, bajando sus defensas—Pues, no sé si habrás oído sobre el Martillo de Ares, pero tu primito lo tiene y es el único poseedor de él.
   —¡He oído sobre él, pero creí que sólo era un mito! —rabió la Reina—¡Con ese objeto de su lado, Blancanieves se alzaría con el reino para siempre!
  —Tienes la ventaja de que tu primito aún no sabe nada sobre la guerra, por estar en su querido viajecito. ¡Y tú misma dices que se pondrá en tu contra cuando regrese y se entere de todo! ¡Tenemos que quitarle ese martillo, cada una por nuestros intereses!
 —Pues, ya que hablamos de intereses, yo ya te he contado casi todo mi problema y tú no demasiado del tuyo —comentó Regina—. No entendí bien ni qué te ha hecho Maléfica ni qué tienes contra Eric, además de quitarle ese martillo.
   —Ya habrá tiempo para contar todo, Regina, cuando termines de ganarte mi confianza —sonrió Morgana, haciéndola fruncir el ceño—. Lo que puedo decirte es que te he espiado, cuando te hacías pasar por la Gran Diosa Úrsula y cuando le quitaste su voz a esa sirenita tan metiche y odiosa. La espiaba a ella, y a él. Tú sólo has sido una coincidencia.
   —Ese pescado colorado es otra de los incontables que ayudaron a Blancanieves a escapar de mí —dijo la Reina con repugnancia—. Tengo su odiosa voz muy bien guardada.
  —¡Su voz! —exclamó Morgana, regocijante—Si Vanessa, la criada que es clave para mi plan, tuviera la voz de esa sirenita, hacer caer a Eric sería mucho más fácil. ¡Bien, es hora de que Morgana meta sus tentáculos en el asunto! —exclamó, poniéndose de pie de un salto—. ¡La voz de la hija de Tritón será mía!
  —¡Y haremos que Eric se retuerza de dolor como un gusano en el anzuelo! —exclamó la Reina Malvada, poniéndose también de pie.
  Las dos mujeres soltaron una carcajada tan negra como la noche.

EL BOSQUE ENCANTADO
Febrero 2014

Mulán contemplaba la noche y el océano en el balcón de su habitación, cuando escuchó que Eric se le acercaba.
    —Entré porque vi tu puerta abierta. Menos mal, porque necesitaba una buena amiga para hablar.
    —Me cuesta dormirme después de lo que ha pasado. Que quiera matarte una propia amiga es difícil, hasta para mí. ¿Tú tampoco te puedes dormir? ¿Ariel no notará tu ausencia?
    —Sólo unos minutos. Me despejo un poco y volveré con ella —se paró en el balcón junto a Mulán, y también comenzó a contemplar el mar—. Es insólito que, debajo de esto, haya otro mundo. Es el hogar del amor de mi vida, y nunca podré conocerlo. Tampoco conozco a la mayor parte de su familia, sólo a su padre.
    —La mayor de tus cuñadas parece ser muy difícil —rio la guerrera—. ¿No existe ningún tipo de magia para que puedas convertirte en un tritón y pasar tiempo en Atlántica, como Ariel lo pasa aquí?
    —No la hay —repuso el príncipe con tristeza—. Ni el mismo tridente de Tritón puede hacer eso. La mismísima Úrsula lo dispuso así, lo leí en su libro.
    —Pero, el amigo de Ariel…
    —Por lo que dijo, al alcanzarlo la maldición de Regina, estaba en sus doce horas anuales como humano, que es lo único con lo que la especie cuenta. En cuanto a Ariel, el brazalete que la vuelve humana se lo dio también Regina, pero no lo ha inventado ella misma. Me pregunto de dónde lo habrá sacado.
    —¿Eso lo sabes por el dichoso libro? —Mulán se giró hacia su amigo.
    —Exacto. He sido un blanco de ataques desde que conseguí ese libro, y ese martillo —el semblante de Eric se entristeció—. Fue una suerte que, esta tarde, Ariel y Ruby caminaran adelantadas y pudiera contarte lo que pasó, Mulán.
    —Y, como te dije, no debes sentirte mal por eso —la joven apoyó una mano sobre el hombro de su amigo.
    —No sé qué pensaría mi amor si se enterara de lo que hice.
    —No es ninguna tonta. Lo entenderá —aseguró Mulán con convicción—. Además, ella no era nadie para ti en ese momento. Era sólo una chica que viste una vez, y que creías que te dejó plantado.
    —Incluso aunque lo entendiera, yo no me lo perdono —Eric estaba compungido—. La manera en que lastimé a Vanessa es…terrible.

COSTAS DE AGRABAH
Dos años antes de la Maldición

     —¡Fracasé! ¡No logré conquistarlo! —sollozaba Vanessa, acostada en su camarote.
    “Pronto será tuyo. Para eso estoy aquí, para ayudar almas en infortunio como la tuya”, respondió la Gran Diosa en su interior. “Ahora intenta dormir, que pronto llegará tu nueva oportunidad”.
   Influenciada por la deidad en su cuerpo, Vanessa se quedó dormida a los pocos minutos, cuando Morgana y Regina aparecieron en su habitación frente a ella.
    —¿Era necesario un cambio de vestuario para hacer esto? —se burló Morgana en susurros, ya que la Reina ahora estaba ataviada en un traje violeta que la hacía parecer una vampiresa—Tan coqueta eres.
  —¿Te estoy ayudando o no? —ladró Regina, sosteniendo una concha marina amarilla en sus manos—. Aquí es donde guardé la voz de Ariel por si alguna vez la necesitaba. Es un objeto hechizado que nadie puede abrir excepto yo.
  —Ahora comprendo por qué ni el mismo Rey Tritón pudo devolverle la voz a su hijita. ¿De dónde sacaste eso?
  —Me lo dio Maléfica, diciendo que era de Úrsula.
  —¡Cómo te ayuda a ti Maléfica, eh! —bufó Morgana con envidia.  
  —Pero si te está ayudando a ti en estos momentos…
  ¡Sí, como sea! —la cortó—. Anda, ábrelo y observa.
La Reina Malvada abrió el objeto, y Morgana tocó levemente el interior con su tridente. Del caracol surgió un brillo dorado que emanaba una dulce y juvenil voz femenina, cantando una bella melodía. Mientras Regina sonreía y se sorprendía, el brillo cantor, conducido por Morgana y su tridente, fue volando por el camarote hasta introducirse de lleno dentro de la garganta de la criada.
  —¡Sorprendente! —exclamó Regina—. Dentro de poco tiempo, perderás un fuerte aliado para siempre, Blancanieves.
  —Esta noche, nuestro deseo se nos concederá —aseguró Morgana.


