domingo, 2 de abril de 2017

Fan Fic: Tink's Untold Story - Don't Fall In Love



Tras el decepcionante regreso de Tinker Bell que pudimos ver en el 6x14, nuestro escritor de Fics predilecto ha cogido de nuevo su pluma mágica para arreglar este tremendo desliz. Así nace Don't Fall In Love, la historia no contada del hada que nos trae el autor de la saga Once Upon a Time in Neverland, nuestro querido seguidor Peter Pan.



El Bosque Encantado

Hace mucho tiempo…


Las olas iban y venían, como espuma de cristal negro, dejando una sinuosa franja de algas, resaca y conchas marinas allá donde la pleamar tocase las arenas blancas de la playa nevada. La luna, en su cénit, proyectaba negras sombras y pliegues por doquier.

Campanilla, embozada, se acercaba a la orilla descalza, sin que la inquietara el pinchazo de las valvas enterradas. El viento zumbaba en sus oídos y hacía flamear la capa que la ocultaba. Podía oler el salitre, penetrante y acre, además del hedor del monstruo al que aguardaba, el monstruo que surgiría de las profundidades abisales para cobrar el precio de la magia.

―Aquí estoy. Aquí aguardo ―dijo con firmeza―. Aquí traigo aquello que pedíais.

El agua empezó a borbotar y los lomos inquietos y movedizos de las olas a romperse. Entonces, un tentáculo surgió del océano, que pareció abrirse. Campanilla no pudo evitar una repugnante sorpresa (uj). El tentáculo, cuyo grosor sería de más de un palmo, se ensanchaba hasta pasar el metro y medio y perderse de nuevo en aquel boquete del mar. Era de un verde pizarra que iba matizándose hasta adquirir, debajo, el tono negro de lo pútrido. Y por esa cara tenía hileras de ventosas, que se agitaban y contraían como centenares de bocas enojadas.

―No te quedes calladita, hadita, que voy a pensar que no tienes modales…

Úrsula, la bruja del mar, emergió junto a una cantidad indeseada de tentáculos, que se abultaban y contraían como si tuviesen vida propia. Campanilla no sabía dónde mirar.

―Os he traído lo que me pedisteis. ―Campanilla quería marchar cuanto antes.

―Eso espero, en mayor parte, al menos ―rio la bruja, que acarició uno de esos monstruosos tentáculos―. Una parte de mí está ansiosa por comerte.

No parecía del todo una amenaza por lo calmada que lo había dicho, pero Campanilla, cuyo valor empezaba a flaquear, fue al grano:

―La flecha de Cupido que la reina ha maldito. Aquí la tenéis.

La sacó de los pliegues de la capa con manos temblorosas y la dejó a sus pies. Uno de los tentáculos la recogió y se la llevó a la bruja.

―¿Te costó mucho conseguirla? ―Úrsula examinaba la flecha, dorada, pero de punta negra.

―La reina sigue buscando a Blancanieves. Está ausente de su castillo ―se limitó a responder Campanilla―. Ahora, yo… ¿Estamos en paz?

Úrsula rio y la marea pareció reír con ella.

―Me pediste magia para abrir el santuario de Cupido, yo a cambio te pedí la flecha que Regina usase. Sí, creo que podemos estar en paz.

Sin saber por qué, Campanilla le hizo una reverencia a la bruja del mar antes de intentar marcharse.

―¿Te has enterado de lo que has causado con tus deseos de que Regina fuese tras su alma gemela? ―Campanilla se quedó muda―. Tu bromita con la supuesta Blancanieves y el espectáculo del que hiciste partícipe a la reina ante el pueblo la llevó a desquitarse arrancando los corazones de los habitantes del bosque norte.

Campanilla no lo podía creer.

―¡Pero ella dijo que sería clemente!

―Eso se lo dijo a los del bosque sur ―volvió a reír Úrsula.

―Pe-pero…

A Campanilla todo ese asunto la apenaba de verdad. Ella había tenido esperanza en Regina, tanta como para perder las alas por ella, sacrificar su vida. ¿Y todo a cambio de qué? De miseria y sufrimiento. En el fondo, pensó, su sino no terminaba de ser muy diferente al de Regina, claro que ella nunca sucumbiría a la oscuridad.

―¿Acaso pensaste, hadita de mi vida, que en el corazón de la reina hay lugar para el amor? ¿Qué tus palabras la harían correr hasta ese alma gemela de la que me hablaste? Regina es malvada; los malvados no tienen finales felices, ni amor ni paz.

Campanilla se dio cuenta de que uno de los tentáculos tenía algo agarrado. Las ventosas hurgaban en ese algo, que parecía un trozo de carne.

―En el cementerio de Poseidón siempre hay cuerpos perdidos en naufragios que degustar ―dijo Úrsula al ver que la miraba sin reparos―. ¿Gustas?

Con ganas de vomitar, Campanilla se fue alejando, sin dar la espalda a Úrsula, muy poco a poco, hasta que vio como la bruja del mar volvía al oscuro océano.

La noche volvió a su quietud, pero el olor a podrido siguió allí.

Tras echar una última y nerviosa mirada al mar, Campanilla echó a correr. Nunca jamás había echado tanto de menos el bosque.


En las frías y oscuras noches decembrinas, los que no eran huraños se guarecían en las tabernas, que abrían hasta altas horas de la madrugada, al calor de la compañía, la buena bebida (si tenías oro suficiente, claro) y la música de los juglares. En «El Mesidor», tal y como Campanilla veía, no cabía un alfiler. Al hada casi le dio un vuelco al corazón al darse cuenta de que oteaba por la ventana del mismo modo que, años atrás, en tiempos más dichosos, había hecho junto a una reina aún buena. O no tan malvada, al menos.

Cabeceó, apartando los malos recuerdos, entró y se hizo un hueco en la barra, entre un joven que se ocultaba bajo una capa de colores y una mujer, algo entrada en años, que ya empinaba el codo en demasía. Tenía el rostro colorado y en su nariz, tan prominente que se mojaba de vino al beber, resaltaban muchas venitas.

―¿Qué va a ser? ―le preguntó el tabernero. Campanilla sabía que se llamaba Brennan.

―Licor de corona, sin agua. ―Era lo único que le entraba. El licor de corona era una bebida algo fuerte que se hacía con el zumo de las coronas esmeraldas, unas setas de los humedales del este.

El juglar, un tipo enclenque, pero con vozarrón, entonaba un cántico sobre el mar:

Te voy a contar una historia del mar

que te va a servir de verdad:

Si a una sirena escuchas cantar,

te pondrá un hechizo especial.



―Este local no es digno de vos, my lady.

Un completo extraño, alto, moreno, con sonrisa presuntuosa y jubón de acabados caros se hacía hueco entre ella y la señora de la nariz venosa.

―No me conocéis, me temo ―quiso cortarlo Campanilla, que presentía sus intenciones de noche borracha, fácil y sucia.

―Lo cual es una verdadera lástima ―dijo sacando unas monedas―. ¿Me permitís? ―Y, sin esperar respuesta, se las lanzó al tabernero―. Esto es por lo de my lady y por lo mío. Ponme lo mismo.

―No soy vuestra lady.

―Bueno, si no lo sois de nadie más (o si lo sois, me da igual), eso se puede arreglar. ―El tipo ensanchó aún más su sonrisa.

―En vuestros sueños.

―Decidme ―insistió él―. ¿Cómo os llamáis? Yo soy Nottingham; el sheriff de Nottingham.

―Campanilla.

Nottingham rio. El tabernero le trajo su licor de corona, que tragó de un solo buche. El juglar seguía con su perorata:

La sal en la piel,

el viento en el rostro

y las olas que vienen y van.

Estamos a millas de la costa

y, adivina, ¡no me importa!



Nottingham eructó y volvió a carcajearse.

―¿Campanilla? ¿Eso es un nombre de verdad?

―¿Y lo preguntáis vos, que os llamáis sheriff?

Él la tomó del hombro, agarrándola con fuerza. Campanilla hizo amago de retirarse, pero el sheriff no cejó.

―¿Por qué no vienes conmigo afuera?

―Ni borracha. ―Campanilla no temía mirarle a los ojos y atravesarle con ellos.

―Venga ―insistió el sheriff, haciendo un esfuerzo por no perder los estribos―. No querrás saber qué les pasa a las golfas amargadas, ¿no?

―¡Creo que la chica ha sido muy clara!

Campanilla y Nottingham se giraron. Había sido aquel que se cubría con la capa de colores.

―¿Y a ti quién te ha dado vela en este entierro?

―Tu madre, que es la que me hace los candelabros.

Campanilla rompió a reír. Nottingham estaba rojo de ira.

―¡Descúbrete, malnacido!

―¿Por qué no te vas a buscar moza a otro sitio, sheriff? Estás molestando.

―Sheriff, hacedle caso ―intervino Brennan, que olía los problemas―. Las reyertas no traen nunca nada bueno.

―No, nunca jamás ―añadió el desconocido. Campanilla intuyó una sonrisa oculta bajo la capucha.

―Más te vale no volver a cruzarte en mi camino, Campanita, o cómo sea que te llames.

El sheriff escupió a sus pies y se marchó dando un empujón a la señora de la nariz roja, que dejó caer su vaso. Brennan la invitó a otro. Todo quedó en un susto y pronto se olvidó con la melodía del juglar:

Poseidón reina más allá del mar,

Úrsula su poder le da.

Él y su gente adoran cantar

y te lanzarán un hechizo especial.



―Gracias, pero no necesito que nadie me salve ―le dijo Campanilla al encapuchado. Al mirarlo bien reparó en lo que estaba bebiendo―. Y mucho menos un desconocido que bebe ¿leche? ¿Acaso sois un niño? ―Estaba atónita.