    
ATLÁNTICA
Febrero 2014

Sebastián dormía a tenaza suelta en su habitación, y roncaba con notoriedad, cuando una infantil voz comenzó a sonar en su oído.
    —¿Sebastián? —Más ronquidos—¿Sebastián? —Más ronquidos—¡¿SEEEBASTIÁAAAN?!
    —¡IÓ NOH TUVEH LAH CULPAH, SÚ MAGESTÁ! —exclamó el cangrejo, abriendo los ojos de repente—¡IÓ NOH TENGOH LAH CULPAH E QUE ARIEHL SEH HAIA ECAPADOH! —Tras unos instantes de confusión, reparó en la realidad y respiró aliviado—¡Oh, ereh túh, Flandeh! ¡Etabah soniandoh coh Sú Magestá enojaoh! ¡La juerfah e lah costumbreh!

    —No me puedo dormir, Sebastián —titubeó el pececito—. Con el Rey Tritón en Tiburonia, Morgana de regreso y lo que le sucedió a Ariel ayer.


—¡Reláhateh, muchachoh! ¡En pocah jorahs e Rei recuperaráh eseh Matilloh y Morgah será pulpoh ah la parrilah! ¡Flandeh wuelveh ah tuh camah y ponteh a contah camaroncitohs hata ke teh kedeh domidoh!
    —Estoy preocupado por Ariel. Temo que algo muy malo vaya a pasarle —confesó Flounder, temblando.
    —¡Tonteríah, muchiachoh! ¡Nadah maloh leh ocurrirah a Ariehl! ¡Peroh graciah poh depetarmeh e’ esah pesadillah!
    Le dio la espalda y continuó roncando, dejando al pececito intranquilo.

EL BOSQUE ENCANTADO
Febrero 2014

Tan fuerte y agotadora había sido esa noche para Ariel, que se quedó dormida enseguida, sin advertir que, en pleno sueño, su adorado príncipe se había retirado del lecho.
    La puerta se abrió entonces con gran estruendo, despertándola de golpe y haciéndola descubrir que Eric no estaba con ella. Intentó incorporarse, pero un tremendo peso cayó sobre su cuerpo. Trató de gritar, pero una fuerte mano masculina le obstruyó la boca, tapándosela tan bien que sus dientes no lograban morder la mano. El peso era asfixiante y le aplastaba el vientre. Se retorció, pero aquella mole la cubría por completo.
    No llegaba a ver a su atacante en la oscuridad de la habitación, pero su piel estaba fría como el hielo, y despedía un fétido aliento repugnante. Oyó unos jadeos como estertores animales, y entonces notó la dureza de su miembro erecto contra el vientre estrangulado. Ariel sintió entonces el peor susto que jamás había vivido.
   Se retorció como una anguila, pero no logró soltarse, ya que, aunque nadar la mantenía en buena forma, su atacante era mucho más fuerte. La manaza siguió atenazándole la boca, y de repente, el hombre alzó la otra mano y descargó un puñetazo tremendo contra su cara, haciendo que el pómulo le estallara de dolor.
   Volvió a resistirse, furiosa, y de repente volvió de nuevo a golpearla, una, dos, tres veces, hasta que notó la cara arderle de dolor y sangrarle los labios. Se dejó caer, aturdida, y aspiró aire para gritar, pero de nuevo un puñetazo le cortó en seco el aliento. Se derrumbó, vencida, y su atacante se irguió atenazándole las caderas con sus fuertes rodillas. La agarró por el cuello para asegurarse de que no volvería a intentar gritar y con la otra mano agarró el escote del camisón y los desgarró, rompiendo la tela hacia abajo. Luego, aquella mano brutal empezó a manosearle los senos y el vientre. Temblaba tanto de pánico que no podía distinguir de quien se trataba, pero estaba más que segura que su príncipe no era.
    Entonces, su atacante alzó la pierna y descargó el peso de su rodilla entre sus dos muslos apretados, tratando de separárselos. Ya sin fuerzas, la muchacha aflojó la presión y su agresor pudo al fin abrirle las piernas. Empezó a sollozar, y las lágrimas le cayeron sobre los cortes de la cara. Notó que estaba sangrando por boca y nariz, pero no se atrevió a moverse.
   El hombre la soltó y se irguió, al parecer, para bajarse los pantalones. Ariel pensó entonces en clavarle el tenedor que guardaba bajo su almohada, pero sus manos no lograrían alcanzarlo. Su atacante se tendió encima de ella, mientras seguía recorriendo su cuerpo con sus asquerosas manos, ignorando los temblores de la muchacha y las lágrimas calientes que surcaban sus mejillas.
      —¡HIJO DE PUTA! —Una patada voladora surcó el rostro de este hombre, haciéndolo caer al suelo, y Ariel respiró de alivio, no sólo de ver su cuerpo libre, sino también de distinguir al Príncipe Eric en la oscuridad. Se incorporó lo poco que pudo, y pudo ver que su amado se tiraba en el suelo sobre su agresor y le propinaba un puñetazo detrás del otro con ambas manos. La furia y la indignación surcaban su rostro, y lo invadía un odio muy superior a cualquiera que hubiera sentido antes.
    Entonces, silencio.
    Ariel continuó temblando, incorporada en la cama, y cruzada de brazos con suma vergüenza. Su príncipe se puso de pie y fue directo a abrazarla más fuerte que nunca.
    —¡MI AMOR! ¡ME SALVASTE!  —gritó, rompiendo a llorar.
    —Ya pasó, mi vida, ya pasó —susurró en su oído, intentando recuperarse del susto él también—. Por suerte no logró hacerte nada.
    —Pero, ¿cómo? ¿Quién era? —preguntó entre llantos.
    —¿Qué pasa aquí? —Ruby, Mulán, Carlotta, Louis y Grimsby entraron en la habitación, guiados por el noble, que portaba un candelabro, y la guerrera, que sostenía su espada—¡Santos Mares! —Grimsby soltó otra exclamación, al alumbrar el rostro del atacante ensangrentado y magullado en el suelo.
    —¿URCHIN? —exclamó Ariel.