El desconocido se descubrió, dejando ver un rostro, en efecto, de efebo, sólo afeado por un ojo enrojecido y sangrante y un bigote de leche que lo hacía más infantil si cabía.

―Me llamo Peter.

―¿Y cómo has entrado en la taberna, Peter?

―Bueno, aquí no se reserva el derecho de admisión ―se limitó a responder, arqueando una ceja.

Campanilla lo miró con curiosidad y acabó resolviendo decir:

―Bueno, pues gracias por salvarme, Peter, pero no necesito que nadie lo haga. Ahora vete a casa antes de que tus padres se preocupen. No les gustaría verte en un sitio como este.

―Claro, señora, eso parece lo más razonable. ―La sonrisa burlona de Peter se ensanchó aún más―. Que paséis una buena noche.

Volvió a cubrirse y marchó, haciendo ondear la capa parcheada, como un fantasma. Campanilla casi juraría que no llegó a salir de la taberna y que se desapareció, pero con tanto gentío de por medio tampoco podía estar segura. Además, ¿cómo iba ese crío a tener magia?

Magia…

Echaba de menos la magia. Volar. Incluso las tareas tediosas de las hadas, como recoger el polvo de las minas y llevárselo a Terence para que lo repartiera. Echaba de menos tantas cosas…

¿Y por qué las había perdido?

Por la esperanza. Por la confianza. Por la fe ciega que le tuvo a Regina.

¡No era justo! Ella sólo había hecho lo que un hada tenía que hacer. Azul era tan estúpida…

Y el Bosque Encantado estaba en guerra; Regina y el rey George contra Blancanieves y el príncipe James. Tal vez fuera más sensato marchar, pero, ¿a dónde? ¿A Arendelle con Perinwinkle, que siempre estuvo dispuesta ayudarla? ¿Al País de las Maravillas, de nuevo, con Silvermist? No, allí mejor no, a la reina de corazones no le haría mucha gracia verla de nuevo.

Tiempo ha, cuando Campanilla daba tumbos por el mundo (igual que ahora), hizo un trato con la bruja Maléfica para llegar hasta la tierra de los hongos gigantes y los caballitos del diablo. Allí había vivido un tiempo, a las orillas del lago que Silvermist ayudaba a cruzar. Hasta que un día quiso la casualidad que su camino se cruzase con el de la reina, que ella sabía que se llamaba Cora (la extirpadora de corazones, como la llamaba Azul) y que era la madre de Regina, la reina malvada. En otro arrebato de fe ciega en los finales felices y en la redención, le contó todo sobre el hombre del tatuaje y lo ocurrido años atrás respecto a él: cómo ella perdió sus alas, cómo Regina jamás sería feliz, cómo el destino de ambos estaba ligado y condenado si no se conocían… Todo pareció marchar, hasta que la reina regresó, desquiciada por el rechazo de su hija, clamando por su cabeza. A Campanilla no le quedó otra que huir a través de la madriguera, de vuelta al Bosque Encantado; pues era más plácido morir de disentería que vivir sin cabeza, como muchos soldados de la reina.

Pidió otra copa de corona, la bebió de un trago y decidió marchar en busca de algún establo donde dormir. ¿Iba a seguir así siempre? No, no podría llevar esa vida más tiempo. Pero, ¿quién confiaría en un hada desterrada? 


A Pan lo acompañaba su sombra, lóbrega como la noche. El niño que nunca jamás creció estaba sentado en la fuente helada, en la plaza del pueblo, mientras aquel ente maligno sobrevolaba las casas, asomándose a las ventanas y chimeneas, lanzando un hálito de pesadilla a los adultos y edulcorando los sueños de los niños. De eso se nutría el poder de Pan: de la fe infantil y del dolor maduro.

―Siento demasiada congoja en las gentes de esta aldea. ―Peter no habló, no necesitaba hacerlo para comunicarse con la sombra―. Y es lógico; viven a los pies del palacio oscuro y a cada rabieta de la reina ven a sus vecinos morir.

―Pero el hedor de la esperanza es fuerte. Todos creen que Blancanieves y el príncipe labriego conquistarán el reino.

―La guerra no es cosa para un niño como yo. Lo más que me interesa es jugar a cazar indios.

La sombra se alejó de las ventanas y rodeó a Pan.

―Es la hora ―casi susurró―. Es ya la hora.

Pan se atusó la capa y comenzó a bajar el pueblo. En la nieve no quedaban sus huellas, porque no andaba; volaba, como un espectro, como otra sombra. El corazón le latía con violenta emoción, lo cual colmaba de fuerza a la oscuridad que se cernía sobre él, pues ninguna fe nutría más que la de Peter Pan.

Dejaron atrás la villa y se adentraron en el bosque oscuro, en la zona de los pantanos, donde Pan sabía que se hallaba la entrada a la hondonada de las hadas. Los grillos cantaban a su paso, los lobos suspiraban al sentirlos y los búhos ululaban sin parar. Ellos eran los aliados de las hadas y Pan sabía que no callaban si sentían ponzoña en los alrededores, pero, a la vez, le agradaba tanto oírlos… En Nunca Jamás no había búhos.

―Está cerca. Muy cerca.

Peter empezó a susurrar algo, muy deprisa y en otra lengua, y eso hizo que varias ardillas aparecieran, al parecer, sometidas a su voluntad y a la de la sombra.

―Bussscadleee ―ordenó esta, ligándose entonces a los animalillos.

Pan los siguió sin prisa, pero sin detenerse con el croar de las ranas. Las ardillas iban dejando mil huellas, que él veía sin problemas, pues en la oscuridad era como una luciérnaga. Los animales y la sombra lo aguardaban al pie de un enorme alcornoque, que Pan sabía no era un árbol cualquiera.

―Tenía muchas ganas de ver a Terence ―dijo con satisfacción. 


―¡¿DÓNDE ESTÁ BLANCANIEVES?!

Ese grito sacó a todo el pueblo de Hamelín de la cama. El sheriff intentaba calmar los ánimos del rey George y su guardia.

―¡Sé que se la ha visto en esta ratonera y que planea arrebatarnos los arrabales en litigio! ―gritó el rey fuera de sí. Estaba a lomos de su purasangre y, acompañado de su más leal caballero, el Leviatán.

―¡Majestad, nosotros somos inocentes! ―bramó un anciano, el único que se atrevió a decir algo, pues las gentes preferían callar y ni miraban al rey a la cara. Todos sabían que lo de Blancanieves era una pista falsa, una distracción para ganar tiempo y reclutar huestes en Longbourn.

Los ejércitos de George y Regina, al final, no tenían nada que hacer contra las guerrillas de los campesinos, que apoyarían a Blanca y James hasta la victoria.

O hasta la muerte.

―¡Ya sabéis lo que ha pasado con esos insurgentes del reino del príncipe Eric! ¿Buscáis el mismo destino?

―Su Majestad, por favor ―intervino el sheriff de Nottingham―, entended que esta gente requiere de otros… Otros modos, por decirlo de alguna forma, para confesar.

―¿Qué hacéis vos aquí, Nottingham? ―inquirió un soldado―. Vuestra jurisdicción se limita a Sherwood.

―Un viaje de placer ―confesó cómplice el sheriff.

George reparó en la joven de dudosa reputación que guardaba sus espaldas (oh, por favor).

―Ya veo que estoy rodeado de ineptos y traidores ―volvió a decir el rey―. Os aseguro que vosotros, ratas de sentina, seréis los que clavéis las cabezas de Blancanieves y su príncipe en picas; las pondréis en la plaza y las admiraréis como si fueran ídolos.

Entre la muchedumbre, intentando ocultarse, estaba Campanilla, que había llegado hasta allí y se había hospedado en las cuadras del sheriff de Hamelín, que, al contrario que Nottingham, era una buena persona.

―¡Yo soy vuestro rey! ―George no callaba―. ¡Mi familia os ha amparado por siglos! ¿Y así lo pagáis?

Pero el silencio siguió dominando a la gente.

―Ahora entiendo a la reina malvada. ¡GUARDIAS! ―Estos se pusieron firmes―. ¡Quemadlo todo! ¡Reducir Hamelín a cenizas, traedme la cabeza de su sheriff y que todos vean el sino de los traidores!

―¡Blancanieves y James serán nuestros reyes! ―gritó un niño, dejando a todos helados.

―¿Qué h-has dicho, mocoso? ―George no lo creía.

―¡Que ese es nuestro sino! Blancanieves y James serán nuestros reyes.

Los padres del pequeño intentaron callarlo en vano. El rey George se mantenía calmo, lo cual no auguraba nada bueno.

―La esperanza siempre vuelve, ¿no es eso? ―El rey se echó a reír. Parecía un abuelito sádico y cruel, no más frío que la nieve―. ¡Lancelot, guardias, prendedlo, encerradlo y azotadlo hasta desollarlo! Lo enterraremos vivo con sus amados reyes cuando los tengamos.

―¡NOOO! ―gritó desesperada la madre.

―Y cortadles la cabeza a los padres ―añadió George con desprecio.

Nadie hizo nada, ni siquiera Campanilla, por evitar tamaña injusticia. Los guardias tomaron al niño y un par de arqueros se llevaron a los padres a un callejón para proceder con la ejecución, sucia y rápida, que George exigía. Campanilla quería actuar, quería parar todo aquello, pero, ¿cómo?

No quería seguir en el Bosque Encantado. Necesitaba marchar de aquella sangría en que se había convertido.

Y entonces, cuando la esperanza parecía perdida, una idea, más bien un recuerdo, se le pasó por la cabeza como si se lo hubieran escupido.

¡YA SABÍA CÓMO PARAR LA GUERRA!


―No entiendo para qué me necesitas, Pan.

―Pensaba que era algo meridiano, Terence, ¿no eres acaso un duende listo?

Terence era el guardián de las hadas y el único hada macho (o sea, un duende). Desde su alcornoque vigilaba el bosque oscuro y custodiaba sus lindes, para evitar que corazones corruptos llegasen a la hondonada de las hadas. Además, repartía el polvo mágico que le traían de las minas. Era un joven apuesto (la belleza era seña de identidad en hadas); muy menudo, como un niño; rubio y de ojos azules que vestía una armadura hecha de bellotas.

A Pan no le gustaban las bellotas.

―Si lo que buscas es zanjar cuentas, Pan, jamás podrás entrar en la hondonada.

―No me interesan esas estúpidas moscas. Lo único que me interesa es tu polvo.

―¿Mi polvo?

―Claro, chaval. Yo tengo polvo de duende también, es cierto, pero para ir a donde necesito ir, pues… Sólo alguien que haya nacido en la hondonada y tenga polvo de duende puede entrar.

Pan y la sombra condujeron a su rehén hacia el cielo, volando sobre las copas de los árboles. Estaba tan cerca…

―Esa magia no surtirá efecto en ti, Pan ―dijo Terence que, aunque se veía reacio a ayudar, tampoco estaba oponiendo mucha resistencia―. Tu corazón está vacío.

―Mi corazón, si es que es mío, está perfecto ―le contestó Pan mirando al cielo…

La estrella oscura brillaba con fuerza.


Campanilla tomó prestado un caballo y se encaminó al galope hacia el santuario de Cupido, el mismo que el día anterior había abierto con el polvo de duende obtenido de Úrsula, el mismo que ella había abierto para Regina y su padre. ¿Cómo pudo ser tan simple? En aquel santuario era donde las hadas guardaban todos los vástagos de amor verdadero que florecían en el Bosque Encantado. Terence se lo había explicado en su instrucción:

«El amor verdadero está ligado al hado. Por eso, cuando dos personas predestinadas se tocan por primera vez, un vástago, culmen de magia luminosa, florece allí donde el encuentro se da».

Ella misma se dedicó un tiempo a recolectarlos. ¡Su primer ascenso se lo ganó gracias al que encontró cerca del bosque prohibido; el vástago de amor del rey Stephan y la reina Leah! ¿Cómo no se le había ocurrido antes? Si hechizaba a George y a Regina con el amor verdadero de los vástagos aplacaría la oscuridad en sus corazones y acabaría la guerra. Regina al fin vería que el hombre de la taberna no era tan horrible y volvería con él. Y George… Pues se reconciliaría con James. ¡Estaba hecho!

Pero, ¿de dónde sacar el polvo de duende para abrir la puerta al santuario? No podía volver a hacer un trato con Úrsula y tampoco veía inteligente recurrir otra vez a Maléfica. Demasiada oscuridad la había rondado ya.

Cerca sólo había una persona; alguien que por ella se saltaría la estúpida norma feérica de mantener la neutralidad en los litigios del reino: Terence la iba a ayudar.

Miró al cielo y sintió un escalofrío.

La estrella oscura brillaba con fuerza.


―¡Te repito, Pan, que un hechizo de amor nunca funcionará contigo!

Terence rabiaba por momentos. El santuario de Cupido era sagrado y nadie podía profanarlo sin su hada madrina. Pan debía estar loco de atar si pretendía buscar a quien más amase con las flechas encantadas que el ídolo esculpido por Azul custodiaba.

―Yo no busco un hechizo de amor, duendecillo. Yo estoy por encima de tales cosas ―explicó Pan, que examinaba con interés casi académico el arco encantado que llevaba hasta Cupido.

―Pues no encontrarás nada más ahí.

Pan miró a Terence y rio ante sus míseros forcejeos. La sombra lo tenía buen agarrado.

―¿Y quién dice que busco algo? ―preguntó arqueando las cejas―. A las hadas os encanta presuponer y juzgar. Sobre todo juzgar. Siempre que ocurre una injusticia hay un hada por medio.

Terence calló y para Peter eso era una prueba de que le daba la razón, pues quien calla otorga.

―Abre el portal, chaval.

Siendo la otra alternativa morir a manos de la sombra, Terence subió hasta el arco de piedra, sacó su varita y recitó el hechizo que abría el portal al santuario:

El amor verdadero no se exige,

se ofrece.

El primer beso no lo dan los labios,

lo da una mirada.

Enamorarse es fácil.

Amar un desafío.

Dejar ir lo más difícil.

Y pasar página un triunfo.


Una espectral luz rosada iluminó el círculo de piedra y flores que bordeaba el monumento. La sombra de Pan siseó herida ante tanta luz y huyó de nuevo a la noche, pero a su propietario eso no le importó.

―¿Qué te propones, Pan?

―¿Por qué no vuelves a casa, Terence? Este espectáculo es sólo para niños.

Y moviendo sus manos lo hizo desaparecer en una nube de humo verde. 


Campanilla llegó hasta el alcornoque donde vivía Terence y empezó a llamarlo a gritos:

―¡TERENCE! ¡TERENCE! ¡TERENCE!

Y, de pronto, este apareció ante ella.

―Madre mía, qué rapidez ―se sorprendió el otrora hada.

―¡¿Qué…?! ―Terence parecía desorientado; tardó un momento en reconocer que había vuelto a casa y otro tanto en ver que Campanilla estaba allí―. ¿Campa-Campanilla? ¿Eres tú?

―¡Terence! ―Ella se bajó del caballo y corrió a abrazarlo―. ¡Terence, necesito tu ayuda, es urgente! Creo que sé cómo parar la guerra.

―¿La gue…? ¡NO! ―chilló horrorizado el duende―. ¡Campanilla, es horrible! ¡Alguien va a destruir el santuario de Cupido!

―¿Cómo?

―Alguien me ha obligado a abrírselo y yo no he tenido… No he tenido otra opción ―reconoció culpable―. ¡Debo avisar a Azul!

Campanilla no terminaba de comprender qué pasaba, pero sí que su plan estaba en peligro. Si Terence avisaba a Azul y al resto de las hadas, ella no tendría ninguna oportunidad de hacerse con los vástagos.

―Terence, vayamos nosotros solos. No avises a nadie.

―¡Debo hacerlo! ¡No permitiré que Pan destruya la única fuente del amor verdadero que hay en el mundo!

Y sin esperar más preguntas de Campanilla, sin llegar del todo a preguntarse qué hacía su antigua colega en su alcornoque, encogió su tamaño y zumbó hacia la hondonada para alertar a las hadas.

Campanilla no tenía otra salida.

Tendría que ir sola al santuario y hacer frente a ese tal Pan si quería conseguir los vástagos.

Volvió a ponerse al galope y suspiró al cielo porque no fuera demasiado tarde.

La estrella oscura estaba cada vez más cerca.


La estatua de Cupido era el centro de aquel extraño altar al amor, repleto de horrendas florecillas fucsias, y miraba con ojos ciegos, como estaba mandado, a todo aquel que necesitase encontrar a su alma gemela perdida.

―¡Cupido, viejo amigo! ―lo llamó Peter, con alegría, como si llamase a un hijo―. ¡Cupido, yo te invoco!

Se elevó un poco y se acercó a la estatua, extendiendo su mano sobre la cara de esta, que reventó.

―Los trágicos pasajes del amor, sellado con la muerte, y la constante saña de los padres, que sólo aplaca el fin de los hijos, es lo que te trae aquí, Malcolm, aprendiz de herrero ―habló una voz infantil e ingenua que Peter odiaba. Demasiada azúcar, demasiada bondad. En Nunca Jamás ningún niño hablaba así.

―¡Da la cara!

Una bandada de alondras, vigías del santuario, descendieron desde sus nidos y rodearon a Pan. Algunas hasta le picotearon las manos y la cara, dejándole algunas heridas. Luego empezaron a volar en círculos, creando un torbellino, y acabaron por convertirse en un crío paliducho a medio vestir con los ojos vendados. Pese a ese detalle, su rostro tenía algo de indefenso y reservado.

―Malcolm… Para renegar de los sentimientos, veo que la ira hace mella en ti ―dijo Cupido.

―Hace mucho tiempo que no respondo al nombre de Malcolm. Ahora me conocen como Peter Pan ―respondió el joven, intentando arrastrar cada palabra.

―¿Estás resentido?

―¿Estás resentido? ―lo imitó Peter con voz de falsete―. ¿Te has oído hablar alguna vez?

―Alguna, sí ―respondió Cupido encogiéndose de hombros.

―Alguna, sí ―volvió a burlarse Peter―. ¿Te sigues chupando el dedo? ¿Lo has cambiado acaso por otras cosas?

―¿Qué quieres, Malcolm? ¿Has venido acaso sólo a insultar? Ese no es tu estilo ―dijo Cupido, siempre con cortés―. ¿Acaso buscas amor para recomponer tu corazón?

―¿Amor? ¿Recomponer el corazón? ―inquirió Peter sorprendido―. Pero si la forma más efectiva de romperte el corazón es enamorarte: te enferma, te deprime, te enreda de una forma que puede matarte…

―Poca fe le tienes, siendo que vives gracias a él.

―Yo no vivo gracias al amor, eso es una pérdida de tiempo. Pero, créeme, el único amor que conozco, el único amor que triunfa, es el que me tengo a mí mismo. Si dependiese de otra persona, ¿qué iba a ser de mi valor? ¿Y de mi poder? ¿Y de mi libertad? Hablar por horas, enviar flores, escribir poemas y bailar bajo las estrellas que brillan en el firmamento… Eso es lo que es el amor; porquería.

―Así que has venido a matar al amor, ¿no?

―He venido a mandar un mensaje. Cupido, amigo…

Pan se acercó a él y se apoyó en su hombro. Al contrario de lo que muchos creían, Cupido no tenía alas. Las perdió cuando rompió sus votos y los expulsaron de la hondonada de las hadas.