Veinte años antes de la Maldición

La Reina Atenea intentaba, sin ningún éxito, liberarse de las cuerdas que la ataban de boca, pies y manos. No tenía idea de por qué había sido secuestrada, pero temía por no volver a ver jamás a su esposo y a sus siete hijas pequeñas. Se preguntó qué ocurriría con ella, si sería asesinada o cuál iba a ser su destino, y si su familia la buscaría.
    “Aún no han pasado las doce horas, o ya habría vuelto a ser una sirena. Dudo que comiencen a buscarme hasta que se venza el plazo, y para entonces puede ser demasiado tarde”, pensó desesperada y afligida.
    Unos pasos la sacaron de sus horribles conjeturas, y Atenea intentó gritar de desesperación.
    —Tranquila, no hagas ruido —dijo una dulce voz. En la penumbra, la Reina de Atlántica vio a una muchacha que no tendría más de quince o dieciséis años, poseía largos cabellos negros, un bonito vestido celeste y un rostro preocupado, bondadoso y sin un ápice de maldad—. He venido a sacarte de aquí.
    Se arrodilló, presurosa, y desamarró las cuerdas que amordazaban a Atenea.
    —No sé qué planea mi madre hacer contigo, pero no puedo permitir que un inocente sufra.
    —¿Eres SU hija? —chilló Atenea. La muchacha le chistó.
    —Sí, pero no me parezco en nada a ella. Somos completamente diferentes —desamarró sus pies y sus manos, y la ayudó a levantarse—. Tienes que irte rápido, antes de que mi madre se de cuenta.
    —Gracias, un millón de gracias —Atenea no pudo resistirse a abrazar a esa muchacha tan buena, quien la abrazó también porque no estaba acostumbrada al cariño, mucho menos al materno—. Al menos quiero saber tu nombre.
    —Regina. Soy Regina.

CONTINUARÁ…

ARIEL:
 ¡Sé dónde podemos conseguir respuestas!
SEBASTIÁN:
¿Dóndeh, mih niniah?
ARIEL:
 ¡Storybrooke!

EN EL PRÓXIMO CAPÍTULO…
(Ariel nada hacia una costa)

MIRA QUIÉN ESTÁ DE VUELTA
CORA:
(Sosteniendo un corazón)
El amor es debilidad

MÁS DESCORAZONADA QUE NUNCA
(Cora arranca el corazón de Atenea)

PUES EL MAL NO NACE
REGINA:
¡Madre, déjala en paz!

SE HACE
(La Reina Malvada ríe desquiciada)

MIENTRAS UNA SIRENITA BUSCA RESPUESTAS
(Ariel se abraza con Bella)
JUNTO A VIEJAS Y NUEVAS AMIGAS
MÉRIDA:
¡Soy Mérida!
ARIEL:
¡Campanita!
(El hada sonríe y lanza un hechizo con su varita)

JUNTO A NUEVOS AMIGOS
ABUELA:
¡Un cangrejo es justo lo que le hace falta a mi menú!
SEBASTIÁN:
¡Socorroh!
Y ENEMIGOS
(Cruella le sopla su aliento a Sebastián)

SECRETOS
ARIEL:
Nefazia está muerta
(Bella llora en sus brazos)

AQUATA:
Nefazia, puedes confiar en mí.
(Nefazia asiente)

UN REINO SIN MÚSICA
(Aquata se sienta en el trono de Atlántica)

LA LEYENDA DE UNA DIOSA
(Eric lee el libro)
Y EL DESTINO DE UNA REINA
 CORA:
Eres exactamente lo que necesito para mis planes
SON AL FIN REVELADOS
EN UNA HISTORIA DE AMOR
(Ariel y Eric se besan)
ARIEL:
 ¡La música es lo que nos alegra el alma!
Y ODIO
MORGANA:
Sacarás esta daga, le atravesarás el corazón, y lo asesinarás (destruye la estatua de Eric con el tridente)


NO TE PIERDAS A TU SIRENITA FAVORITA  EN EL PRÓXIMO “ONCE UPON A TIME: A MERMAID’S TAIL”


INCORPORACIONES DE LA PRIMERA PARTE: Jason Dolley como Urchin/Virgil Duncan, Jim Carter como Rey Tritón, Kevin Michael Richardson como la voz de Sebastián, Parker Goris como la voz de Flounder, Chris Edgerly como la voz de Scuttle, Ariel Winter como Adella, Anna Camp como Arista, Alexa Davies como Adrina, Maggie Geha como Attina, Taissa Farmiga como Alana, Billie Lourd como Aquata, Christina Hendricks como Reina Atenea, David Lambert como John/Freddie Kay, Brenton Twaites como Thor/Pierre Blake, Owen Vaccaro como Eric niño, Kennedi Clements como Ariel niña, Paul Copley como Sir Grimsby, Will Ryan como la voz de Dudley, el hipocampo real, Clancy Brown como la voz de Resaca,  y Jeremy Maguire como Henry niño.

ACTRICES ESPECIALES: Rachel Weisz como Nefazia, Joan Cusack como Morgana y Lena Headey como la Gran Diosa Úrsula. 

INCORPORACIONES DE LA SEGUNDA PARTE: Alexandra Parks como Vanessa, Liza Snyder como Carlota, Nathan Lane como Louis, Aiden Arthur como Tritón niño, Emily Carey como Bella adolescente, Gabrielle Anwar como Marina del Rey, Josh Gad como la voz de Olaf, Jeff Bennett como Benjamín.

INCORPORACIONES DE “A HATER’S TAIL”: OCEAN MATURO como Jacindo, AVIVA MONGILLO como Perla, PATRICK MCAULEY como John niño, WILLIAM MOSELEY como Príncipe Apolo, FINLEY JACOBSEN como joven Urchin, JULIA ANTONELLI como Joven Ariel, NOLAN GOULD como Dylan, MEEGAN WARNER como Rebecca Torrence, MAYA LE CLARCK como Rose, ELISABETH HURLEY como Reina Halene, VINCENT REGAN como Rey Ostugus.

NUEVAS INCORPORACIONES: Dakota Daulby como Flotsam, Graham Patrick Martin como Jetsam, Mallory Jansen como Joven Úrsula.


NOTAS Y NORMAS:
1. Debes tener cuenta de google para poder comentar.
2. Respeta la netiqueta.
3. Puedes opinar lo que quieras (a favor o en contra de los episodios, personajes, guionistas, etc.) pero siempre respetando a los demás comentaristas.
4. Está prohibido poner enlaces en los comentarios.
5. Siempre que quieras comentar un spoiler indica SPOILER al comienzo de tu comentario
Gracias. 
Síguenos en Facebook y Twitter para estar al día de lo que publicamos en el blog.

30 comentarios:

  1. Reservando, reservando... triunfé posteando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Well, well, well, al fin tenemos el fic que tanto tiempo llevábamos esperando. Y, para celebrarlo, empecemos con una pequeña canción:

      El momento llegó al fin
      Como nunca leeremos el fic
      Piruetas y giros de felicidad
      Por ver a Nefazia y a Ariel en el mar

      Un momento especial
      En que leo este fic sin parar
      Si la Espenson pudiera leer esto ya
      Su talento volvería a ganar


      Y tras un gran previously que nos resume lo acontecido en la anterior parte, llegamos al desierto en la época en la que Gothel ya hacía de las suyas. Y empezamos con una mujer más joven que Dania y la Garra juntas, Úrsula, con sus hermanos Flotsam y Jetsam. Está bien empezar con un flashback de Úrsula y conocer sus orígenes, aunque de momento el hecho de que la Gran Diosa fuera humana al principio me hace dudar. Veremos cómo sigue la cosa.