―Cuando piensas con el corazón y no con la cabeza, tu vida te deja de pertenecer. Amar es una pérdida de tiempo, que es lo más valioso que tenemos. El amor coge el corazón más fuerte y lo convierte en miel sólo para tornarlo hiel en cuanto te pasa por el gaznate; los sentimientos destruyen a grandes hombres y… Las parejas, los hijos, los amigos… Todo eso es un obstáculo en el camino de uno.

―De modo que yo estoy en lo cierto. Estás resentido por la vida que has llevado.

―¿La vida que he llevado? ―Pan sonaba falsete incluso al hacerse el indignado. Demasiados años parodiando a los sentimientos le impedían hablar con seriedad y asumirlos. Claro que él era un niño, no sabía nada de la seriedad igual que no podía comprender lo que implicaba el amor―. Primero me vendieron a un herrero; luego me hicieron trabajar y trabajar, castigándome más que premiándome; me perdí la infancia y la juventud, los juegos y la paz. Luego me empujaron a la madurez y a las responsabilidades y, cuando pensaba que podría ser libre, que podría dedicarme a contar nubes, olvidándome del dinero y del trabajo, porque nunca me importó nada de eso, me dejaron solo con una larvita rosácea y pequeña que se me escurría y que quería comerse mis sueños sin miramientos. Si a eso lo llamas resentimiento, sí, estoy resentido.

―¿Conmigo?

―¿Gracias a quién el amor se da en todo el mundo? A mí desde luego que no, Cu-pi-do. Átate a alguien y se te irá la olla, te darás a la bebida, no pegarás ojo, te volverás loco y acabarás siendo una pobre alma en desgracia. No. ¡No te enamores! Ese es el consejo que siempre me di.

―Entonces, si tan claro lo tienes, haz lo que has venido a hacer. Pero ten presente una cosa, te querré igual que quiero a cada uno de los habitantes de este y todos los reinos.

―¡CÁLLATE YA!

Pan cogió a Cupido del brazo y se lo retorció a la espalda. Este chilló de dolor, pero por poco tiempo, porque Peter le arrancó el corazón, el más rojo y brillante que jamás hubiese visto, con cientos de anillos dorados en su interior.

―¡QUE EL CIELO NOCTURNO TIEMBLE CUANDO CAIGA LA ESTRELLA OSCURA. DESPIERTA HADA NEGRA; MI INVOCACIÓN ESCUCHA!

Terminó de reventar el corazón y Cupido cayó muerto. Sus ojos, aún vendados, miraban a aquel cielo invernal y oscuro del que descendía el astro de la muerte.

Pan echó un último vistazo al santuario, que empezaba a temblar por la muerte de su ídolo (las flores se marchitaron de pronto, la estatua se resquebrajó y el arco y la flecha se desintegraron), y salió por el portal de vuelta al bosque oscuro.

El mensaje estaba enviado.


Campanilla, sin resuello, llegó a la entrada del santuario justo cuando Pan salía por el portal, que se cerraba y caía tras él.

―¡NO! ―chilló bajando del caballo.

―¿Tú? ―Pan la reconoció: la chica de la taberna.

―¿Tú? ―Igual lo hizo ella: el niño de la leche.

―Que grata casualidad ―sonrió Pan―. Campanilla, ¿verdad?

―¿Peter eres…? ―No podía ser―. ¿Eres tú ese diablo del que me ha hablado Terence?

―Ah, el duende, ¿llegó bien a casa, no? Me alegro ―dijo el chico sentándose en los escalones que llevaban al arco―. Y tú, ¿eres un hada?

―Era… ―Campanilla no terminaba de comprender―. Pero… Tú… ―Reaccionó al volver a ver el arco derruido―. ¡Tú has matado a Cupido! Lo siento en el fondo del corazón. Su luz se ha apagado.

―Su luz era pura fachada, Campanilla. Créeme, he hecho un favor al mundo.

―¡Pero me iba a ayudar a parar esta guerra!

La chica corrió hacia Pan y lo asió de la capa.

―¡MALDITO MOCOSO! ―chilló zarandeándolo.

―¿Cómo querías parar la guerra? ―preguntó él sin intimidarse un ápice―. ¿Usando amor? ¿Acaso no ves que el amor es la causa de todos estos males?

―El amor… ¡No! ―Campanilla lo soltó sorprendida.

―Sí, hadita, sí ―dijo Pan volviéndose a sentar―. El amor que la reina malvada sentía por su palafrenero y el que siente por su madre la lleva a odiar a Blancanieves. El amor que el rey George sentía por su esposa y por su hijo lo llevan a odiarle ahora que este lo ha traicionado y cambiado por… Ah, sí, por otro amor, que será muy verdadero, pero mira todas las vidas inocentes que se está llevando a su paso. El amor es el arma más peligrosa de todas.

Para Campanilla esas palabras fueron como un jarro de agua fría.

―¿Recapacitando? ―Arqueando una ceja, Pan sabía que hipnotizaba a la gente.

―Yo… Yo perdí mis alas por mi amor hacia la gente que tenía que ayudar…

―E ibas a cometer un gran error porque todavía amas este mundo, ¿me equivoco?

Campanilla cayó de rodillas sobre la nieve, ante Pan… ¿Cómo había podido ser tan estúpida?

―Llevo años martirizándome. Llevo años dando tumbos. Llevo años muertos y perdidos atrapada en un pozo de culpa y miseria y…

―Y yo te entiendo, Campanilla.

La muchacha rompió a llorar y apoyó su cabeza en las rodillas de Pan.

―Yo sólo quería que Regina y ese hombre fueran felices. Sólo quería que hubiese algo más de amor en el mundo…

―Pero el amor nos destruye… Mírate.

Por un momento, el bosque pareció quedar en silencio. Sólo se oía el llanto de Campanilla y parecía algo natural, pero Pan sabía que era mala señal: las hadas estaban en camino.

―Yo antes era como tú: el amor me había convertido en un esclavo errante del arrepentimiento; siempre viviendo para otros por los pecados de otros.

―Tú eres sólo un niño… ―farfulló Campanilla.

―Soy mayor de lo que aparento ―sonrió Peter―. Hadita, si tú quieres… Sé de un lugar donde tendrás tiempo para meditar bien tus pensamientos sin sentir que lo estás perdiendo, donde podrás masticar bien ese asunto pendiente con la reina.

―¿Qué lugar?

―Nunca Jamás. La tierra donde yo habito, en otro reino. Allí puedes sobrevivir sólo con tener fe en ti mismo. No necesitas nada más.

Campanilla miró en derredor. No lo pensó mucho. Al fin y al cabo, ¿qué podía perder?

―Llévame.

Pan le tendió la mano y los dos se alzaron sobre el bosque.

―La segunda estrella a la derecha y todo recto hasta el amanecer…

Y así ambos se alejaron del amor. De lo humano. Y se perdieron en la oscuridad que procura la eterna inocencia de la niñez.

Porque, ¿qué es la inocencia sino una forma de ignorancia?


El hada negra descendió de los cielos y cayó junto al cuerpo inerte de Cupido.

Sonrió complacida.

―Veamos por fin el rostro de nuestro querido amor… ―dijo mientras reía, con burla y suficiencia.

Se inclinó sobre el cuerpo y le retiró la venda.

Lo que vio la aterraría y la perseguiría en mil y una pesadillas. Sólo pudo (y sólo quiso) echar una simple mirada; pues el cuerpo de Cupido se hizo cenizas en cuanto el hada negra descubrió el rostro de eso.

Un estruendo anunció entonces la llegada de Azul y su séquito. Por un instante, ambas se miraron.

―¡TÚ! ―bramó Azul llena de ira.

El hada negra, recuperando la compostura, rio con estridencia y salió volando de vuelta a su estrella, la primera a la izquierda y todo recto hacia el crepúsculo.

Nunca jamás se la volvió a ver.

Nunca Jamás

30 Años Después…


Campanilla tallaba las piedras con las que pensaba fabricarse más lanzas. En Nunca Jamás, para sobrevivir, se había tenido que convertir en una salvaje.

Igual que se había tenido que acostumbrar a que Pan entrase cuando gustase, volando, por la ventana de su casa árbol.

―Buenas noches, Campanilla ―saludó el chico, dedicándole una sonrisa de oreja a oreja mientras aterrizaba y se lanzaba a la hamaca de redes en la que dormía el hada.

―Teniendo en cuenta que las noches de Nunca Jamás duran lo que a ti te da la gana… Buenas noches otra vez, Peter ―respondió esta sin siquiera mirarlo. Ya lo tenía muy visto.

Hacía demasiado tiempo, si es que podía considerarlo, teniendo en cuenta que en Nunca Jamás el tiempo no existía, que Pan buscaba los tomas y dacas de Campanilla. Todas las visitas eran iguales:

El niño entraba volando y, al punto, exigía la completa atención de la muchacha. Se tumbaba, apoyando la cabeza en sus piernas, y le pedía un cuento (no de hadas) y que le acariciase el pelo. Un raro hábito, desde luego, pero era el precio que tenía que pagar Campanilla para tener, al menos, el consentimiento de Peter, la sombra y los niños perdidos para quedarse en la isla; pues en Nunca Jamás las niñas y las mujeres sobraban. Aunque para Campanilla aquel ritual tenía algo más, algo oculto, algo que tal vez se remontase a muchos años atrás, cuando Peter no era Peter y tenía madre (si es que alguna vez la tuvo) o, quizás, algún amor.

―¿Vas a quedarte mucho tiempo? ―preguntó Campanilla, que no estaba de humor.

―¿Tanta prisa tienes por ir a cazar?

―Tengo hambre.