      Y ahora estamos en Agrabah. Y ahí tenemos a Eric leyendo la historia vista en la escena anterior. Qué generosos algunos, que se dedicaron a recopilar la historia de Úrsula en un libro. Y si además van por la quinta edición será que el libro es famoso. Raro es que no supiera más gente de los orígenes de Úrsula, entonces jajajaja. Y ahí tenemos a Vanúrsula, que va a por todas ya desde el principio.

      Y al fin aparece Nefazia, que está en armonía, armonía… Y mientras ella está rodeada de tanta gente que la adora, al otro lado tenemos a Malquata refunfuñando. Esta muchacha va a tener arrugas pronto, de tanto poner cara de enfado. Y por otro lado, tenemos a Ariel con Flounder y a Nefazia acercándose para animarla. A ver si Malquata aprende un poco de ella XD.

      Y viajamos a 2014 para ver la lucha MulanRouge. Au, qué dolor… Y tuvo que llegar el pesado a escena, con lo tranquilos que estábamos todos… Además aparece en el momento justo como por arte de magia… Al final pasará de ser odioso a… ser un Marty Stu odioso XD. Pero bueno, dejemos a ese y centrémonos en Ariel saltando al mar. A ver si soluciona las cosas.

      Y pasamos a Índica. Qué puntería tiene Ariel. De todos a los que podía pedir ayuda, se la pide justo a Malquata XD. Y Ariel queriendo el tridente antes de que sea demasiado tarde… Que le pida la escopeta a Ashley, mejor. Uh, y lo de Apolo PIDIÉNDOLE a Malquata que le deje el tridente a Ariel… Técnicamente ÉL es el dueño del tridente por legítimo derecho, que ella sólo es su esposa. Por mucho que ella sea la hermana de Ariel, él le puede dejar el tridente si lo desea. Malquata no debería tratar el tridente como si fuera suyo, que él le pide el divorcio y ale, ella se queda sin derechos sobre el tridente XD. Y encima Malquata haciéndose la víctima y la ofendida… Muerta debería estar XD.

      Y nos vamos al pasado de nuevo. Y aparece Malquata con la llave de la LOUS para decirle a Ariel que huya si las cosas se ponen feas... Pero vamos, que podrían huir todos perfectamente, no hay límite de personas para pasar por una puerta al mismo tiempo XD. Pero bueno, sabemos que al final Ariel no la usará, so… Sabemos que cierta princesa agrabahense necesitará una, así que ya veremos qué pasa.

      Volvemos al 2014. Y ahí llega Ariel para salvar la situación y Ruby y Mulán vuelven a estar bien. Y por mucho que intentes ensalzar a Urchin diciendo la suerte que tienen todos de que ese gran héroe haya estado para salvar la situación, que quede claro que nada me va a hacer cambiar de parecer; el mal ya está hecho y cada intento de lavarlo me va a producir más repulsión XD.

      Eliminar
    3. SPOILERS SPOILERS SPOILERS SPOILERS SPOILERS SPOILERS SPOILERS SPOILERS
      SPOILERS SPOILERS SPOILERS SPOILERS SPOILERS SPOILERS SPOILERS SPOILERS

      Pero volvamos a Agrabah. Y ahí tenemos la continuación de la escena entre Vanessa y Eric. Y Maléfica y Morgana observando desde la distancia. Veremos cómo sigue la cosa.

      Estamos en 2014. Y apareció Marina con una de sus frases. Oh, redimida es. Si es que cuando uno trabaja, las segundas oportunidades llegan. Y ahí sigue la pesada de Malquata repitiendo una y otra vez lo que “hizo por todos”. Ojalá se quedase muda, ojalá, ojalá, ojalá. Pero aun muda encontraría la manera de molestar.

      Y volvemos al pasado. Y ahí tenemos a Malquata de nuevo, en el momento en el que se llevó a Nefazia, porque es mala, mala, mala y tiene que hacer maldades. Lo que no entiendo es la necesidad de que Perla “lo haya visto todo”. I mean, los otros también han visto que se llevaba a Nefazia XD.

      Pasemos a 2014. Uhhhh, fuera, fuera. No tengo ganas de aguantar a Virgil. Oh, Ruby acordándose se Billy, eso me gusta. Well… Se supone que estamos en un momento serio como para que se pongan a hablar de eso… Pero tratándose de Urchin, no me sorprende, claro. Y, por si fuera poco, ahora encima se hace la víctima y recuerda todo lo que “ha hecho” por Ruby indignándose de que ella no lo quiera… Demostrando lo egoísta y caprichoso que siempre ha sido. Como si ella tuviese que quererlo por lo que supuestamente ha hecho… El tiempo siempre nos da la razón, al final. Uh, y encima Ruby sintiéndose culpable, lo que faltaba. Como si ella tuviese la culpa de que él sea un cabeza de cangrejo y un hijo de pulpa.

      Estamos en Camelot. Morgana y Resaca discutiendo, cómo no XD. Y hace aparecer recuerdos de Cyrus en el atrapasueños… pero no entiendo cómo. Los atrapasueños no funcionan así, no puedes hacer aparecer los recuerdos de quien quieras xD. En el caso de Pongo, él estaba delante del atrapasueños; cuando Emma ve el flashback de Merlín lo hace también delante de Merlín (en forma de árbol, sí, pero ante él xD); y con la maldición de Hook Emma tuvo que extraer recuerdos de gente que tenía delante para añadir a la maldición el efecto de borrado de memoria (y luego en Storybrooke había un atrapasueños asignado a cada uno)… Y es completamente imposible (más especificando que el atrapasueños lo hizo Emma) que en algún momento Cyrus estuviera presente para que le extrajeran los recuerdos (además de que sabemos que Cyrus no está amnésico, y si no le extrajeron los recuerdos y es sólo “verlos”, él tiene que estar presente sí o sí). Y un atrapasueños no funciona como una bola de cristal, no es tan fácil como “quiero ver los recuerdos de este”, so… no acaba de encajar, creo yo. Lo mismo con Regina. Sabemos que los recuerdos que le extrajo Emma (y además los únicos recuerdos que le extrajeron a Regina son los de su estancia en Camelot, nada más) están en un atrapasueños en Storybrooke. No hay miles de atrapasueños con recuerdos de Regina repartidos por ahí, sólo uno xD.

      Eliminar
    4. SPOILERS SPOILERS SPOILERS SPOILERS SPOILERS SPOILERS SPOILERS SPOILERS
      SPOILERS SPOILERS SPOILERS SPOILERS SPOILERS SPOILERS SPOILERS SPOILERS

      Pero dejando a un lado eso, sigamos con la historia. Estamos en la Montaña Prohibida, con la Coven de villanas reunidas. Es interesante que indiques la emoción de cada una de ellas cuando miran a Morgana, eso está bien. Y tras irse la sastra y el pescadito, Regina y Morgana se quedan solas. Cómo les gusta criticar a Maléfica cuando ella no está XD.

      Palacio Oscuro. Lo que me sorprende a mí es que Morgana se sorprenda cuando Regina le dice que Eric y ella son parientes, si el mismo Henry lo había dicho un instante antes. Si es que Morgana no es tan lista como se cree XD. Está bien que hablen sobre Ariel, así no se olvida que tienen algo en común. Lo de la voz miedo me da, miedo…

      2014 otra vez. Y ahí tenemos a Mulán y a Eric hablando, sobre el martillo, sobre el libro… y sobre Vanessa… lo cual nos lleva a Agrabah. Y ahí tenemos a Regina dándole la voz de Ariel a Vanúrsula… Ay.

      Atlántica. Bueno, en esta escena no pasa mucho, así que no hay nada que comentar. Pasemos al Bosque Encantado. Y… por el contenido de la escena en cuestión, me ahorraré los comentarios porque es un tema delicado.

      Oh, y pasamos a una escena de Atenea. Y CHAN CHAN CHAN CHAAAAAAN. Oh, así que Cora había secuestrado a Atenea y la jovencísima Regina la liberó. Una buena manera de acabar el fic, sin duda.

      Y tenemos avance del siguiente. Uh, Cora arrancando el corazón de Atenea. No es que el plan de Regina de liberarla saliese muy bien XD. Oh, Campanilla… Cruella controlando a Sebastián… Es curioso, sin duda. Y Malquata haciendo de Rumple con el “You can trust me”. Y fin.

      Eliminar
    5. Conclusiones generales:

      SPOILERS SPOILERS SPOILERS SPOILERS SPOILERS SPOILERS SPOILERS SPOILERS
      SPOILERS SPOILERS SPOILERS SPOILERS SPOILERS SPOILERS SPOILERS SPOILERS

      Me alegro de que al fin hayamos tenido una continuación. Es de agradecer que hayamos podido ver cómo continuaba la historia de Ariel después de este tiempo sin saber nada de ella. Quizás el hecho de que haya sido tan corto da la sensación, sobre todo al compararlo con las anteriores partes, de que no ha pasado tanta cosa y de ahí que quizás los comentarios también sean más escuetos. Supongo que tienes tus motivos para haber hecho el corte ahí, pero quizás tener algunas escenas más habría ayudado a transmitir más una idea de “capítulo completo” (y al tener más tiempo para leerlo con calma en esta ocasión, habría sido el momento perfecto para tener una parte más larga jajajaja). Pero está bien, entiendo que si lo has cortado aquí y no en otro punto habrá sido por algo.

      Luego, cosas a comentar del capítulo… Bueno, como te decía en el “directo”, el hecho de que Úrsula fuera humana no me gusta mucho. Ya hemos tenido varias backstories de personajes con pasado humilde y en esta ocasión, al tratarse de la Gran Diosa, que fuese una simple mortal se me queda en poco, quería que fuese una diosa de verdad. Pero bueno, esperaré a ver el resto de la backstory. Y lo de los atrapasueños ya te he comentado más arriba por qué no me acaba de encajar.

      Por lo demás, sigo interesado en el destino de Nefazia, que aquí sí hemos visto un avance y es de las cosas que mayor curiosidad me causan, así que estaremos atentos a la continuación. Y ese final con Regina y Atenea me ha gustado. Ha sido un plot twist interesante y creo que la escena que más me ha sorprendido del capítulo, así que como escena final ha estado muy bien. La escena entre Virgil y Ruby ha dejado más claro si cabe que Urchin es de lo peor, pero al menos me ha gustado leer a Ruby soltando cómo se siente en ese momento, acordándose de lo de Billy. Eso ha estado bien, porque los personajes necesitan cierta continuidad y no olvidarse de su pasado, como ocurría en la serie XD. Y aunque podamos tener sospechas, igualmente será interesante ver cómo solucionas el tema de la llave y si, además de explicar su destino, explicas también su origen (I mean, no creo que apareciera por arte de magia en el cofre de Tritón XD).

      Y nada más que decir. Que, aunque sé que quizás en esta parte he estado algo más criticón que de costumbre, se agradece mucho poder volver a leer algo y espero que tengamos pronto la continuación para saber qué más les sucederá a los personajes. Seguro que nos sorprendes con algún plot twist más.

      Too-da-loo!

      Eliminar
    6. Holaaa charmed que lindo leerte otra vez saludos 😘💖

      Eliminar
    7. ¡Saludos, Mary, me alegro de que todo siga bien! :)

      Eliminar
    8. ¡Hola campeonazo! ¿Todo bien? Te estoy saludando desde el cyber de Disney Springs, un pedazo de shopping. Me puse a leer la compu porque no sabemos nada del mundo jaja, aunque nos gusta, y quería ver cómo le fue a mi amor en su publicación.

      Mirá, perdón que me meta, pero Lau se quería ir habiendo publicado algo porque sino no se iba a ir tranquila, y se re mató con algunas escenas mientras estábamos en los preparativos finales del viaje, para llegar con todo como una campeona. Sé que puede parecer medio vacío, o medio brusco el corte, pero es por eso. Además de que tuvo mucho valor para algunas cosas que escribió.

      Eso nada más, ya te contestará ella la semana que viene. ¡Un abrazo grandote!

      Eliminar
    9. ¡Hola, Maxi! Todo bien por aquí. Espero que vuestro viaje haya sido fantástico, ya nos contaréis :).

      Y lo entiendo, lo entiendo. Sé el esfuerzo que puso Laura y lo preocupada que estaba por dejar algo publicado antes del viaje y lo valoro mucho. Es sólo eso, que se me quedó más cortito en comparación con las otras partes. Pero entiendo perfectamente la situación.

      ¡Un abrazo y ya hablaremos!

      Eliminar
    10. ¡HOLA PRECIOSO CHARMELÓN, volvimos hace unas horas y fue el viaje más hermoso de la vida entera! Qué lindo volver y encontrarme casi todas las reviews que me esperaba. Muy bonita tu canción.

      Jejeje, tan antiguo como Gothel no es esto, eso es imposible XD. Bueno, si recordamos, el libro de Úrsula, así como todas sus ediciones, lo escribió Melody la Vidente bajo las órdenes de la misma Diosa, y fue un libro que fue pasando de varias manos jeje. Me gusta el apodo “Vanúrsula”, y ni hablar el de “Malquata”.