―Una pena que tu fe no llegue para conjurar un par de huevos con salchichas. ―Ahí Pan metía el dedo en la llaga.

―Sí, una pena. Los únicos huevos que hay en esta isla parecen de codorniz…

―¿A qué tanta displicencia?

―Estoy igual que siempre.

―Mentira ―acusó Pan, sin perder siquiera la sonrisa―. ¿Sabes? Hace una eternidad, Wendy me contó una historia sobre ti. También estábamos yo y ella, pero el caso es que en esa historia tú eras diferente. Menos huraña, aunque no con menos genio.

―Sabes por qué soy así. ―Campanilla no tenía mucho interés en seguir hablando con Pan.

―Lo sé, por eso he venido. ―Pan se balanceaba en la hamaca; eso le divertía―. ¿Sabes quién está de visita por Nunca Jamás?

―Si no se puede cazar ni comer… ―Ya tenía una de las puntas de lanza lista―. No me interesa lo más mínimo.

―Oh, bueno, se puede comer ―razonó Peter, falsete e irónico, la única forma de hablar que conocía―. Pero eso sería canibalismo y ni los algonquinos lo verían bien.

―Déjate ya de rodeos, Peter.

―Regina, la reina malvada ―dijo, en un tono que se usaría para asustar a un niño pequeño mientras se le cuenta un cuento.

Campanilla se quedó en un ay. Miró a Peter, que, todavía balanceándose, la miraba, orgulloso de recordarle viejas miserias. Así era Pan; si él era desdichado, el resto debía serlo también. Él tenía que controlar hasta los corazones de los niños perdidos, porque, si no, sentía que perdía esa posición de líder del recreo que tenía. Necesitaba sentir que volaba sobre los demás, pero no en sentido literal (que también).

―¡¿Regina?! ¿Qué hace ella aquí?

―No lo sé ―mintió el chico.

―¿No vas a hacerle nada? Siempre te cebas con los intrusos y, la verdad, dudo que tú la hayas traído.

―¿Y privarte del placer de la venganza? ―inquirió saltando de la hamaca―. ¿Qué clase de amigo sería yo entonces, Campanilla?

Se acercó al hada y le acarició la mejilla con el dorso de la mano, allí donde aún quedaban pequeñas cicatrices de picaduras de alondra.

―Tú y yo no somos amigos.

Y de un manotazo interrumpió la caricia del chico.

―Cierto, tus amigas eran las hadas, ¿no? Ya veo que te ayudaron mucho cuando esa mosca te desterró…

Campanilla lo miró con odio.

Odio.

Eso era todo lo que había atesorado en Nunca Jamás: odio, dolor y oscuridad. Aunque la culpa no era de Pan; era de Regina.

―Sé lo que estás pensando ―dijo Peter―. Toma todo ese rencor, aliméntalo y dirígelo hacia la reina malvada. ¡Que pruebe su propia medicina! ―Al decir esto último soltó un extraño gruñido.

―Tal vez…

―¡No! No lo pienses dos veces o… Mejor… ―Se le acercó al oído y le susurró―: piensa en todo lo que perdiste por su culpa. Por culpa del amor y del buen corazón.

Campanilla se alejó de él y corrió a por una lanza.

―¿A dónde vas? ―preguntó Peter, aunque ya adivinaba la respuesta.

―A matarla. A sacarle su negro y podrido corazón y a aplastarlo delante de sus narices.

―La reina tiene magia. Tú no. ¿Crees que una lanza podrá dañarla?

―Una lanza impregnada de sueño mortal.

―Eso quizás sí, mas, ¿cómo piensas acercarte a ella? ―Campanilla calló―. Mira, busca las amapolas que crecen en la parte oscura de la isla. Su polen te servirá para tenderle una trampa y dormirla.

Sin necesidad de que se lo repitieran, Campanilla se lanzó a la escalera (que tenía que usar porque, por culpa de Regina, no tenía alas) y se perdió en la espesura de la jungla.

Ya solo, Pan se echó a reír y volvió a columpiarse en la hamaca.

―Qué fáciles de manipular son todas las hadas… ―luego reparó en su error (no te enamores)―. Bueno, casi todas.

Esa noche, que ya duraba y duraría lo que Pan quisiera, sólo brillaba una estrella en el cielo: la estrella oscura.


Y la salvadora y su extraño séquito, mientras tanto, se encaminaban a salvar a Henry.


Han intervenido: Rose McIver como Campanilla, Robbie A. Kay como Peter Pan, Alan Dale como rey George, Wil Traval como sheriff de Nottigham, Adam Croasdell como Brennan Jones, Jaime Murray como el hada negra, Keegan Connor Tracy como el hada Azul, Merrin Dungey como Úrsula, Sinqua Walls como Lancelot, Lucas Till como Terence, Nathan Mack como Cupido y Marilyn Manson como la sombra.


NOTAS Y NORMAS:
1. Debes tener cuenta de google para poder comentar.
2. Respeta la netiqueta.
3. Puedes opinar lo que quieras (a favor o en contra de los episodios, personajes, guionistas, etc.) pero siempre respetando a los demás comentaristas.
4. Está prohibido poner enlaces en los comentarios.
5. Siempre que quieras comentar un spoiler indica SPOILER al comienzo de tu comentario
Gracias. 
Síguenos en Facebook y Twitter para estar al día de lo que publicamos en el blog.

50 comentarios:

  1. ESPECTACULAR es la única forma de describirlo.
    Una historia súper bien narrada con un ritmo que no decae en ningún punto y muy ingeniosamente hilada, da respuesta a tantas preguntas que fueron resueltas (o no) tan mal en la serie de forma magistral.
    Todas mis felicitaciones al autor, una pena que no sea canon

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Asier ^^ Hacía ya tiempo que quería compartir con vosotros alguna "Untold Story". Esto fue lo que debieron hacer esta temporada, dar respuestas y no más preguntas.

      Eliminar
  2. Peter esta muy muy bien pero tengo unas dudas

    - para que quería ursula la flecha ?
    - peter pan no podía salir de nunca jamás o se volvía mayor de ahí que enviará a sus secuaces no ?
    - no podía volar de ahí que necesitara el corazón de henry que tanto tiempo lo estaba buscando no ?
    - sobre el hada oscura no estaba atrapada en el reino oscuro del que no podía salir ? Según dijo rumple
    - y campanilla ni podía tener fe en sí misma de ahí que no pueda hacer magia ni nada.


    Tu historia me ha encantado siendo sinceros pero me he confundido un poco con estos temas. Ayuda please.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, era broma, pero quería sentirme tonto, digo Horowitz, por un momento xD.
      Por partes:
      -Lo descubriremos. Este año no, pero otro tal vez :P (vamos, que ahora mismo no tengo ni idea, pero quería darle a Úrsula una aparición que no fuera de risa y, a la vez, aprovechar para darle algún sentido a los chistes de "¿no arrancaste una vez todos los corazones de los habitantes del bosque norte? ¿O fue en el sur?" y de "el canibalismo está mal visto en el mundo acuático").
      -Peter Pan podía viajar a donde le apeteciese (3x04).
      -En la serie siempre se lo vio volando. Así a bote pronto, en el 3x03, cuando le trae a Henry las manzanas, se las trae volando.
      -El hada oscura puede ser invocada con esas palabras que dice Peter (6x09). Aunque ella puede viajar entre reinos si le place; la prueba es que fue a Storybrooke a apalizar a la Blue xD.
      -Campanilla no usa magia aquí. Úrsula le da polvo de duende ya activo. Si ella puede abrir el santuario a Henry Sr. para que lleve a Regina es sólo porque nació en la hondonada y conoce el conjuro, pero no está haciendo magia, la magia se la habían dado a ella prestada. No era como la ampolla que Wendy le dio en el 3x09, ese polvo estaba inactivo. Terence en cambio sí que hace magia, varita incluida.

      Como verás, yo no soy tan fácil de pillar como los two xD.

      Eliminar
    2. Cierto peter cierto a medida que lo iba leyendo me iba acordando

      - peter pan fue a secuestrar niños ( Bae )
      - el hada oscura secuestró a gideon

      Joder como les gusta a estos dos secuestrar niños jajajaja

      Y también lo de volar y lo de campanilla me he acordado antes

      Gracias peter, menos mal que tú lo tienes todo bien atado. Y permíteme decirte pero me da rabia leer tus fan fics por qué son muy perfectos y luego tenemos lo que tenemos y me decepciono mucho. Y tú dirás no lo leas pero no puedo evitarlo jejeje.

      Eliminar
    3. Y ahora que me doy cuenta, pero que tienen los padres de rumple en contra de sus nietos ?

      Peter pan a bealfire / Neal
      Hada negra a gideon

      No cuento a henry que es ya tataranieto

      Eliminar
    4. Juanito, eso mismo dije yo el otro día: los padres de Rumpel se pasan la vida secuestrando niños, pero abandonan al suyo y fastidian a sus nietos y bisnieto. ¡De locura! Si ya verás como la BF va a ser el alma gemela de Peter/ Malcolm.
      Si los two quisieran, podrían escribir cosas como esta o, al menos, imaginarlas. Este habría sido un buen flashback para el capítulo pasado.

      Eliminar
  3. PETER te amamos los tres yo y los peques oncers

    ¡¡¡BRAVO BRAVO!!!👏👏😍

    Estoy con antojo de más historias tuyas ^.^ jijiji

    Eres muy creativo bendiciones para ti tesoro lindo

    Saludos 😘😆

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mary, por ahí tengo pensada una "Hook's Untold Story: Salt, Sweat And Blood", pero no prometo nada xD.