      Así es, ahí la tienes a tu Nefi. Y lo que me divierto con Aquata no te haces una idea. ¡Y lo que me divertiré en el futuro!

      Bueno, pasó un año ENTERO y el ensañamiento con Urchin sigue, pero bueno, me llamo al silencio…en realidad lo de Apolo fue más una persuasión que un pedido, pero hay que ver también cómo es la relación que tienen.

      En la escena de la llave, Alana misma le reclama a Aquata que le de la llave sólo a Ariel, y ella le aclara que eso es sólo un Plan B y ella tiene un A para todos.

      Jeje bueno, no es casualidad que Marina ahora esté trabajando para tu querida Malquata, ya vas a ver. Y sí, es necesario que Perla lo haya visto, entre otras cosas, porque el pequeño Tritón entendía poco y nada, y Andrina jamás hubiera hablado.

      En algún momento había que explicar cuándo grabaron ese video, y de todos modos era la idea de que Urchin se quedara ardido con la negativa y reaccionara mal. Y creo que Charmed se empalagó de almíbar porque no me dijo nada de la siguiente escena XD.

      Sí, está bien, me hago cargo de lo del dreamcatcher, tienes razón. Debí haber utilizado la bola. Era la última escena que hice, en medio de chequear pasaportes y ultimar valijas, ya estaba muerta. Que no justifica pero fue así, y por eso lo reconozco.

      Eliminar
    11. *******************************************

      Jeje bueno gracias por el elogio de la Coven. En realidad, no sé si se notó, pero Morgana tomó a Henry por un viejo gagá que no sabe lo que dice. Por eso le pregunta a la EQ “¿Es verdad que es tu primo?” y se sorprende cuando se lo confirma ella. No es que no lo escuchó, es que no le dio credibilidad. Y sí, que te de miedo lo de la Voz. La melodía que suena de esa voz no tengo que aclarar cuál es.

      No quería dejar tan olvidados a Sebastián y Flounder en el capítulo, y necesitaba una pequeña introducción de lo que vendría después. Que sí, que es obvio que esa escena no estuvo planeada desde los albores de la historia, pero tiene su razón de estar. Jejejeje me imaginaba que lo de Regina y Atenea iba a ser lo más sorprendente. También hay que ver cómo llegó la sirena a poder de Cora, o para qué la quiere, porque de entrada estaba con el joven Manolo. Lo que sí, esto es dos años antes del 1x18.

      Entiendo perfecto que el corte parezca brusco o que no de la sensación de capítulo completo. Lo entiendo. Pero es como te dijimos mi Media Naranja y yo, me conozco bien y sé que no me hubiera ido en completa paz si no publicaba algo. Tengo más escenas escritas que no fueron publicadas porque se mudaron al siguiente capítulo. En este caso se buscó el corte aquí por lo fuerte de la penúltima escena, que quede la duda por un tiempo de si Urchin lo hizo intencionalmente o no, y por supuesto lo de Atenea. No quiero hacerme la víctima cuando digo por qué quedó publicado así, pero lo explico.

      Es importante que Úrsula haya sido humana, aunque es cierto que la mitad de los villanos tienen un pasado humilde. El de Morgana no tiene nada que ver con el de Úrsula, creo que ya lo mencioné. El destino de Nefazia se ampliará más en la siguiente parte, eso lo prometo. Muchas gracias por lo de Billy, y sí, ALGO se va a decir la próxima vez de por qué tienen esa llave los seres de agua.

      ¡Muchos besotes!

      Eliminar
    12. ¡Hola, Laura! ¡Qué bien leerte de nuevo! ¡Ya nos harás review del viaje!

      Sabes que, igual que aunque pasen 10 años la Garra seguirá siendo nuestra diva y Dania la mujer más joven sobre la faz de la tierra, mi hate a Urchin va a durar también siempre y nadie lo puede evitar, sorry XD.

      Tranquila, entiendo que el cansancio te jugase una mala pasada. Simplemente, al ver ese detalle, pensé que debía comentarlo.

      Sí, será curioso ver cómo Atenea pasó de estar con Manolo a estar en manos de Cora, hay ganas de verlo.

      Y de verdad que lo entiendo, sólo es eso, que me sorprendió que, sabiendo que tenías más escenas escritas, fuera tan cortito, pero fue sólo eso, sorpresa. Los motivos los entiendo totalmente. También es lo que te comentaba, que al estar una semana fuera en esta ocasión, habríamos tenido más tiempo para leer algo más largo XD, pero en términos generales, entiendo que la petición de Maenrest de que sean más cortos para agilizar la lectura y la frecuencia de publicación pueda tener más sentido.

      Y esperaremos a ver qué más nos traes :).

      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. HOLAAAAA tía Laura al fin 😍

    Aquí los tres bebés estarán felices con tu regreso para noviembre vendrá la princesita si será nenita jijiji muy terrible se mueve mucho 😊
    Y los bebés oncers corriendo gritando jugando de lo lindo cómo va lo de casado que envidia primeros meses 💞💞

    Saludos 😃😁💖

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mary preciosa, qué bonito que tengas una niña, Maxi también quiere tener una. Cuidado con los movimientos, y ojalá le guste Orgasming jeje. No estamos casados todavía, fue una especie de luna de miel en concubinato jejeje, pero preciosísima.

      ¡Besotes!

      Eliminar
    2. Hola,Mary!. Enhorabuena por esa princesita que esta en camino. Seguro que los baby oncers la reciben con mucha alegría. Cuidate mucho,y saludos!.

      Eliminar
  3. ¡¡¡Qué emoción, por fin salió!!! ¡Espero sigas disfrutando tus vacaciones Laura!

    Me voy reportando por ahora, pues avanzaré en la lectura como vaya pudiendo, jejeje, pero prometo ser puntual esta vez.

    ResponderEliminar
  4. Ya hacía falta, ya hacía falta.... reservado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será algo corta y voy del final hacia arriba

      1) El final !! Al principio pensé en Regina y la clave. Pero me quede con ganas de más.... lo sentí que se corto feo

      2) urchin!! Maldito. Con mi sirena no te metas * lo amenaza con tenedor *

      3) Aquata eres una Anémona hija de la Pulpa. Por más excusa que diga que Morgana es una Anemona mala. O será una barracuda?.

      4) ay mulan y Ruby, mucha sangre. Mucho rojo en esta escena. De no ser por el maldito de Urchin seguro se matan lo que hace con Lan manos lo desbarata después.

      5) seguimos con Urchin. Le doy da la razón al recriminarle a Ariel. Para el lector es obvio que Eric y Ariel acaban juntos pero para el personaje no, aquí Ariel peco pues yo lo enfocaría de otra forma más cuando Urchin estuvo a su lado mientras ella soñaba con Eric.

      6) Se ve se siente. Entre Ursula y morgana la tension se corta con un cuchillo

      7) a Morgana hay que ponerle un amplificador porque cómo que no escucho a Henry padre

      8) Ursula. Bueno... hay que ver. Pero que allá sido humana me mosquea. Quizás su historia me convenza y no sea un hades dos

      8) para cuando la 4?

      Eliminar
    2. Hola Scandal, gracias por leer. Que te quedaras con ganas de más con lo de Regina era precisamente la idea jeje, sorry. Me causan gracia tus comentarios de Aquata y Urchin. Ejem bueno, Urchin no tendría que haber contestado tan mal, y menos después de la noche tan difícil que habían tenido todos. Y sí, Úrsula Singstar y Morgana se conocen desde hace mucho.

      Morgana no es que no escuchó a Henry, es que lo tomó por un viejo senil y no le dio credibilidad. Por eso interrogó a Regina y se sorprendió recién con la confirmación.

      Noooo, nada que ver con Hades, y además Hades jamás fue humano en OUAT.

      No sé cuándo la 4, pero gracias por preguntar. Lo bueno es que ya tiene escenas hechas.

      ¡Besotes!

      Eliminar
  5. Hola Laurita, qué bueno que hayas podido publicar tras tanto tiempo. Sea lo que sea lo que te retrasó, espero que estés bien.

    Fue un capítulo corto, pero polémico para mi gusto, lo cual es bueno. Más que nada por Regina, Urchin y Aquata. Es muy inesperado que haya sido amiga de Morgana cuando era la plena EQ, y que haya ayudado a la madre de Ariel en la adolescencia. Para mí Regina se merecía ser importante en esta historia, porque fue la mala del 3x06 que separó a Ariel y Eric. De paso digo, qué dulces que son ambos.

    Urchin, no sé qué decir, fue muy fuerte la escena de la violación, se sintió muy real. No sé si es a propósito o no, pero queda la duda de si lo hizo hechizado o por propia voluntad. Me hace acordar al principio del capítulo, con Flotsam y Jetsam que también eran violadores, no sé si irá por ahí.

    Y Aquata, que al final no es completamente mala. Aunque tenga un carácter insoportable y supuestamente haya matado a Nefazia, se nota que le importan los que ella considera suyos, entre su actitud cuando atacaron a Andrina, el darle la llave a Ariel y hasta el ofrecerle quedarse a dormir en Índica por seguridad. Qué curioso, Ariel le dijo que no y vivió ese horrible momento. Por eso, para mí a Aquata por lo menos le importa su familia, a su manera.

    Un beso grande, y a ver cómo sigue.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola True, muchas gracias por tus palabras y por seguir leyendo. Estoy muy bien ahora.

      Es precisamente lo que yo pienso, que Regina merecía ser importante, y de los regulares la otra importante es Belle. Genial si te asombró su conexión con Atenea, y gracias por lo de Eriel.

      Gracias por lo de la escena de violación, y sí obvio, queda la duda de si fue intencional o no. Pero buen punto el de Flotsam y Jetsam.

      ¡VAYA, POR FIN! Por Fin alguien se dio cuenta de los pequeños momentos buenos de Malquata, si parpadeas te los pierdes. Si es que son momentos sinceros y no interesados, claro.

      ¡Gracias por seguir leyendo y muchos besotes!

      Eliminar
  6. ¡HOLA LAURA! : D
    Por fin la review, perdón si tardé un rato, pero esta semana volví a clases y aunque Charmed me lo envió, yo lo estaba leyendo a cachos. Tengo que decir que la parte 3 me ha gustado mucho más que la anterior y el fic de John/Freddie, aun así, tiene sus cosas, vamoh por parteh:

    Ok, veamos, la historia de la diosa que empezó como una simple mortal, el pedazo que hemos visto de su pasado me ha gustado, y el hecho de que fuera una mortal creo que se puede explotar bastante bien y tengo interés por lo que harás con esto, más aún con la libertad de que esta historia de vaya a mover en otro tiempo diferente y que sea un personaje independiente de la versión de los dioses griegos de la serie.

    El tema de Arista... acá el hecho de que sea tan evidentemente su gusto por el cuñao me hace no saber qué pensar de lo que harás... a ver, Aquata seguro eventualmente recibirá un castigo y parece que tendrán que aprobar el divorcio en las leyes de Atlántica e Índica y habrá segundas nupcias no muy bien vistas a los ojos de Poseidón. Cierto que el que sea predecible no lo hace necesariamente malo (si es que es de verdad sucede lo que yo supongo), pero creo el ver siempre como ella babea sobra un poco y así habría más sorpresa si se da (no me mates, please).

    Ok, me parece perfecto y me alegra que se vea el tema de la llave de la LOUS, evidentemente que apoye Aquata la idea de que se vaya con todo y llave es con mala intención de ella, pero creo ese escenario queda un poco forzado con todos juntos los presentes escuchando y viendo como se la llevan, I mean, tendría más sentido si fuera a solas, porque evidentemente la intención de Aquata no es escapar de Atlántica en ninguna circunstancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como chiste interno ya sabes que Marina me divierte, por lo demás no pienso revivir ese debate xD.

      A mi tu versión de Morgana ya sabes que me gusta mucho, pero me cuestiono como todos andan por el castillo de Atlántica como Pedro por su casa en pleno golpe de estado recién ocurrido, y que nadie vigile las mazmorras...

      Me ha gustado mucho como el guiño a la escena de Ursula de la peli animada con Morgana y Regina, también el seguimiento de los planes en juntos de estas dos. : )

      Ok, ahora leído el fic cobra sentido lo que nos dijiste una vez a Ceci y a mí, no me ha disgustado la escena para nada, me parece muy bien escrita, pero la cuestión con Urchin... a ver, el tema es que si es realmente algo hecho por voluntad propia de Urchin no evito sentir que el hecho de que Urchin tenga el papel de malo, es algo escrito sobre la marcha por los que los chicos comentaban de él y también si se da la situación de que es alguna clase de control mental que lo hiciera hacer eso, espero al menos la situación en la que está de falso culpable (si es que vas a seguir esa idea), lo haga cambiar como personaje con el mejorando y que no sea un lavado de cara.