      Eliminar
    2. Jejeje Gracias por el dato con tal de que tu creatividad salga a flote es lo importante
      👏😆😉

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Qué genial, haz un remake de la serie o algo, en serio, es que solo quiero leer fics como este que sigan con la serie o que la sigan desde la tercera temporada, estoy muy triste porque ya no me llena lo que hacen los Two de ninguna de las maneras pero no puedo dejar de verla.

    Véndeles la idea y que hagan un spin off por favor, me encantan tus fics porque metes a personajes inesperados y no se hacen pesados y actúan con sentido, además que se ve mucho más real el sufrimiento que causa Regina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Tinker :) Y tienes toda la razón, en la serie no ahondan mucho en el sufrimiento que causa Regina ni en todo lo que implicó el romance de los Charmings. Me vi tentado de poner a la Evil Queen, pero la cambié por George en el último momento, porque de él en la época de la guerra no sabemos nada.
      ¡Vamos a traducirla y enviársela a la Hales! Le decimos que se quede con el mérito ella, pero que la haga xD.

      Eliminar
  6. Peter. ERES EL MEJOR!!! En serio. Deberias ser guionista de ouat jaja sin dudarlo no es coña. Por cierto te sirvieron mis paginas mis links y todo eso? Pudiste ver el crossover de lilo y stitch con la banda del patio? Estuviste ayer viendo series disney de infancia que te proporicone? Cuentamelo todo jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Xehanort, si te soy sincero, esperaba (y espero) un análisis extenso de lo que te ha parecido esta historia xD. Sabía que te iba a gustar.
      Y sí, vi el crossover y la peli de la Banda del Patio. De momento nada más, porque cotilleé las pelis de Campanilla para ver cuánto me había acercado yo al personaje de Terence sin conocerlo (y demasiado creo yo que me he acercado, que no sólo he averiguado que es un duende, sino también su profesión y su vínculo con las ardillas O.O).

      Eliminar
    2. Analisis extenso no se amigo porque si te puedo decir ciertos puntos commo por ejemplo el hecho de que la ursula del fanfic es algo que me hubiera gustado ver en la serie. Una ursula mas terrible que de mas miedo. Luego incluiste a Silvermist ole ole y ole. Luego Geore Pan y Regina... sin palabras. Tu sabes lo que a mi me hubiese encantado ver en la serie una alianza entre la mayoria de villanos posible?: Reina malvada george sheriff de nottingham ursula malefica cruella Cora Anastasia Jafar... madre mia lo que hubiera sido eso...

      Eliminar
    3. Es verdad que ha habido alianzas entre ellos en la serie pero no todos juntos. Anda que lo de una parte de mi esta ansiosa por comerte... JAJA

      Eliminar
    4. ¡Xehanort! Madre mía, mente sucia xD. Se refería a los tentáculos carnívoros que le he puesto xD.
      A mí me habría fascinado una alianza Pan-Cora para salir del Inframundo, incluso con tomas y dacas... You know. O también una entre la EQ y James, como propuso Laura. Habría estado muy bien, como una lucha contra dobles xD.
      En la serie creo que salvo el papichulo de Zelena y Hades o el de Zelena y Arturo, ¿no ha habido más no? Bueno, sin contar a las reinas de la decepción, claro.

      Eliminar
  7. Primero de todo, debo decir que me he reído mucho con la introducción de Trish. Si es que, al final, es imposible olvidar el desastre del 6x14 xD. Y ahora, sí, la historia:

    ¡Hola, Peter!

    ¡Ha sido fantástico! No se me ha hecho largo, ni pesado, ni hay nada que me haya chirriado. Me han gustado los pequeños cameos de Brennan, Nottingham o Lancelot, así como la mención a Maléfica o a la etapa de Campanilla en Wonderland. En el 4x20 no les dio la gana de decirnos nada sobre qué pintaba Campanilla allí, y tú lo has relacionado con Silvermist, lo cual ha estado muy bien.

    También me ha gustado Úrsula, y eso tiene mérito, porque no soporto para nada la Úrsula de OUAT, y aquí me ha gustado. Creo que esa es la Úrsula que deberíamos haber visto y que no nos mostraron. Y, enlazando con Úrsula, también me ha gustado las líneas del juglar, así como esa "pobre alma en desgracia" que suelta Peter Pan (no tú, el otro xD) o la mención al reino de Eric.

    La aparición del Rey George también me ha parecido necesaria. No sé si en "Awake" hará acto de presencia, pero el caso es que no nos lo han mostrado mucho en la guerra con los Charmings, y ha estado bien verlo ahí. Y, además, en Hammelin, otra buena referencia a la historia de Pan.

    También has captado muy bien los sentimientos de Campanilla (y coincido con ese "Azul era tan estúpida..." xD), has ahondado en su proceso de "conversión", de esa pequeña pérdida de esperanza, la casi recuperación al creer que podía parar la guerra, y el sentimiento de derrota al darse cuenta de que todo estaba perdido.

    Me ha gustado la aparición de Terence, así como la introducción de Pan en la historia y sus escenas con Campanilla. Eso es algo que eché mucho de menos en la serie, porque no ahondaron en su relación, lo desperdiciaron, y he disfrutado (a la par que sufrido) esa conversación entre ellos.

    Porque, sí, el fic es de la Untold Story de Campanilla, pero también lo es de Pan. Has sabido mostrar el camino que seguía cada uno de ellos (una, confiando en el amor y en la posibilidad de recuperar la paz, y el otro, intentando destruir todo el amor), unirlos, dar una explicación al interés de Peter por Campanilla, haciendo mención a la Black (y esta última haciendo un pequeño cameo)...

    Y, aunque a veces haya habido algo de humor verde (el mismo color que tiene el polvo), no ha quedado ridículo, ni como si fuese una parodia. Más bien, ha amenizado una historia que ya de por sí era amena. No sé cuántos minutos habré invertido en leerla, porque no he mirado la hora en ningún momento, y eso es una buena señal xD.

    En fin, una historia muy bien hilada, que incluso da un uso a Cupido mucho mejor que la tontería del 6x14 y que se relaciona con el vástago del amor verdadero, que ahora, gracias al fic, me parece mucho más coherente que en el 6x07 (y eso que el 6x07, al contrario que el 6x14, me encantó). Eso, unido a los cameos de otros personajes, referencias y a la gran atención que se presta a Pan, Campanilla y cómo ella decidió ir a Neverland (más la escena de 30 años después, que enlaza con la llegada de los héroes a la isla), hace que sea una historia muy completa. ¡Enhorabuena!

    P.D.: no quiero ser tiquismiquis (yo soy el primero que, al escribir tan rápido, comete errores y agradece que se los avisen para poder corregirlos, así que espero que no te lo tomes mal, solo intento ayudar a mi manera), hay un "buen agarrado" que imagino que será "bien agarrado" y un "siempre con cortés" que supongo que sería "siempre cortés" o "siempre con cortesía". Te lo aviso porque, ya que es una obra de la que te tienes que sentir orgulloso y que imagino que guardarás para la posteridad, querrás tenerla perfecta. Tranquilo, yo a veces cometo errores peores por escribir sin revisar, e incluso revisando a veces se me saltan palabras. Es un horror mi torpeza xD.

    ¡Saludos, Peter! Ahora esperaremos impacientemente la Untold Story de Ariel por un lado, y la de los Agrabahenses por otro, si nos los destrozan en el 6x15 xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Charmed, sabes que me encantan tus tochos, pero si van dirigidos a mí o son por algo mío me gustan el doble (qué egocéntrico yo O.O).
      No sabes lo que me alegra que te haya gustado la historia y que me dediques el mejor cumplido: haber captado bien los sentimientos de Campanilla. Era algo que me preocupaba mucho. Con Pan no tanto, porque más o menos lo controlo después de 19 capítulos de fic dedicados a él xD (claro que ese fic es de hace 4 años y se nota muchísimo que no sabía escribir, más bien aprendí a escribir con él, se ve si lees el primero y pasas al último. Supongo que le tengo que dar las gracias a los two xD).
      Repasé las escenas 6x07 para confirmar que, en efecto, no teníamos noticia del poder que tenían los pimpollos/ vástagos/ retoños de TL. Les he dado ese poder porque me parece el más lógico y porque la Blue dice "creíamos que se había perdido con el hechizo", lo que significa que los coleccionan xD. Además de monja, botánica; veo un ship con Moe a la vista xD.
      El humor verde es la seña imposible de evitar del verdadero tipo de escritos que yo produzco xD. Mis historias tienden a ser como la vida misma: violentas y con algún momento de sexo bruto xD. Lo de Cupido de "chuparse" el dedo fue añadido del último momento xD.
      Terence es otro que me alegro que te haya gustado. Como no conocía al personaje (aunque parece que en otra vida fui productor de Disney, porque acerté con todo O.O) no quise darle mucha profundidad. Espero que te haya recordado al de la peli.
      ¡Voy a mirar esos errores O:!
      Más Untold Stories en camino. ¡Oído cocina!

      Eliminar
    2. Pues sí, siéntete satisfecho con Campanilla. Debo reconocer que durante un segundo me ha impactado un poco que Campanilla le pidiese a Pan tan decidida que la llevara con él, pero precisamente como a lo largo del relato has sido bastante preciso, se ha visto cómo Campanilla pasaba de la desesperanza a la esperanza y luego a la depresión/odio, y además Peter Pan es un verdadero comecocos que sabe cómo dar donde más duele y llevarse a la gente a su terreno, me ha resultado creíble esa reacción por parte de Campanilla, así que un gran acierto.

      En cuanto a MotherFlorist, Blurice, BlueFlorist o como se llamase el ship, ya veremos si lo desarrollan o no. ¿Colgará sus hábitos, la Blue? xD

      ¡Saludos!

      Eliminar
  8. Peter, el fanfic esta genual!.
    Lo que mas me ha gustado es que lo has hilado todo de forma que encaja perfectamente.
    Por cierto,me he reído mucho con la frase de Pan " tu madre,que es la que me hace los candelabros", muy buena,jajajaja.
    Si me lo permites, humildemente,me gustaría hacerte una sugerencia. Si vas a escribir mas fanfics, me encantaría leer uno sobre todo el tema de Lily,Maléfica y Briar Rose.
    Es que temo que,si al final cuentan esa trama en OUAT,meterán la pata. Seguro que la idea que tengas tu para resolver esa historia,sera mejor que la que tengan los productores xD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pregunto si lo de los "candelabros" lo entenderán en latinoamérica. No sé cual es el radio de alcance de esa expresión xD, pero salió sola jajajaja.
      Mira, sobre la 4ª temporada se me ocurrió contar en un fic toda la relación de Maléfica con la familia de Aurora, en plan flashback, y que la actualidad fuesen ella y Mulan rescatando el alma de Felipe. Lo empecé, pero los two dijeron que veríamos a Maléfica y Lily en la 5A y que veríamos lo del alma de Felipe y pues... Pues les creí xD, inocente de mí jajajaja. Así que posiblemente, si quedo contento con la historia, lo veamos.

      Eliminar
    2. No se si en latinoamerica entenderán esa expresión,la verdad, pero creo que al menos se capta enseguida que hay un doble sentido,jaja.
      Yo también fui inocente y les creí a los Two,jajajaja. De hecho, no solo una vez,sino todas las veces que han dicho que explicarían lo de Lily,y el alma de Felipe. Hace relativamente poco que he empezado a no creer todo lo que dicen en las entrevistas,aunque no puedo evitar hacerme ilusiones.
      Pues lo del fanfic de Maléfica,estupendo. Me sabía mal decirlo por si igual no habías pensado escribir un fanfic sobre ese tema,pero veo que si lo pensaste,me alegró. Espero que quedes contento con la historia,y poder leerla.

      Eliminar
  9. ¡Fantástico, Peter! Ojalá los two tuvieran al menos una cuarta parte de tu imaginación y supieran hilar de esa forma. Me ha encantado que utilices la historia de Campanilla para contarnos más sobre Úrsula. Es algo que los two llevan mucho sin hacer, eso de relacionar a dos personajes de cuento sin meter por medio a Rumple o Regina. También me gusta que hayas metido a Maléfica y ojalá escribas un fanfic sobre ella, porque su personaje ha sido uno de los más decepcionantes de la serie desde mi punto de vista. Además, en la Bella Durmiente hay que meter tres hadas, así que no estaría mal relacionarlo con la Blue o con Campanilla por ahí. Enhorabuena y gracias por el rato de entretenimiento que he pasado leyéndote.1

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Fiyero :)
      Los two ya parece que no salen de ese círculo que tienen de flashbacks Regina-Rumpel-Garfio, aderezado con alguno suelto de los Charmines y, muy muy muy de vez en cuando, de algún secundario que se aleja totalmente de la trama principal.
      Hay altas posibilidades de un cuento sobre Maléfica ^^ Así que estáis de suerte. En vistas de la buena acogida que ha tenido esta historia me animaré a hacer más "Untold Stories" ^^

      Eliminar
  10. AHHHH QUE HAS VUELTO A ESCRIBIR UN FIC ❤️ i love it. Donde se vota para hacer a Peter el que nos resuelva los cabos sueltos de los two. Una idea peter deberías hacer Fic de phillip, mulan, Percival AURORA, maléfica, cruella, Hyde, etc etc. esos personajes que nos dejaron la historia sin contar o a medias. ( yo haría la de mulan con Shang muy Gay / lesbi / Bi el de enamora de PING luego es mujer la sigue pero no es correspondido hasta que se encuentra con Belle y así o de Phillip que es Bi está enamorado de un hombre pero su metrimonio está arreglado con AURORA y cosas así ) PD: también te escribí en dm

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Alguna orden más, Mussolini? xD.
      Es broma.
      Voy a ir preparando uno de Felipe y Aurora, aunque no prometo nada. Eso sí, Felipe y Aurora son TL y el único ship real que tengo, así que no esperes esas locuras O.O

      Eliminar
    2. No vale es solo una idea. Me afectó el trío que iban a meter de mulan. Phillip y Aurora. Hombre pásame al dm el mapa que hiciste porque yo en geografia de esta serie voy de mal en peor Y si chico una orden una historia Gay 100% de Captian CHARMING y la despedida de soltero de hook jajajajaja XD aunque si sería bien que metieran una en la serie bien formada y no ese estrago de ruby y Dorothy

      Eliminar
  11. Sin palabras Peter jaja!!!! Pero en el buen sentido
    Te felicito!!!! Excelente trabajo no me sorprende lo bien hilado q tenes todo xq. tenes una computadora en la cabeza de la serie y los hechos lo cual te ayuda para esto
    Muchas gracias x compartirlo me pregunto cuanto tiempo te llevo ?
    Excelente beso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues dos días xD. El jueves escribí hasta que Peter recoge a Terence y el viernes el resto jajajaja.
      A veces no querría tener esa supercomputadora de la serie (ni de otras, que esto me pasa con todas), porque así no me daría cuenta de los fallos y sería feliz xD.
      Muchas gracias por leerla :) <3

      Eliminar
  12. PETER.
    Lo he disfrutado, de verdad. Me amenizaste la tarde. La parte que más me ha gustado ha sido el diálogo entre Pan y Campanilla, cuando este le ofrece una nueva vida en Nunca Jamás. Pega con la actitud que tiene Campanilla en el 06x14 y en el presente del 03x03. Y me gusta que haya sido Peter el que haya impulsado esos pensamientos en la cabeza del hada.

    Otro momento sin desperdicio ha sido la aparición del Hada Negra, eso sí.

    La reinvención del personaje de Úrsula me parece brillante, y me gusta que hayas decidido meterla en el fic.

    Y me ha gustado tu estilo de escribir, la esencia de lenguaje que usas. Un estilo ya formado. Muy guay.

    No me quiero poner muy tiquismiquis porque he disfrutado la lectura, pero ya sabes que yo considero Hamelín como parte del reino de lord LeGume, no del de Regina, que es donde se desarrolla la acción, ¿no?

    Por cierto, la Úrsula que aparece al principio es la hija de Poseidón, la semidiosa, pero, ¿a la que se refiere el juglar es a la diosa del mar, la que amenaza a Regina por personificarla, no? Si es así, brillante cameo/mención.

    Y ya que lo pide todo el mundo: siempre dispuesto a leerte otra vez, Peter.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Yon! A ver, por partes:
      Me alegro de haberte amenizado el domingo ^^ y me encanta que me digas, igual que Charmed, que he tratado bien la psique de Campanilla. Era lo que más me preocupaba.
      Para lo de Hamelín, voy a hacer un repaso aquí contigo a ver si nos aclaramos, porque me lío xD.
      Por el 3x04 sabemos que Hamelín está muy cerca del pueblo de Rumpel, que, dicho sea de paso, más que en un pueblo parece vivir en los arrabales.
      Los two dijeron que la ciudad portuaria del 2x04, 3x21, 3x05, etc. es Longbourn, osea, Rumpel vive a las afueras de esa aldea.
      Y se me ha olvidado por qué estoy razonando por esta parte, perdona, Yon xD. A lo que voy es que, entonces, Rumpel y esas ciudades están en el reino de Regina, porque en el 3x22 van y vienen al momento.
      Te voy a mandar por privado el mapa que hice, mejor ^^

      Sobre la Úrsula, sí, estaba pensando en la diosa cuando hice esa estrofa ^^

      Eliminar
  13. Me ha ENCANTADO ^^. Has captado la personalidad de Campanilla a la perfección... y me ha gustado la mención a Periwinkle (será el hada madrina de Elsa? O.O). Y Terence, también me ha gustado mucho :). Por cierto, has pensado alguna vez en hacer un Fic de Nova? Yo siempre he creído que Nova era Pulgarcita... tú que opinas? ;)

    Y no entendí por qué la Black se sobresalta al ver el rostro de Cupido (el cual también ha sido muy interesante).

    PD: Espero, como todos, el Fic de Aurora y Felipe <3.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas, gracias, Alice :)
      De nuevo, te agradezco también por el cumplido de la personalidad de Campanilla. Ains, que contento estoy ^^
      La verdad es que nunca he pensado mucho en la Nova de FTL, suelo pensar en sor Astrid y en lo imperdonable que es que nunca haya vuelto.
      Pues mira que rostro ve la Black lo dejo a vuestra imaginación xD. La he querido meter, pero sin contar mucho para no estropear el canon de la historia que le veamos pronto.
      Muchas gracias y un besito :)

      Eliminar
  14. Peter, esta genial el fic *_*
    Hace tiempo que no comentaba, oero tu fic merece la pena ^^. Me ha encantado como has hilado todo y como has aprovechado a todos los personajes, sobretodo a la pobre de Campanilla que vaya regreso mas insulso le han dado ¬_¬.
    Comparar la escritura actual de los Two con la tuya, es como comparar reggeaton con musica clasica.
    Lo repito. Muy chulo el fic, a ver si le das continuacion a lo de Ursula. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maenrest, muchas gracias :)
      Sí, la pobre Campanilla la trajeron para nada, pero después de lo de Eric de hoy casi que olvidamos este agravio xD.
      Obviamente, el reggeaton es mil veces superior... ¡Que no, que es broma!
      Pues no sabría qué decirte sobre Úrsula, porque no es un personaje que me llame mucho en realidad. Tal vez algún día haga una historia sobre el colgante de Rose, dijo de Ariel, en el 6x15 xD.

      Eliminar
  15. ¡EXCELENTE LINDO, ME ENCANTÓ!