      Eliminar
    2. Acá quiero dejar algo en claro, yo no soy escritor, y yo según entiendo antes del fic tu no lo hacías, la historia que nos presentas de Ariel no es mala, es buena, pero creo hay muchos momentos de incredulidad como ya mencioné varias veces en la review, y es totalmente comprensible, porque a fin de cuentas estas aprendiendo, y creo son detalles de la historia que dándose un tiempo para revisarlos se puede caer en cuenta sobre el error y arreglarlo. Tú sabes ninguno de nosotros tiene la mala intención de hacer una crítica destructiva del fic, eres nuestra amiga. Repito otra vez que yo no escribo, pero eso no impide que como lector del fic y como tu amigo no pueda encontrar errores y entenderlos, y está bien, porque a fin de cuentas es una práctica constante el escribir, lo único que queremos nosotros es que vayas siempre mejorando. Esta parte me gusta precisamente por la continuación de varios temas, además, creo yo que para las futuras partes sería mejor siguieras más o menos lo que hiciste esta vez, el hacerlo ms corto, así puedes sacar las partes de forma más rápida y lo tiempo entre partes no son tan largos y la lectura por supuesto se hace mucho más ágil.

      Como sabes ya Lau, estaremos aquí esperando la próxima parte, espero la review te parezca bien y me explicara bien con todo.

      Sin ya nada más que decir. Hasta que nos veamos en el chat. : )

      Eliminar
    3. ¡HOLA, HERMOSO DE MI CORAZÓN! No hace falta que te disculpes porque yo no estaba, como dijo mi Príncipe estuvimos desenchufados de todo excepto por 10 minutitos anteayer. Espero que hayas vuelto bien a clases.

      Qué bueno que te guste lo de Úrsula, muchas muchas gracias. Es cierto, es una línea temporal bastante libre porque ni Merlín estaba todavía.

      Jejeje no me tengas miedo. No hay cosa que me preocupe menos que lo de Arista y Apolo. Genial tu diplomacia y neutralidad con lo de Marina.

      A ver, creo que en este capítulo se menciona, pero sino lo recuerdo: Morgana abandonó el palacio de manera apresurada y movida por la furia al saber que Maléfica estaba renacida y nunca le avisó, y de ahí en más continuó con sus planes en la tierra. Dejó a Resaca y a las criaturas de Tiburonia a cargo de todo, pero vino Nova con sus “regalos” y dejó a todos los esbirros dormidos por un corto lapso que aún dura. Por eso andan AÚN con esa libertad, porque los del peligro están dormidos. Si hasta Sebastián y compañía los ven roncar a Resaca y a Marina. Pero ya se van a despertar muy pronto.

      Muchas gracias de corazón por lo de EQ y Morgana. Tenía esa ilusión.

      Al final no tienes tan mala memoria, ¿ves? Gracias por elogiar la escena, aunque es obvio que no estaba pensada desde el minuto 1. Te agradezco tu neutralidad con el tema de Urchin pero es para eso, para que quede la duda de si fue adrede o no.

      Huy si estos son Charmed y Maenrest, directamente Peter me mata…

      Jejeje bueno no te preocupes. No me ofendo y menos con esa dulzura para decir las cosas. Escribí algunas cosas hace años antes de esto, pero llevaba mucho tiempo sin hacerlo. Como decía, entiendo bien que se sintiera vacía, pero me hubiera sentido muy mal si me iba sin dejar nada, y sé que la intención es la mejor y que no hace falta que seas escritor para opinar. Es como que yo no pueda decir que no me gusta un edificio porque no soy arquitecta. Hay cosas que sí, que fueron hechas sobre la marcha por los motivos que mencioné, y cosas que están hechas a propósito por mis motivos. Aunque sí, estoy evaluando que sean más capítulos, y más cortos que AMT1 y AMT2.

      ¡Besotes y muchas gracias!

      Eliminar
  7. Hola,Laura,tarde,pero aquí estoy ( debería ser mi eslogan,jaja).

    El fic me ha gustado mucho,ya que,aunque es breve, tiene mucha acción.

    Me ha dado mucha pena la historia de la diosa urula,y qye sus hermanos la maltrataran y la violaran.

    La escena de Nefazia y Ariel nw ha parecido muy conmovedora,parecían madre e hija. Por cierto,no se si ha sido intencionado o no,pero el discurso de Nefazia sobre la fe,me ha recordado mucho a Snow y su discurso sobre la esperanza. Si el personaje de Nefazia ya me gustaba,si además me recuerda a Snow,aun me gusta mas.

    La escena de Ruby y Mulán en camelot,muy fuerte. Menos mal que Ariel las salvo a las dos.

    La reunión de villanas en el castillo de Maléfica,muy buena. Y la alianza de Refina y Morgana,muy interesante ( me moría de risa cuando Morgana ve el atrapasueños,y ve que Regina se ha redimido).

    Aquata,en su línea. Por mucho que a su manera quiera a su familia,eso no cambia que es una villana y lo que hizo. Cuando cohe a la larva Nefazia, me dio miedo hasta a mi xD.

    Los personajes de Ariel y Eric,muy tiernos cono siempre. La escena de la casi violación de Ariel,me pareció fortísima e impresionante,aunque sabia que la salvarían. Y que fuera Urchin el que hizo eso,me sorprendió,la verdad.

    En fin,tengo ganas de leer ka siguiente parte pars ver que paso con Atenea y Nefazia. Y también quiero ver a Ariel y sus amigos en SB.

    Espero que tus vacaciones con Máxi hayan sido estupendas, Laura. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nova, más tarde yo para contestar jeje. El capítulo es breve porque lo corté antes de tiempo para publicar antes de viajar, el próximo va a ser más largo.

      Pues, esta escena de Úrsula es la más antigua de todo el universo OUAT, a menos que consideres canon el 7x19 jeje.

      Qué lindo lo que dices de Ariel y Nefazia como madre e hija, y sí que era intencionado el parecido con Blanca sobre la esperanza.

      Lo de Ruby y Mulán fue en el Bosque Encantado, la que está en Camelot es Morgana.

      Gracias por tus palabras sobre la amistad de Regina y Morgana, creo que es lo que más éxito tuvo de este capítulo.

      Sobre Aquata, en el siguiente capítulo se va a ver más de su doble cara, y hasta sus inicios con Apolo.

      Qué lindo que te parezca tierno Eriel, y ya se va a saber cómo sigue lo de Urchin.

      Lo de Atenea es un rompecabezas a armar jeje, lo de Nefazia por lo menos es más lineal.

      Y sí, hermosas mis vacaciones con MAXIMILIANO jejeje. ¡Besotes!

      Eliminar

Queremos saber tu opinión, ¡deja tu comentario!
Notas y normas:
1. Debes tener CUENTA DE GOOGLE para poder comentar.
2. Respeta la netiqueta.
3.Puedes opinar lo que quieras (a favor o en contra de los episodios, personajes, guionistas, etc.) pero SIEMPRE respetando a los demás comentaristas.
4. Está PROHIBIDO PONER ENLACES en los comentarios.
5. Siempre que quieras comentar un spoiler en alguna entrada donde el tema no sea de Spoiler (por ej. en Curiosidades) indica SPOILER al comienzo de tu comentario.
Gracias.