    Es bastante entretenido, y se nota que el propósito principal es cubrir todos los baches que dejó el 6x14, lo cual se logró bastante. La descripción panorámica del comienzo es magnífica, y ya de por sí todas las escenas se imaginan con bastante claridad. Lo de Úrsula me dejó contrariada, porque hizo un papel muy bueno, pero hizo que me de aún más bronca su final feliz de la serie jeje. Tinkerbell en todo momento se le notaba su pesar por lo ocurrido con Regina, y se nota cómo gradualmente y con la presencia de Pan va pasando de la bondad a la rabia.

    Peter Pan, tu idolatrado Peter Pan "efebo" jejeje. No sé cómo no estaba ligando con Manolo en ese bar, y estuvo bueno eso de que tenía la boca manchada de leche XD. Pero en fin, también me encantó y me pareció bastante fuerte cuando lo mata a Cupido. Del tal Terence no sé nada, me tengo que poner a googlearlo, pero no me impidió disfrutar del relato.

    No sé, estuvo todo muy bien hilado para ser una historia autoconclusiva, y se aprecian un montón los guiños a Disney y especialmente a los textos ya dichos por Sexy Peter. Lo único que cuestiono, ¿él lo sabe todo y no sabía que James era en verdad Orgasming? Pero ése sería el único fallito.

    Apoyo lo que dice la mayoría, de un relato sobre los de la Bella Durmiente, de estos que comienzan y terminan. El favor personal que te pido, si puede ser, es que lo publiques un miércoles o jueves, porque a principios de semana se me junta con el capítulo, la review, la adrenalina y es un verdadero caos. Pero me encantó, te felicito.

    ¡Muchos besos, precioso mío!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Laura! <3
      ¿Te pareció bastante fuerte cuando lo mata a Cupido? ¿Acaso no recuerdas que en el fic de Neverland en cada capítulo había una muerte xD? Al menos esta no ha sido sangrienta.
      Tu sexy Peter se perdió el 1x06 de OUAT jajajaja.
      Mmm bueno, este se publicó un domingo porque lo envié un viernes y el fin de semana está esto más relajado. Veré qué podemos hacer.
      Besitos ^^

      Eliminar
    2. Laura, solucionado: Sabía que era David y no James, pero para no liar y distraer a Campanilla no se lo dijo, total, ¿para qué? :P #nospoilers

      Eliminar
    3. Sí, puede ser. Nunca fui especialmente morbosa (en el sentido sangriento jeje) pero algo me habrá pasado para que en los últimos años me haya vuelto más impresionable. Una única vez en mi vida me senté con mi Príncipe a ver Game of Thrones y no lo soporté, fue demasiado para mí. Creo que ahí mi sensibilidad aumentó.

      Pero volviendo al tema, tu relato era super excelente y bastante impredecible, pero a veces me perdía con el tiempo. Si ya a algunos les cuesta sostener la cronología en una serie audiovisual, imagina en un libro.

      ¡Besotes, lindo!

      PD: ¿MÍ SEXY PETER? ¿Enserio tienes el descaro de decirle "TU sexy Peter"?

      Eliminar
  16. Si OUAT estuviese enfocado hacia un público diferente, a uno que disfrute de series como Juego de Tronos (porque parecía que leía una mezcla de ambas series xD), este sería el tipo de historias que contarían, sin duda.

    Me gustó que utilizaras a personajes no tan vistos de la serie, y a la desaprovechada y mal usada Ursula, que acá fue vista con maldad pura. Lo que lleva a preguntarme, ¿cómo se conocieron ella y Regina, y porqué ese "odio" entre ellas? Nunca nos lo contaron. Y no, la Ursula que amenazó a Regina no fue la verde, porque esa le implantó miedo; en cambio con la verde, no le tenía nada de respeto.

    Por lo de Campanilla, se aprecia que hayas intentado arreglar el destrozo, pero no es lo mismo. Eso sí, como historia que nos cuenta el cómo dio a parar a Neverland, fue bastante buena. Nada pesada y todo bien hilado, y lástima por Cupido, pero estoy segura que existen más guardianes del amor por ahí.

    Debo añadir que tienes una bonita manera de redactar, y por lo que leí, te vas más por la "ficción realista", esa que aunque utiliza aspectos no-explicables, añade una atmósfera de suspenso donde la magia (en este caso) no es un elemento que lo arregla todo. No sé si me explico, pero no es lo mismo ver a una Ursula resentida por perder la voz y hacer maldades, a una que devora los cuerpos de aquellos que se perdieron en el océano; o mejor explicado, como en Juego de Tronos, donde sabes que hay dragones y magia, pero aún así todas las guerras son a puño y espada con muertes por doquier. Es un mundo ficticio, pero con grandes dosis de cierta realidad.

    Y no hace falta decir que el personaje mejor manejado fue Peter, y al que le diste bastante personalidad por ser tu favorito xD. No es algo malo, al contrario. Un personaje como él merece más desarrollo, lástima que no lo tendremos. Lo único que podría cuestionar es que no le haya dicho a Tinker la razón por la cual Regina llegó a Neverland, que la misma Tinker le dice que sabe porqué está ahí. xD

    En fin, gracias por compartir esta buena historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains, Miss ^^ Tenía ganas de saber si lo habías leído o no.
      Justo iba a comentar en la review lo del público de OUAT. Hace poco, en el cole, una niña de quinto me dijo que le encanta la serie y yo me quedé pensando "aquí algo falla". Pero lo cierto es que, desde que metieron Frozen, la serie se ha vuelto muy infantil.
      Y eso que dices de la magia que lo arregla todo es uno de los principales problemas de la serie. ¿Por qué Regina acosa a los pueblos buscando a Blanca si le podía preguntar al espejo y al momento materializarse allí? Luego se pueden desaparecer y aparecer todo el tiempo en todas partes, convertirse en otras personas (con lo guay que quedó el intercambio de cuerpos de Pan y Henry o la inyección que usó Jafar en Wonderland). No sé. OUAT es demasiado deus ex machina xD.
      Yo a Úrsula ya lo dije, la habría hecho tipo monstruo de Lovecraft. Pero ni los two sabrán por qué la metieron.
      Campanilla sabía por qué Regina estaba en Nunca Jamás porque había estado espiando a la panda ¿no? Al menos eso recuerdo yo.
      Y muchas gracias por comentar. Si se publica otra, aquí te espero :)

      Eliminar
  17. Te Felicito me ha hecho bien leer una buena historia! Gracias ☺

    ResponderEliminar
  18. Peter! Lo prometido es deuda; al fin pude leer tu Fan Fic! Me encantó! tus dotes de escritor salieron a relucir muy bien!

    No se te pasó ningún detalle, todo bien hilado. Excelente. Qué más te puedo decir que no te hayan dicho los demás comentaristas?

    Especialmente me gustó leer una historia relacionada a la T3 que con Peter como gran villano fue excelente. Espero que nos sigas deleitando con más historias. Y que como ya dije; si hay una T7, que despidan a los escritores (los malos al menos) y te contraten a ti! jajajajaja podemos hacerte la campaña en Twitter ;)

    Una petición muy especial; Puedes considerar un Fan Fic de Hook? No solamente porque sea mi personaje favorito, sino porque considero que le han enredado mucho su trama y le han sacado poco provecho en su pasado como Pirata. Pretty Pleeeeease!!!!

    Felicitaciones una vez más!

    Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, hola, Ana ^^ Muchas gracias por tus palabras. Podemos hacer la campaña acosando a Adam, claro. Seguro que el actor de Eric nos apoya si le prometemos protagonismo xD y la de Cora también, que ya la "conozco" xD.
      Sinceramente, uno de los flashbacks que siento obligados de la serie, igual que cosas como el alma de Felipe, que es lo más pedido, es cómo Garfio salió de Nunca Jamás y en qué consistió su trato con Pan. Ya he dicho por ahí que una Untold Story de Garfio tengo pensada, aunque, junto a la de Eric y Cruella, es de las que necesitan revisión.

      Eliminar
  19. Bueno Peter, ya lo leí y es un relato bastante bueno. Yo hubiera cambiado a Úrsula por Rumple y al rey George por Regina para que haya más presencia de regulares, pero es muy ameno, muy entretenido y tapa todos los posibles agujeros que dejó la aparición de Campanita de esta temporada. Evidentemente todo lo relacionado a Neverland te apasiona mucho y es tu área. Pero fundamentalmente agradezco que no estuvo Garfio, que se me está volviendo insoportable de pesado. Muy bueno, felicitaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, True! ^^
      Me alegro que te haya gustado. Mañana domingo habrá uno de La Bella Durmiente. Ojalá guste tanto como este :S
      La escena de George era con Regina, pero lo puse a él porque me di cuenta de que en la serie nunca vimos mucho de él atemorizando al pueblo. Y Úrsula... Bueno, quería que hiciese "algo", porque la que nos sacaron en la serie sólo cogió el pergamino de la maldición con un golpe de cadera jajajaja.
      Y sí, Nunca Jamás es mi debilidad y el Pan de OUAT me apasiona. Y no eres el único con sobredosis de Garfio jajajajaja. Tranquilo que en la Bella Durmiente no aparecerá tampoco.
      ¡Abrazo de gol!

      Eliminar

Queremos saber tu opinión, ¡deja tu comentario!
Notas y normas:
1. Debes tener CUENTA DE GOOGLE para poder comentar.
2. Respeta la netiqueta.
3.Puedes opinar lo que quieras (a favor o en contra de los episodios, personajes, guionistas, etc.) pero SIEMPRE respetando a los demás comentaristas.
4. Está PROHIBIDO PONER ENLACES en los comentarios.
5. Siempre que quieras comentar un spoiler en alguna entrada donde el tema no sea de Spoiler (por ej. en Curiosidades) indica SPOILER al comienzo de tu comentario.
Gracias.